Política

Sigue la polémica por el pase a retiro del general Milani

El gobierno negó que haya sido por las causas judiciales del  teniente general César Milani. Opositores afirman que lo desplazaron porque “construía poder propio”.

Jueves 25 de Junio de 2015

Funcionarios nacionales negaron ayer que el pase a retiro del ahora ex jefe del Ejército teniente general César Milani se deba a su situación judicial y aclararon que ese ámbito “no era motivo de preocupación especial”, aunque para la oposición y organismos de derechos humanos era “una mochila pesada” para el gobierno y “un delincuente”.
  Según el ministro de Defensa, Agustín Rossi, Milani “entendió que había llegado el fin de su ciclo” en el ejército, y afirmó que las causas judiciales en las que está involucrado no eran “motivo de preocupación especial” para el Ejecutivo.
  Además, Rossi descartó que el militar retirado “vaya a ocupar otro puesto” en el gobierno, y consideró “una conjetura” las versiones sobre que Milani podría pasar a la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).
  “Sólo tengo palabras de agradecimiento y reconocimiento para Milani”, subrayó Rossi, e insistió que “anunció su pase a retiro por cuestiones estrictamente personales”.
  Sin embargo, la precandidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, aseguró que el militar es un “delincuente” que “tiene que estar preso”, mientras que el premio Nobel de la paz Adolfo Pérez Esquivel reconoció que era una “mochila” que “hace tiempo que era pesada” para el kirchnerismo.
  El gobierno oficializó anteayer el “pase a retiro voluntario” de Milani y su reemplazo por el general de división Ricardo Cundom. Ese mismo día el entonces jefe del Ejército —investigado, entre otras cosas, por la desaparición del conscripto Alberto Ledo, en 1976— había pedido su pase a retiro por “razones estrictamente personales”.
  Por su parte, el fiscal federal Jorge Di Lello aseguró que en la causa por presunto enriquecimiento ilícito contra Milani “no había” prevista “una medida sorpresiva” (que podría haber “apurado” su salida), aunque advirtió que “a la brevedad va a estar” terminado un “informe contable” de la Procuración sobre su situación patrimonial.
  Por su lado, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, pidió que “no le den más vueltas” al asunto, y recordó que Milani “ha dicho que pedía el retiro por razones personales; y no tengo mucho más para decir. ¿Por qué hay que buscarle le vuelta a esta cosas?”.
 
Delincuente. Por el lado de la oposición, Carrió acusó al ex jefe del Ejército de ser “un delincuente” que “debería estar preso” y adujo la decisión de la mandataria Cristina Fernández de sacarse de encima a los “desleales” porque —consideró— “en el fondo”, él “estaba construyendo poder propio”.
  Además, comparó a Milani con el fallecido jerarca de la dictadura Emilio Massera, emblema de la represión ilegal de los años 70, y aseguró que “este hombre tiene que estar preso por violar la seguridad interior y por delitos de lesa humanidad”.
  En tanto para Pérez Esquivel, el ex jefe del Ejército pidió su retiro “por cuestiones políticas”, y aseguró que su situación al frente de la fuerza era una “mochila” que “hace tiempo que era pesada” para el kirchnerismo por el duro cuestionamiento al militar desde distintos sectores , y se quejó de que “el gobierno tomó la política de derechos humanos del 76 al 83, y ahí cerró”.
  Por su parte, la titular de las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Nora Cortiñas, insistió en que el militar retirado “tiene que presentarse a la Justicia” para declarar en un juicio por su presunta vinculación con delitos contra los derechos humanos ocurridos en la década del 70 en las provincias de La Rioja y Tucumán.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS