Política

Servini de Cubría frenó la elección de consejeros de la Magistratura

Reforma judicial. Declaró inconstitucionales cuatro artículos de la ley que modifica el órgano que promociona y remueve jueces. Es una resolución de fondo.  

Miércoles 12 de Junio de 2013

La jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría suspendió anoche la elección popular de representantes del Consejo de la Magistratura y declaró inconstitucional la ley que introdujo las reformas en ese organismo encargado de promover y remover jueces.

A última hora ayer, poco después de las 22, Servini de Cubría firmó una resolución que supera las 30 carillas y en la cual resolvió "el fondo de la cuestión", por lo que ahora el gobierno nacional podrían interponer un per saltum para llegar a la Corte Suprema de Justicia.

Servini de Cubría suspendió la elección popular de los representantes del Consejo, una de las reformas sumada a aquella que incrementó el número de miembros de 13 a 19.

La jueza, en una decisión de la que se venía hablando, y mencionando como probable en los últimos días, declaró la inconstitucional de los artículos 2, 4, 18, y 30 de la ley 26.855, la cual introdujo reformas en el organismo, clave en el andamiaje judicial.

El artículo 2 es el que incrementa de 13 a 19 los miembros (tres jueces, tres abogados, seis representantes del ámbito académico, seis legisladores y uno del Poder Ejecutivo) y el 4 prevé la elección popular de los consejeros (acto programado para realizarse en las primarias obligatorias de agosto próximo).

En tanto, el 18 es el de las elecciones y establece que "el acto eleccionario de los integrantes del Consejo de la Magistratura se celebrará de manera conjunta y simultánea con las elecciones nacionales para cargos legislativos".

Asimismo, decretó inconstitucional el 30 de la norma, referido a "la promulgación de la presente ley".

La jueza falló sobre dos de los cinco amparos presentados: uno formulado por Jorge Rizzo, presidente del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y quien lo hizo a titulo personal, y aquel presentado por el apoderado del Partido Demócrata Cristiano de la Argentina, Carlos Lionel Traboulsi.

Aún Servini de Cubría debe resolver otros tres amparos, entre ellos el que presentó la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia nacional.

La decisión de la jueza fue luego que le corriese vista al gobierno nacional para que defienda su posición sobre la reforma judicial aprobada por el Congreso nacional, y al volver de licencia el lunes pasado.

Ahora, el gobierno podrá apelar ante la Cámara Nacional Electoral o bien por medio de un per saltum ante la Corte Suprema.

Su presidente, Ricardo Lorenzetti, había asegurado días atrás que de llegar un primer caso al tribunal lo resolverán inmediatamente.

A las urnas. El fallo abre un interrogante sobre las próximas interna. Ante esta posibilidad, el director nacional electoral, Alejandro Tullio, había dicho asegurado que "las elecciones primarias se harán igual con las categorías que no tengan una traba legal".

También dijo que, llegado el caso de suspenderse la elección para miembros del Consejo de la Magistratura, "no se incluirá ese cuerpo de boleta".

Antecedente santafesino. Como un adelanto de lo que iba a resolver Servini de Cubría, anteayer (se conoció ayer) el juez federal santafesino Francisco Miño, que subroga a su colega del Juzgado Federal Nº1 de la capital provincial, Reynaldo Rodríguez, quien tiene competencia electoral pero está con licencia, había fallado la "inconstitucionalidad" de la ley 26.854, que limita la aplicación de medidas cautelares contra el Estado, y, sobre la base de este fallo, también se había expedido sobre la cuestión de fondo de una cautelar presentada por la UCR santafesina contra la ley de reforma al Consejo de la Magistratura.

En sus fundamentos, el juez Miño había señalado que la normativa "rompe con el equilibrio exigido por nuestra Carga Magna" y "refleja una hegemonía política que contraría el espíritu de la Constitución nacional".

"Damos por hecho que están suspendidas las elecciones de consejeros", declaró ayer el presidente de la UCR provincial, Mario Barletta, no bien se conoció el fallo de Miño.

Tras el fallo de Servini, al gobierno le queda el recurso de la Corte como última instancia para salvar una de las claves de su propuesta para "democratizar" la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario