Política

“Si lo de la inseguridad me pasaba a mí, me colgaban del Monumento”

El senador nacional  por el justicialismo Carlos Alberto Reutemann criticó la política de seguridad del gobierno socialista. Rechazó volver a ser candidato a gobernador.

Miércoles 29 de Octubre de 2014

El senador nacional Carlos Reutemann (PJ) criticó con dureza la política de seguridad del gobierno de Antonio Bonfatti y dijo que la inseguridad “se desmadró” en la provincia por la inoperancia de las administraciones socialistas que gobiernan Santa Fe desde 2007. “Si a mí me hubiera pasado lo que está pasando con la inseguridad, estaría colgado del Monumento a la Bandera”, le dijo el Lole a La Capital.
  Reutemann evaluó que la inseguridad que combina el delito y el narcotráfico está descontrolada, sobre todo en Rosario y en la ciudad de Santa Fe, y que a esta altura no sirven las excusas de la administración socialista. “No asumieron ayer, hace ocho años que son gobierno y todavía no le encuentran la vuelta a un tema grave y central, que es brindar seguridad a todos los santafesinos”, razonó.
  “Yo, por mucho menos que eso, la pasé bastante mal en mi gobierno”, insistió el ex gobernador al hacer referencia a los altos índices de muertes violentas y de hechos de inseguridad que registran las dos principales ciudades de la provincia. “La cantidad de muertos en Santa Fe es la historia negra del socialismo”, amplió.

Red de comunicación. Según el senador, el socialismo “tiene una red de comunicación que le da mucha protección” y eso evita que sus principales dirigentes paguen un alto costo político frente a la sociedad. “Por eso digo que si yo estuviera ahí (al frente de la Gobernación), ya estaría colgado del Monumento”, insistió.
  Reutemann dijo que no sirve como excusa decir que el problema de la droga es de competencia federal, puesto que la provincia está atravesadas por rutas nacionales por donde ingresan los estupefacientes. “Cuando a uno lo eligen gobernador, lo eligen con ruta y todo”, ironizó.
  “Se nos filtró la droga en la provincia y el gobierno socialista ha cometido serios errores, y uno de los principales es no haber tenido información de inteligencia. No digo que sea tarde para corregir esto, pero uno observa que se ha desmadrado”, dijo, y puso como ejemplo lo que, a su entender, está sucediendo en los barrios de Rosario y Santa Fe: “Hay que desarmar lo que ya está instalado. A los chicos les resulta más beneficioso trabajar en un búnker que ser asistidos por un plan social”.
  Según Reutemann, el panorama es sombrío y no se advierten soluciones a la vista. “La gente vive con un miedo tremendo. Acá, en la ciudad de Santa Fe, cuando uno va en auto y ve que atrás viene una moto le entra el pánico, porque no se sabe si lo van a robar o matar. Lo mismo pasa en Rosario, donde la gente tiene temor hasta de parar en un semáforo”, argumentó.

Tópicos. Por fuera de la problemática de la seguridad, Reutemann también dejó conceptos a  La Capital sobre la situación del PJ santafesino y la marcha del gobierno nacional.
  Sobre el primer tópico, el ex gobernador admitió que fue invitado a participar de la reunión en la que participaron, hace diez días en Rosario, Agustín Rossi, Alejandro Ramos, Omar Perotti y el titular partidario José Luis Freyre para tratar de buscar la unidad. En ese cónclave también fue “incluida” María Eugenia Bielsa, pero la ex vicegobernadora aseguró que no participó. “No tenía nada que hacer en esa reunión, yo no soy candidato a nada. Tampoco me interesa volver a ser gobernador”, se excusó, aunque concedió que “los muchachos” están haciendo todo el esfuerzo posible para llegar a un acuerdo para las elecciones del año próximo.
  Reutemann dijo que hace un mes mantuvo un contacto con Juan Carlos Mazzón, el histórico operador peronista, y que hablaron sobre la necesidad de unir al peronismo santafesino para pelearle el poder al Frente Progresista. “Pero esto es clásico del peronismo, muchas opiniones, divisiones internas. El único que podía alinear a todas las partes del peronismo era el general Perón, y ya no está”, graficó.
  Además, relativizó que él mismo pueda ser el garante de la tan mentada unidad del PJ provincial. “No tengo ni el lápiz ni la chequera”, cortó en seco.
  En el plano nacional, confirmó que tiene una relación nula y distante con el kirchnerismo desde el conflicto con el campo, en 2008, y que por ese motivo lo mandaron al “frío de la Siberia”.
  “Para el kirchnerismo, si sos un adversario te convertís en un enemigo”, dijo, y razonó que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner cometió el error de “no abrir el juego” cuando fue reelecta, en 2011, con más del 54 por ciento de los votos. “Fueron por todo y se quedaron con poco, además de la inflación, los índices elevado de pobreza y los casos de corrupción que afecta a su gobierno”, sentenció el senador por Santa Fe.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario