Política

Tarifas: el presidente y el gobernador suben la tensión del debate

En el marco de la visita oficial del miércoles a la provincia, y a solas, Macri y Lifschitz ratificaron cara a cara sus respectivas diferencias.

Viernes 27 de Abril de 2018

Desde finales de 2015 la relación entre el presidente Mauricio Macri y el gobernador Miguel Lifschitz se caracterizó por sus altibajos y cierto recelo. Pero ahora parece haber ingresado a una zona de alta tensión, con la controversia por los tarifazos como telón de fondo. A tal punto, que ambos dirigentes no ocultaron sus respectivas diferencias el miércoles pasado, durante un tramo —a solas— de la visita del jefe del Estado nacional a la provincia de Santa Fe.

Si bien fueron pocos los testigos de lo ocurrido dentro de la camioneta que trasladó a Macri y a Lifschitz en el trayecto entre Armstrong y Las Parejas, fuentes ligadas a Balcarce 50 no ocultaron ayer a La Capital el malestar del primer mandatario por el posicionamiento público del jefe de la Casa Gris respecto de las tarifas.

"La frialdad fue absoluta entre ambos. Además, el presidente mostró mucha molestia y le recordó a Lifschitz que ya estaba al tanto de lo que iba a ocurrir con las tarifas, que se lo había explicado en su momento, y consideró incoherente que el gobernador saliera a decir que las políticas energéticas del país son incorrectas", deslizó un hombre del PRO, bajo estricta reserva de fuente.

Pocas horas antes, el socialista había objetado la jugada de la Casa Rosada para que las provincias eliminen los impuestos que cobran sobre los servicios públicos para atenuar la suba de las tarifas: "Esta administración tiene mucha habilidad para trasladarle el costo político a los gobernadores y las provincias. Ya lo hizo con la reforma previsional". Justo cuando Macri se preparaba para defender la medida en suelo santafesino, territorio opositor.

Sin embargo, los interlocutores de la vereda frentista describieron de otro modo lo vivido durante los casi veinte minutos que Macri, Lifschitz y el ministro de Producción nacional, Francisco Pancho Cabrera, compartieron en el vehículo. Aunque dieron a entender a este diario que, tras un breve diálogo entre el presidente y el mandatario provincial, las diferencias se cimentaron.

"Conversaron rápidamente sobre el presente de la agroindustria en general y, obviamente, también del tema tarifas. El presidente se mostró convencido de su estrategia y Lifschitz planteó la dificultad de la provincias para paliar la situación. Pero fue algo muy por arriba, nada especial", minimizaron por los pasillos de Gobernación.

Gestos

En la pública, hubo saludo formal y una debida toma de distancia (inmortalizada en las fotos oficiales) entre el presidente y el mandatario provincial durante la recorrida por la metalúrgica Crucianelli.

Pero todo indica que en privado se estableció un nuevo mojón en un vínculo pendular impulsado por el reclamo de Santa Fe a la Nación por la deuda histórica, por la ley de ART (a la que la provincia todavía no adhirió) y por la puja política de cara a las elecciones generales de 2019. Una historia con final abierto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario