Política

Seguidilla de ataques y escraches a legisladores

Los hechos tuvieron como nexo las reformas previsionales impulsadas por los gobiernos nacional y de Buenos Aires.

Viernes 22 de Diciembre de 2017

Varios escraches, amenazas y ataques ocurrieron en los últimas horas contra legisladores de diversas fuerzas políticas, en una semana marcada por los hechos de violencia registrados durante las masivas protestas callejeras contra la reforma previsional en los alrededores del Congreso nacional.

Los diputados nacionales Martín Lousteau, Gabriela Burgos y Osmar Monaldi y la legisladora bonaerense Carolina Píparo fueron blanco de agresiones, en formato de escraches y amenazas, que tuvieron un nexo vinculante con las reformas previsionales impulsadas por los gobierno nacional y de esa provincia.

Entre el miércoles de la semana pasada y el lunes, durante las protestas contra el proyecto oficial, los legisladores nacionales Mayra Mendoza, Matías Rodríguez y Horacio Pietragalla (Frente para la Victoria, FpV), Victoria Donda (Libres del Sur) y Leonardo Grosso (Movimiento Evita) denunciaron que fueron reprimidos por agentes de las fuerzas de seguridad en los alrededores al Parlamento.

A su vez, el diputado nacional de Evolución Radical Martín Lousteau sufrió el miércoles una agresión por parte de un grupo de manifestantes que protestaban contra la reforma previsional del Banco de la Provincia de Buenos Aires (Bapro), cerca del Congreso.

Luego de recibir muestras de solidaridad y de repudio de parte de colegas de otras bancadas, Lousteau advirtió sobre la existencia de un "estado de ánimo de tensión y de violencia".

En ese sentido, el diputado nacional del FpV Máximo Kirchner repudió lo ocurrido con Lousteau, pero advirtió sobre una doble vara y resaltó que, a diferencia del ex ministro de Economía, él "nunca" tuvo la "suerte de tanta solidaridad".

Paralelamente, el secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, repudió la agresión sufrida por Lousteau y señaló que la protesta en la que se produjo no fue convocada por su sindicato.

En tanto, Píparo fue escrachada con carteles que la declararon "persona no grata" en sucursales del Banco Provincia, tras haber votado a favor de la reforma jubilatoria para los empleados de esa entidad.

"En ocasión de su desgracia personal, el ex gobernador Daniel Scioli le dio empleo en nuestro banco y todos los empleados la cobijaron en su desgracia. Pero nos agradeció votando la ley de (la mandataria María Eugenia) Vidal, que destruye nuestra Caja de Jubilaciones y a nuestro banco público. No vuelvas más por acá. Persona no grata", dice el cartel que pegaron los trabajadores del Bapro.

"Creo que con ambas leyes se terminaron las jubilaciones de privilegio, por un lado, y se buscó el mejor camino para garantizar las jubilaciones del Bapro. A los que se dicen «compañeros» y me amenazan a mi teléfono particular, les digo que somos muchos los que queremos un país distinto", justificó la legisladora.

También circularon versiones periodísticas de que los jujeños Burgos y Monaldi (Cambiemos) recibieron amenazas a través de mensajes de texto enviados a familiares cercanos, presuntamente por haber apoyado la reforma previsional.

La seguidilla de agresiones a legisladores nacionales arrancó en el marco del tratamiento en el Congreso de la reforma previsional y de las manifestaciones contra la ley impulsada por la administración de Mauricio Macri.

Entre el miércoles de la semana pasada y el lunes, las inmediaciones del Parlamento fueron escenario de violentos enfrentamientos entre manifestantes y efectivos de la Policía de la Ciudad y de Gendarmería, que incluyó balas de goma, gases lacrimógenos y pimienta, botellazos, piedrazos y hasta un mortero de construcción rudimentaria.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario