Política

"Si Binner aspira a ser presidente debe saber cómo manejar esas situaciones"

María Eugenia Bielsa criticó que el gobernador Hermes Binner no haya hablado por temor a los silbidos. "No hubo silbidos, así que estamos hablando de un supuesto", dijo y apuntó a Lamberto considerando su actitud "de poca clase".

Martes 21 de Junio de 2011

La concejala rosarina y primera candidata a diputada provincial, María Eugenia Bielsa consideró una actitud "de poca clase que el diputado (Raúl) Lamberto nos acuse con nombre y apellido de algo que no tenemos nada que ver", con relación al acto del 20 de Junio.

"Es un infundio lo que dijo el diputado, creo que está en el marco de la campaña", manifestó Bielsa en el programa "La que se viene" de La Ocho en relación a dichos de Lamberto quien dijo que ella debería haberse preocupado por las causas que hicieron imposible que el gobernador Hermes Binner hable.

"Está tan lejos de la verdad y es tan engañoso lo que le comunican a la gente", se quejó Bielsa. "Creí que el gobernador iba hablar después de la presidenta. Me pareció raro que cambiaran las reglas del protocolo. Creí que era un acuerdo porque la presidencia tenía que viajar y había problemas con el avión", declaró.

"No hubo silbidos, así que estamos hablando de un supuesto. La polémica se desató por si lo silbaban a gobernador. Alguien que aspira a ser presidente de la Nación (todos los que estamos en política sabemos que nos pueden silbar) tiene que saber cómo resolver estas situaciones", opinó.

"Él sabía que era un acto de nuevo tipo. Si bien Cristina no lo anunció públicamente (pero hay dos candidatos a presidente conduciendo el acto) no hubo tensión. Me pareció un acto con un clima de alegría, donde los rosarinos le pudieron expresar a la presidenta su cariño y apoyo. No es un momento cualquiera. La presidenta está decidiendo si va a volver a ser candidata. Ese acercamiento de la gente tenía que ver con un respaldo".

"De la misma manera en que había un respaldo a Cristina también podría haber apoyos a Hermes Binner entre el público. La verdad me parece poca clase política que el diputado Lamberto nos acuse con nombre y apellido de algo de lo que no tenemos nada que ver. Fue un acto de espontaneidad afectiva de la gente con la presidenta y una decisión del gobernador de no hablar", cerró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario