Política

Severo desmintió a Alak por las razones de su secuestro

El testigo clave negó que exista una relación entre su secuestro y la aplicación de la ley de medios audiovisuales, como había dicho el ministro de Justicia, Julio Alak.

Domingo 07 de Octubre de 2012

Alfonso Severo, el testigo del juicio por el crimen de Mariano Ferreyra que estuvo desaparecido durante 24 horas, negó que exista una relación entre su secuestro y la aplicación de la ley de medios audiovisuales, como había dicho el ministro de Justicia, Julio Alak.

   Severo afirmó que "será responsabilidad del ministro lo que diga él" y consideró que "debe tener algo para decir lo que dice", luego de que relacionara su secuestro con el conflicto en torno a la eventual entrada en vigencia de un artículo clave de la ley de medios: el de la desinversión.

   "De ese tema no sé absolutamente nada", aseguró el testigo en referencia a la discusión en torno a la ley de medios, al tiempo que evaluó que su secuestro se debe a que "hay gente que todavía está viviendo en el pasado y se equivoca".

   El último viernes, Alak pidió "investigar" la "aseveración" que hizo el testigo acerca de que su secuestro era un "mensaje para la presidenta" Cristina Kirchner en medio del conflicto por la ley.

   "Se está denunciando un hecho gravísimo, porque denuncia que se está creando una suerte de situación institucional delicada para amedrentar a la presidenta, al gobierno y al Parlamento para que no avance en un acto decisivo como es dar por cumplido el proceso de desinversión, que tiene que finalizar el 7 de diciembre y cumplir el multimedios Clarín", había dicho Alak.

   Severo reiteró que su secuestro fue un "mensaje para la presidenta", y así lo explicó: "El mensaje es para ella porque lo que me decían (los secuestradores) es que no me iba a salvar ni la presidenta ni los derechos humanos. Si yo aparezco vivo es un problema para la presidenta, si aparezco muerto, es un problema para la presidenta. Siempre termina en lo mismo".

   Por otra parte, Severo le restó importancia a las versiones que hablan de un presunto "autosecuestro" y sostuvo que "el que duda, que siga dudando". "Miedo nunca tuve y si hay algo que quiero hacer es declarar en esta causa", aseguró.

   El testigo del juicio también brindó más detalles sobre su desaparición. Dijo que no podía ver porque le pinchaban los ojos y que ese fue el único momento en el que tuvo miedo.

   "En ningún momento estuve vendado pero no los vi porque estaba tapado con una alfombra", añadió.

   También dijo que dejó de tener custodia policial porque le pareció que "se había calmado". "Yo no la pedí sino que la asignaron. Yo les dije: «muchachos, si quieren levántenla»", agregó.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS