Política

Se puso en marcha la investigación a los jueces que liberaron a López

La Corte pidió analizar si estuvo bien constituido el tribunal. Ayer Carrió amplió su denuncia por supuestas coimas que justificarían el fallo

Miércoles 28 de Marzo de 2018

El Consejo de la Magistratura puso en marcha ayer la investigación solicitada por la Corte Suprema en torno a la integración del tribunal que liberó a Cristóbal López, mientras que la diputada Elisa Carrió amplió su denuncia por supuestas coimas detrás de ese fallo y advirtió sobre un presunto nexo entre el empresario y uno de los camaristas.

De esta manera, tomaron forma las presentaciones que se hicieron ante el organismo de control contra los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah, quienes ordenaron la excarcelación del dueño del Grupo Indalo y de su socio, Fabián de Sousa, y los beneficiaron con un cambio de carátula en la causa en su contra.

El primero integraba originalmente la Sala II de la Cámara Federal pero fue convocado por el segundo para participar de la decisión de la Sala I sobre la situación de los empresarios, que finalmente fueron liberados el pasado 16 de marzo.

Durante una reunión del plenario, los miembros del Consejo votaron por sortear al instructor de la causa iniciada por la Corte Suprema, que finalmente recayó en Leónidas Moldes (representante del Poder Judicial).

Pese a las quejas por parte de los consejeros Rodolfo Tailhade (diputado FpV) y Mario Pais (senador PJ), la solicitud del máximo tribunal fue tratada como una "denuncia".

Durante la reunión, los legisladores kirchneristas cuestionaron al presidente del Consejo, Miguel Piedecasas, por haber introducido el caso bajo esa figura y haber requerido informes al respecto.

"En mi facultad para asignar las causas surgía en claro que correspondía que este tema tomara carácter de denuncia, lo cual fue respaldado por la mayoría de los consejeros", explicó Piedecasas.

Al designar a Moldes como instructor, los integrantes del organismo descartaron la posibilidad de que el asunto siguiera en manos del plenario y, en cambio, pasó a formar parte de la comisión de Disciplina y Acusación, que ya tiene a su cargo el pedido de Carrió para que se investigue el patrimonio de los mismos magistrados.

La diputada sospecha que pudo haber coimas detrás del fallo que ordenó la liberación de López y De Sousa: de hecho, en una ampliación de su presentación realizada ayer, Carrió acusó a Ballestero de enriquecimiento ilícito a raíz de la compra de varios inmuebles.

Carrió también sembró dudas sobre el camarista Farah, pues pidió determinar si familiares de ex directivos del Casino Flotante de Puerto Madero, propiedad de López, cumplen funciones para el juez.

En ese sentido, se refirió a un artículo periodístico que da cuenta que el abogado Jorge Mazzaglia, quien tendría "llegada como pocos a los despachos de Comodoro Py", había sido tiempo atrás presidente del referido casino.

Lilita advirtió que "debiera establecerse si el abogado nombrado tiene algún parentesco con Matías Jorge Mazzaglia, designado el 28 de noviembre de 2012 con una categoría presupuestaria equivalente al cargo de secretario de juzgado para desempeñarse en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional".

Esta ampliación había sido solicitada por el presidente de la comisión de Disciplina y Acusación de la Magistratura, Pablo Tonelli, quien recibió la denuncia de Carrió sin mayores pruebas.

Luego de que la Corte pidiera al organismo que investigara la conformación del tribunal que liberó a López, Ballestero defendió el mecanismo utilizado para integrar la sala que resolvió la excarcelación y el cambio de carátula de la causa por la cual el titular del Grupo Indalo está acusado de no haber tributado 8 mil millones de pesos en impuestos de la empresa Oil Combustibles.

La lupa está puesta en la designación de Farah como tercer integrante: el fallo de la Sala I había sido dividido, ya que Leopoldo Bruglia se opuso, mientras que Ballestero se pronunció a favor de la liberación, lo que obligó a recurrir a un tercer magistrado para desempatar, Farah, integrante de la Sala II, quien resolvió en favor de la libertad de los empresarios.

La sala tiene sólo dos miembros estables desde la destitución de Eduardo Freiler y Ballestero aseguró que no fue necesario un nuevo sorteo para designar al tercer juez para desempatar, ya que Farah había sido designado desde el 15 de diciembre en una causa conexa.

Puntualmente, explicó que el tercer juez debía ser Farah o Martín Irurzun y que para la elección del primero se tuvo en cuenta que "había sido designado por sorteo para integrar la sala en una anterior ocasión, en el marco de una causa conexa a la que debe resolverse".

Esa causa es en la que se investigaba inicialmente a Néstor Kirchner como jefe de una "asociación ilícita", pero que "ha resultado el expediente de atracción de varios legajos que fueron declarados expresamente conexos a aquella", indicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario