Política

Suspendieron las negociaciones de Europa con Grecia por la deuda

El presidente de la Comisión Europea ordenó interrumpir el diálogo ante insalvables diferencias. El default quedó más cerca. Atenas exige una quita de sus obligaciones.

Lunes 15 de Junio de 2015

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, interrumpió una ronda de negociaciones que mantenía con Grecia sobre su deuda por insuperables diferencias entre las partes. No había acuerdo sobre las reformas que debe emprender Atenas, que a su vez reclama una quita de su enorme deuda. Fue la segunda ronda de negociaciones con Grecia que se viene abajo en menos de una semana: el pasado jueves, las conversaciones de Atenas con el FMI también terminaron abruptamente y sin resultados. Son muy malos augurios cuando la cuenta regresiva para evitar que Grecia caiga en default está corriendo. Antes de fin de mes debe pagar 1.600 millones de euros al FMI y recibir un último tramo de crédito de las instituciones internacionales para poder afrontar sus pagos corrientes, comos salarios estatales.

"Aunque se han hecho algunos avances, las conversaciones no tuvieron éxito, ya que continúa habiendo diferencias significativas entre los planes de las autoridades griegas y los requisitos conjuntos de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional", indicó un portavoz de la Comisión. Las tres instituciones enumeradas son los acreedores de Grecia, y hasta hace poco se las llamaba la "troika". Este término fue eliminado a pedido del nuevo gobierno de izquierda radical de Grecia, que asumió a fines de enero. Sin embargo, Grecia debe obligatoriamente seguir negociando todavía con ellos, dado que le prestaron casi 240.000 millones de euros desde 2010, cuando Atenas debió pedir el primer auxilio.

Ayer, los negociadores griegos tenían previsto presionar a sus acreedores por una reducción de la deuda, mientras del otro lado de la mesa Europa intensificó la presión para que Atenas ceda y haga reformas dolorosas. El FMI hizo saber a través de su economista jefe, Olivier Blanchard, que Grecia debe recortar sus jubilaciones, aunque sea salvando las más modestas, y recaudar más por IVA. De su parte, la UE debe dar el alivio de deuda que pide Atenas. Sería el segundo recorte de deuda para Grecia, que ya recibió uno en 2012.

El diario alemán Frankfurt Allgemeine Sonntagszeitung informó que Juncker advirtió al primer ministro Alexis Tsipras sobre el peligro de una salida del euro, el llamado "Grexit", cuando se reunieron en Bruselas durante la semana pasada. Cuando entregó instrucciones a su equipo negociador antes de que viajara a Bruselas, Tsipras dijo que podría aceptar compromisos, pero a cambio de una quita significativa de la deuda. Alguien al tanto de las negociaciones dijo a la agencia Reuters que las discusiones seguían adelante. Remarcó que Grecia no podía tomar más créditos sin alguna clase de condonación. Atenas afronta problemas inmediatos para pagar créditos. Desde mediados del año pasado la UE y el FMI tienen congelados los fondos de rescate. Además de los 1.600 millones al FMI, Atenas debe devolver 6.700 millones de euros en julio y agosto al Banco Central Europeo (BCE). Pero incluso si estas dos "crisis de liquidez" pueden ser superadas en el corto plazo, Grecia encara el escenario de tener que pagar por sus dos rescates, que suman 240.000 millones de euros, un factor que pesará sobre su economía por décadas. El equipo griego en Bruselas es liderado por el viceprimer ministro Yannis Dragasakis. El ministro de Finanzas griego, el polémico Yanis Varoufakis, fue apartado por exigencia de los acreedores "Las negociaciones en curso son difíciles. Las posiciones aún son muy divergentes. No es seguro si tendremos un resultado. A funcionarios de la Comisión Europea les preocupa que el acuerdo no sea alcanzado a tiempo", dijo una fuente. Poco después, Juncker anunciaba el levantamiento de las negociaciones.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS