Política

Sin Lifschitz, comenzó a crujir el Frente Progresista

Radicales hablan de un fin de ciclo y de reformular el espacio opositor. Barletta se lanzó como senador. El socialismo reivindica la histórica coalición y ratifica la toma de distancia del kirchnerismo y de JxC

Lunes 17 de Mayo de 2021

El tiempo es veloz. El título de la canción de David Lebón sintetiza el estado de situación en el Frente Progresista (FPCyS), donde a una semana de la muerte de Miguel Lifschitz —el gran ordenador del espacio—, el radicalismo planteó ayer un fin de ciclo y fogoneó una nueva “alternativa potente” kirchnerismo. Incluso, el contexto fue aprovechado por Mario Barletta para lanzar su candidatura a senador nacional. Pero el socialismo defendió la coalición que gobernó doce años la provincia y anunció que dialogará en breve con todas las fuerzas políticas que, hasta ahora, le siguen dando cuerpo a esa construcción.

La primera señal afloró el jueves pasado, durante las negociaciones por las autoridades de la Cámara baja santafesina: los radicales fueron por la vicepresidencia primera del cuerpo que condujo Lifschitz hasta antes de su muerte por Covid-19, casillero que el peronismo pretendía renovar, propiciando una reconfiguración de fuerzas legislativas. Las tratativas pasaron a un cuarto intermedio hasta el jueves próximo.

Pero el senador provincial Felipe Michlig (NEO) formalizó un pronunciamiento en el que hizo hincapié en que “la UCR trabajará para unir la oposición al kirchnerismo” y recordó que, en torno a la figura de Lifschitz, "se estaba trabajando herramienta política que permita un triunfo en la elección nacional y siente las bases de la alternancia en el gobierno provincial”, al que fustigó (“Omar Perotti tiene una de las peores imágenes positivas en el ránking nacional”).

Para Michlig, la muerte de “el único gran elector que le quedaba a la provincia cierra un ciclo político que impone nuevos desafíos a la oposición al peronismo: recrear la organización en torno a programas comunes y dotarla de nuevos liderazgos”.

Lo que era fácil de hacer por la presencia política de Lifschitz, ahora requiere de mayores articulaciones y diálogo entre actores políticos de distintos orígenes, que comparten nuestras preocupaciones y el legado de Miguel en el ideario de aspirar a tener una provincia mejor”, concluyó.

Desde principios de año los radicales vienen impulsando un frente amplio que constituya una alternativa a los gobiernos provincial y nacional, lo que implicaría actuar juntos en las elecciones de mitad de mandato y tender puentes con los partidos que conforman el FPCyS y el macrismo.

Vía Twitter, el diputado provincial Maximiliano Pullaro potenció esa chance: “La UCR trabajará para unir la oposición al kirchnerismo. Debemos escuchar la demanda de amplios sectores de la sociedad que piden confluir en un espacio común que defina un programa de desarrollo y le ponga un freno al «vamos por todo»”.

https://twitter.com/maxipullaro/status/1393978690413998082

Otro radical, Barletta (grupo Universidad), sorprendió en redes sociales anunciando que será candidato a senador nacional. Y añadió: “No voy a descansar un solo minuto tratando de construir un gran frente que reúna a toda la oposición. Es lo que pensábamos hacer junto a Lifschitz y otros dirigentes”.

“Es el gran desafío. Por eso, convoco sin especulaciones, sectarismos ni divisiones a todos los partidos, especialmente al socialismo, al PRO y a la Coalición Cívica (CC) para que, junto a la UCR, nos unamos para un nuevo tiempo”, concluyó el ex embajador argentino en Uruguay durante el gobierno de Mauricio Macri.

https://twitter.com/barlettamario/status/1394004726945959939

Lifschitz, acicateado por su rol de gran lector en la coalición progresista, se encaminaba a una candidatura a senador nacional, a la vez que mantenía a raya toda otra pretensión de sus aliados. Pero su muerte modificó el escenario político santafesino y, rápidamente, el radicalismo reactivó su jugada inicial.

La réplica

Sin embargo, el diputado nacional Enrique Estévez, quien acaba de asumir su segundo mandato al frente del Partido Socialista (PS) de Santa Fe, tomó distancia de la movida radical.

“Vamos a dialogar en estos días con todos los partidos del FPCyS. Creemos que el proyecto progresista de Santa Fe tiene mucho para dar, para crecer y ser alternativa al peronismo. El socialismo seguirá apostando a sumar a esa idea”, aseguró a La Capital.

Estevez.jpg
Estévez, jefe del socialismo provincial, defendió el “proyecto progresista”.

Estévez, jefe del socialismo provincial, defendió el “proyecto progresista”.

En sintonía, la flamante titular del PS a nivel nacional, Mónica Fein, ratificó el curso: “Hay que dialogar con todos, pero no creo que nuestro proyecto sea una coalición con Juntos por el Cambio (JxC) ni con el Frente de Todos (FdT)".

La ex intendenta de Rosario sostuvo que el objetivo es “fortalecer el socialismo en cada distrito y buscar a sectores con los que hay diálogo histórico como el GEN, Libres del Sur y otros nuevos, como peronistas federales o independientes”.

En paralelo al pronunciamiento de los dirigentes de la UCR, el diputado provincial Fabián Palo Oliver (radical frentista) tuiteó: “Lifschitz dejó un legado, fortalecer el FPCyS. Es un enorme desafío y lo afrontaremos quienes estamos dispuesto a defender los principios, el programa y los logros de las gestiones realizadas en los gobiernos de Hermes Binner, Antonio Bonfatti, Miguel y centenares de jefes comunales”.

Para el Frente Progresista también serán determinantes los próximos movimientos del intendente de Rosario y líder de Creo, Pablo Javkin, a partir de un impensado y doloroso barajar y dar de nuevo en la coalición opositora.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario