Política

"Se votó para castigar una gestión que se paró siempre desde la soberbia"

Alejandro Grandinetti destacó "la performance de la oposición en general" en las Paso.

Lunes 20 de Abril de 2015

El candidato a intendente de Rosario por el Frente Renovador, Alejandro Grandinetti, destacó que "fue muy buena la performance de la oposición en general" en las Paso celebradas ayer, y afirmó que "se votó para castigar una gestión que se paró siempre desde la soberbia".

"El único candidato que no estaba en un cargo público era mi caso y quizás fue más difícil", sostuvo, pero aclaró: "Sabía que era esto, no me arrepiento absolutamente de nada".

Grandinetti entendió que se produjo "un voto castigo claro al socialismo, en eso compartimos la percepción de que Rosario merecía un cambio, hay una gran aporte de la sociedad que quiere otro tipo de atención de la ciudad".

Dijo también en diálogo con LT3 y con "La vereda de enfrente", de LT8, que otro de sus objetivos es demostrar que "participar en política no significa suicidarse de la vida civil. Yo estaba en mi línea de confort, estaba trabajando en una importante radio, en lo que se denomina el prime time".

"Sabía a lo que me enfrentaba pero estoy sorprendido también que en cuarenta días logremos que 43 mil rosarinos, a los que les agradezco la confianza depositada en esta primera instancia, hayan decidido votarnos, acompañarnos en este sueño, en este proyecto, en esta patriada desde la ciudad", sostuvo.

Dijo que de aquí en más "lo que queda es debatir entre cuatro personas, que son los candidatos que quedamos a intendente, para ver quién se queda con los destinos de la ciudad".

Sostuvo que "fue muy buena la performance de la oposición en general" y destacó que Pablo Javkin, quien obtuvo el 40,8% de los votos en la interna a intendente del Frente Progresista, "hizo una excelente elección".

"Hay que renovar las estructuras políticas, 24 años de poder ininterrumpidos no hacen bien a ninguna estructura", dijo el candidato massista en Rosario, y apuntó directamente a la gestión de Mónica Fein en Rosario: "No hay obras de infraestructura que hayan embellecido la ciudad en el centro, no nos sentimos seguros, que era el principal reclamo que teníamos, pero voy un poquito más allá: se votó para castigar una gestión que se paró siempre desde la soberbia, y esto no es personal hacia Mónica Fein sino hacia la política del socialismo".

Remarcó que "Mónica Fein hace cuatro años sacó el 51 por ciento de los votos, ayer sacó veinte. Se nota esa suerte de cansancio y está buena la renovación", y aseguró que el acuerdo alcanzado en el juicio abreviado de Los Monos representa una posición de la Intendencia con respecto a temas trascendentes: "Puede estar marcando que la ciudad donde vivimos y donde operaba esta banda no tiene respuesta para entender la complejidad de estos hechos. Sé que por ahí es mucho mejor hablar de arreglar una vereda u otras cuestiones, que por cierto hay que hacerlo y tenemos el plan de infraestructura quinquenal para la ciudad que vamos a presentar próximamente, pero también hay que entender que hay hechos de inseguridad muy graves vinculados con el narcotráfico y el crimen organizado. El próximo intendente va a tener que mostrar que comprende a esta ciudad-Estado de un millón de habitantes".

Dijo también que "más de cuatro años en un mismo lugar es mucho" y aseveró que "una reelección tiene sabor a mucho", por lo que resaltó la importancia del arribo de "una nueva generación de políticos, probablemente estructuras políticas también".

Señaló su sospresa por "la performance del PRO en general, creo que no había ninguna encuesta que estuviera marcando que estuviesen tan arriba. El castigo al socialismo fue muy marcado, más que nada en la ciudad de Rosario".

Finalmente, sentenció: "Fueron 45 días de campaña que me hicieron crecer en lo personal y lo político".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario