Política

Sin Scioli, los candidatos opositores hicieron sus propuestas de gobierno

 Macri, Massa, Stolbizer, Rodríguez Sáa y Del Caño presentaron sus propuestas de cara a los comicios del 25 de octubre. El candidato del FpV fue el único ausente.

Lunes 05 de Octubre de 2015

El primer debate presidencial de la historia quedó limitado anoche a una exhibición de las propuestas de los cinco postulantes de la oposición ante la declinación de participar del oficialista Daniel Scioli , quien prefirió evitar ser el blanco común del resto de sus competidores. Sin el candidato del Frente para la Victoria (FpV), y en el marco de un riguroso sistema en el cual no se permitió la interacción entre los contendientes, el saldo de las dos horas de debate fue de escasos cruces y cuestionamientos directos, la elusión de los dardos más picantes, y una sensación que quedó flotando en el ambiente de haber tenido un efecto neutro para las chances de cada uno de cara al 25 de octubre.
  Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA), Nicolás del Caño (Frente de Izquierda, FIT), Margarita Stolbizer (Progresistas) y Adolfo Rodríguez Saá (Compromiso Federal) se prestaron al primer debate presidencial televisado en el país, organizado por la ONG Argentina Debate y realizado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
  En el escenario se dispusieron seis atriles, que ocuparon cada uno de los cinco opositores y quedando vacío el que le correspondería a Scioli, haciendo rememorar la famosa “silla vacía” que dejara Carlos Menem en el programa de TV de Bernardo Neustadt previo a la elección presidencial de 1989, donde su contrincante era el radical Eduardo Angeloz. De la misma forma, la ausencia con aviso de Scioli lo dejó en la centralidad de la tenida. La organización incluso decidió, ante la ausencia del gobernador bonaerense, que los candidatos pudieran hacer uso de 30 segundos para referirse al tema que desearan, pero la mayoría optó por usar ese tiempo para pegarle al ausente.
  El más histriónico en referirse a la ausencia de Scioli fue Massa quien sorprendió al hacer “30 segundos de silencio”, ya que consideró que “le faltó el respeto a todos”.
  Stolbizer, al igual que sus contertulios, criticó la ausencia de Scioli. “Es difícil cuestionar a un fantasma escondido detrás del atril”, ironizó señalando el espacio vacío reservado para el oficialista.
  Macri fue el que exhibió el perfil menos confrontativo, pero no se privó de aludir a la ausencia de Scioli. “Se ve que en el Frente para la Victoria están con problemas para definir quién gobernará si no es Cristina (Kirchner)”, ironizó Macri. Y dijo que no saben “si será Scioli, Carlos Zannini o La Cámpora” los que comanden el Ejecutivo.
  Sin Scioli, los aspirantes trataron de repetir sus propuestas y buscar alguna contradicción en sus rivales en el novedoso sistema de hacer una pregunta a alguno de sus contrincantes, todo surgido de un sorteo. Pero tanto formalismo terminó por planchar el clima del debate.
  Entre los momentos más calientes, quedó el reproche de Massa a Macri por “acusar y descalificar” a su fuerza “en los últimos días”, ante lo cual el líder del PRO aseguró que esa “chicana” le hacía “recordar a los diez años del kirchnerismo”.
  El izquierdista Del Caño, a su turno, fue el que definió con más nitidez su perfil y cuestionó que Massa reclame “presentismo docente” mientras faltó “al 90 por ciento de las votaciones” en Diputados. Massa acusó al dirigente de “mentir” y chicaneó que en la Cámara baja realizó propuestas serias y no la declaración del “Día de la Mermelada”.
  El diputado del PTS también cruzó a Massa por su propuesta para combatir el narcotráfico. “Su proyecto es sacar el Ejército a la calle es irresponsable. Es llevarlo a los barrios pobres. Pero donde los narcos están es en Nordelta (el country más grande del país, ubicado en Tigre), en los barrios ricos”, sostuvo Del Caño.
  En cuanto al tópico de la Justicia, los moderadores plantearon a los candidatos la situación de vacantes en la Corte Suprema, sobre lo cual el único que se definió fue Rodríguez Saá, quien dijo que los lugares en el alto tribunal deben cubrirse “con un acuerdo patriótico” de todas las fuerzas políticas.

“Muchas veces toman un tono de agresión”, dijo Scioli

El gobernador bonaerense y candidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, justificó ayer su negativa a ir al debate con sus contrincantes electorales al asegurar que “toman, muchas veces, un tono de agresión”.
  Además, el bonaerense fustigó a sus rivales de UNA y del PRO al sostener que “hay muchos que promueven el debate, pero en su momento no lo hicieron, como (Sergio) Massa con (Eduardo) Duhalde u (Horacio Rodríguez) Larreta con (Martín) Lousteau”.
  Scioli destacó que, “en el fondo, el debate es el marco en el que se pueden dar a conocer las ideas de cada uno”.
  Consultado sobre por qué se resistía a participar del debate, el candidato oficialista admitió: “Toman, muchas veces, un tono de agresión y no corresponde eso con el espíritu de lo que espera la gente”.
  “Al debate lo respeto. Más allá de las buenas intenciones de la organización, no voy a ponerme a cuestionar”, agregó. Y prometió: “Me esforzaré cada día más para que la gente sepa que quiero ser presidente y cuáles son mis intenciones”.
  “Yo me la banco, no soy quejoso”, completó Scioli. Respecto de su relación con algunos de los candidatos, de los cuales era cercano y amigo, sentenció: “Soy una persona integradora, ando por la vida sin rencores”.
    Asimismo, el postulante a la Casa Rosada pidió a sus rivales discutir “ideas y cuáles son los grandes objetivos por delante”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS