Política

Se cumplieron 38 años del asesinato del obispo Enrique Angelelli

El sacerdote fue uno de los más comprometidos con los pobres. Recién hace un mes fueron condenados por el crimen dos ex jefes militares.

Martes 05 de Agosto de 2014

A 38 años de su asesinato, disfrazado por la dictadura militar como un accidente automovilístico, el obispo de La Rioja, Enrique Angelelli, representa una de las pocas figuras de la Iglesia Católica que por no prestar su complicidad a las acciones del terrorismo de Estado, pagó con su vida los crímenes que denunciaba.

El reconocimiento a un luchador en defensa de los pobres y a su permanente postura contra los crímenes de la dictadura militar, llegó oficialmente en 2009, al declararse por ley del Congreso Nacional al 4 de agosto "Día de la conmemoración de la obra realizada por Monseñor Enrique Angelelli" y encomendarse al Ministerio de Educación que su obra sea difundida en las escuelas.

Los 38 años de su muerte se recuerdan hoy con la sentencia a los responsables de su asesinato, conocida hace un mes.

El 4 de julio los represores Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella fueron condenados a prisión perpetua en cárcel común e inhabilitación absoluta perpetua, por el asesinato del obispo Angelelli.

"El compromiso con los pobres no era de discurso, era de vida, y lo llevó a enfrentar los intereses de los que necesitan tener pobres para seguir explotándolos. Por eso fue asesinado", había afirmado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al encabezar el 4 de agosto de 2010 año un acto de homenaje al obispo.

"Fue un paladín claro y concreto de los derechos humanos y del respeto a las libertades civiles sociales y políticas", dijo el ex presidente Néstor Kirchner el mismo día, en el último homenaje que le hiciera al visitar la plazoleta donde Angelelli ofició la misa de Navidad en 1971, en La Rioja.

Angelelli nació en Córdoba el 17 de julio de 1923, fue ordenado sacerdote en Italia y en 1961, por decisión del papa Juan XXIII, fue designado obispo auxiliar de Córdoba donde se formó en contacto con obreros, campesinos y marginados, en oposición a la jerarquía eclesiástica.

En 1968, Angelelli fue designado por el papa Pablo VI titular de la diócesis de La Rioja, desde donde predicaba los principios dictados por el Concilio Vaticano II que representaba la opción preferencial por los pobres.

Un año antes, se había dado a conocer el documento en el que 18 obispos, encabezados por el brasileño Helder Cámara, donde se sentaron las bases del Movimiento de Sacerdotes el Tercer Mundo, al que Angelelli adhirió junto a Carlos Mugica, Vicente Zaspe y otros y que denunciaba la situación de explotación en la que vivían los pueblos subdesarrollados y responsabilizaba a los países industrializados.

El 4 de agosto de 1976, Angelelli fue asesinado bajo la carátula oficial de "accidente automovilístico", pero días antes, en El Chamical, el párroco francés Gabriel Longueville y el sacerdote Carlos de Dios Murias fueron secuestrados y sus cuerpos fusilados aparecieron en un descampado de la ciudad, convirtiéndose así en las primeras víctimas religiosas de la dictadura militar.

La muerte de Angelelli se produjo cuando la camioneta en la que viajaba hacia Buenos Aires acompañado por el cura Arturo Pinto, con una carpeta en la que llevaba las denuncias por la muerte de los sacerdotes, volcó al ser interceptado en la ruta por otro vehículo.

El cuerpo del obispo apareció extendido en cruz sobre el asfalto boca arriba y con un fuerte golpe en la nuca, a unos 25 metros del vehículo, en tanto que el sacerdote logró sobrevivir y la carpeta nunca se pudo recuperar.

Homenaje a Ortega Peña. Abogados y militantes políticos homenajearon ayer al ex diputado y defensor de presos políticos Rodolfo Ortega Peña, que fue asesinado hace 40 años por la Triple A. El acto se realizó en el Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti y estuvo encabezado por su hijo Ramiro Ortega Peña, el poeta Vicente Zito Lema y Eduardo Jozami, periodista y director del centro cultural.

Ortega Peña, asesinado el 31 de julio de 1974 a los 38 años, fue abogado de la Unión Obrera Metalúrgica, defensor de presos políticos, militante del "luche y vuelve" que clamaba por el regreso de Juan Domingo Perón al país. En marzo de 1974 había asumido como diputado nacional por el Frente Justicialista de Liberación (Frejuli) y juró en su banca con la consigna "la sangre derramada no será negociada".

Alicia Kirchner cedió a Abuelas registros de adopciones

La ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, entregó ayer a Abuelas de Plaza de Mayo documentación con información hasta ahora desconocida sobre 196 adopciones realizadas durante la dictadura militar, hallada en subsuelos de dependencias de esa cartera.

Esos 196 legajos son parte de un total de 82 mil, que abarcan el período 1973-1985, encontrados en unas 60 dependencias del Ministerio de Desarrollo Social y que ya fueron remitidos a la Justicia, en el marco de las investigaciones por violaciones a los derechos humanos. Del acto que encabezó la ministra participaron la titular de Abuelas, Estela de Carlotto; el secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda; la procuradora del Tesoro, Angelina Abbona, y el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia, Gabriel Lerner.

El ministerio a cargo de Alicia Kirchner realizó un relevamiento de esos legajos, que contienen datos clave de 196 niños que fueron adoptados durante la última dictadura.

En 2011, la cartera social conformó un equipo de investigación, encargado de relevar los depósitos o archivos de documentación en dependencias que están en proceso de remodelación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS