Política

"Somos la plaza del reencuentro y la transformación de los argentinos"

“Somos la plaza del reencuentro y la transformación de los argentinos”, arengó Cristina ante una plaza de Mayo colmada en apoyo al gobierno en su disputa con el campo. La presidenta pidió que la acompañen en su gestión, destacó su compromiso con el pueblo, fustigó al sector agropecuario por el desabastecimiento a la vez que pidió conciliación.

Martes 01 de Abril de 2008

“Somos la plaza del reencuentro y la transformación de los argentinos”, arengó Cristina ante una plaza de Mayo colmada en apoyo al gobierno en su disputa con el campo. La presidenta pidió que la acompañen en su gestión, destacó su compromiso con el pueblo, fustigó al sector agropecuario por el desabastecimiento a la vez que pidió conciliación.

El acto comenzó a las 17.09 con el Himno Nacional en una plaza de Mayo totalmente cubierta. Los organizadores del acto calculan que son más de 150 mil personas las que se dieron cita en apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
“Si este no es el pueblo, el pueblo dónde está”, cantaba la gente momentos antes del inicio del discurso.

Cristina primero agradeció a la gente reunida, “a los miles y miles de argentinos y argentinas que vienen a defender a un país, no a un sector político”.

La presidenta recordó a continuación que hace apenas dos días que se cumplieron sus primeros 100 días de gobierno. “Nunca vi tantos ataques, insultos y ofensas a un gobierno surgido del voto popular. Parece que he cometido un pecado: haber sido votada por la mayoría en elecciones libres y democráticas. Además tengo otro pecado: ser mujer, y tengo mucho orgullo de ser la primera mujer que gobierna la Argentina surgida por el voto popular”.

Seguidamente hizo referencia al lock out patronal de un mes antes del comienzo de la dictadura en 1976. “Ese pasado que quiere volver, no va volver, porque este es otro país, más abierto, más democrático y tolerante”.

La presidenta llamó “la plaza del reencuentro y la transformación de los argentinos”, a todos los que participaron hoy del acto.  La presidenta afirmó también que “quiero en esta tarde de alegría decirles a ustedes que han venido por un consigna, el  apoyo al gobierno nacional y popular, y quiero decirles que además los hombres y mujeres que han venido lo han hecho en defensa de la patria, de sus trabajos, sus logros y sus ilusiones”.

Se preguntó hoy si los sectores agropecuarios que mantienen cortes de ruta en todo el país “pueden representar a los pequeños productores que todos los días luchan contra los pooles y las grandes concentraciones económicas”. “Hablemos claro, los argentinos, que si hablamos claro y con el corazón en la mano vamos a poder construir un país sin falsos enfrentamientos”, sostuvo.  En otro párrafo de su alocución se preguntó si "se puede representar al pueblo y desabastecerlo".

“Estamos en un momento histórico de la patria, nunca en 100 años de historia habíamos recuperado a la Argentina con este protagonismo”.  Al hablar en Plaza de Mayo, la presidenta dijo que “los empresarios están con sus fábricas abiertas, los comerciantes con sus comercios, los estudiantes en sus estudios”.

Cristina pidió hoy a los argentinos que “sepamos defender con democracia y con inteligencia las conquistas que  hemos logrado en estos cinco años”. “Que no nos arrebaten el presente y el futuro. Muchos de  nosotros venimos de historias diferentes, pero lo importante no es  de dónde se viene, sino adónde vamos todos juntos”, enfatizó la presidenta durante un acto en Plaza de Mayo.

La presidenta afirmó hoy que “si algunos los hace felices agraviarme, lo hagan, pero por favor no agravien al pueblo” y  reclamó que “este es un proyecto de inclusión social y de redistribución del ingreso”.

La presidenta sostuvo también que “lo importante no es de dónde se viene sino hacia dónde vamos todos juntos argentinos” y  agregó que “este país ha vuelto a recuperar la fuerza del trabajo y la autoestima nacional y no hay que desaprovechar esta  oportunidad”.

Cristina dijo hoy que “hay costos personales que pagar”, y remarcó que “cuando uno elije el camino del pueblo, el de los derechos humanos, el de una sociedad más justa y equitativa, las cosas siempre se hacen más difíciles”. “Pero tengo la convicción y la fuerza y tengo el coraje para llevar adelante el mandato que me confió el pueblo argentino. No los voy a traicionar”, sostuvo.

"Sé que siendo mujer me va a costar un pco más, pero tengo ejemplos de otras mujeres, allí están con un pañuelo blanco en la cabeza. Ellas demuestran que con objetivos y con ideales son capaces de vencer las adversidades más terribles", dijo Cristina refieriéndose a las madres de plaza de Mayo.

La presidenta tuvo una inflamada despedida, ya que pidió por Argentina, "por trabajo, por inclusión social, por los que aún tienen hambre y por todo lo que falta todavía".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario