Política

Scioli tendrá esta semana su reforma impositiva

La Legislatura de Buenos Aires aprobará los cambios a ingresos brutos. Los pasos en Santa Fe

Lunes 21 de Julio de 2008

La Legislatura bonaerense convertirá en ley esta semana el proyecto de reforma impositiva enviado por el gobernador Daniel Scioli, que contempla modificaciones en ingresos brutos, deroga el denominado impuesto a la riqueza y contempla beneficios en el inmobiliario urbano para viviendas con valuaciones inferiores a 100 mil pesos.

El camino que recorra la reforma impositiva en la provincia vecina será seguramente evaluado en Santa Fe, donde el gobernador Hermes Binner ya confirmó que en los próximos días anunciará modificaciones impositivas que, según trascendió, incluirán cambios de alícuotas, revaluaciones y la eliminación de exenciones tributarias. Es probable que esta semana se inicien contactos con referentes empresariales para sondear las posturas sobre el proyecto.

En el caso de Buenos Aires, la reforma impositiva de Scioli tiene el visto bueno de la comisión de Presupuesto e Impuestos de la Cámara baja y será tratado en el recinto el miércoles. Un día después hará lo propio el Senado para convertirlo en ley.

Además de introducir reformas en el esquema de alícuotas de ingresos brutos, la iniciativa contempla la posibilidad de que la Agencia de Recaudación Bonaerense (Arba) —creada durante la actual administración— pueda establecer regímenes de percepción y de regularización de deudas, entre otros puntos.

El gobierno provincial proyecta incrementar sus ingresos en alrededor de 900 millones de pesos este año por el cobro del nuevo esquema de Ingresos brutos, monto que treparía por encima de los 2.000 millones a lo largo de 2009.

Otro punto del proyecto prevé beneficios para alrededor de 1,6 millón de contribuyentes que habitan viviendas humildes o valuadas en hasta 100 mil pesos, que pagarán con rebajas el impuesto Inmobiliario Urbano.

El ministro de Economía bonaerense, Rafael Perelminter, dijo la semana pasada que el proyecto "tiene dos grandes capítulos: uno de ellos da herramientas legislativas a Arba para que pueda cumplir su función de recaudar impuestos, y que se respete la potestad del Estado en el combate de la evasión".

"Son herramientas que permiten accionar con mayor dureza y velocidad sobre la evasión", remarcó.

La otra parte del proyecto prevé modificaciones en el inmobiliario urbano y en ingresos brutos para los sectores industrial y comercial.

El proyecto consta de siete ítems en los que se destacan las reformas propuestas para el cobro de ingresos brutos, funciones destinadas a mejorar la capacidad operativa de Arba, cuestiones referidas al código fiscal y la creación de un Fondo para el Fortalecimiento de los Recursos Municipales para comunas que se comprometan a dejar de cobrar la denominadas tasas de "abasto" y de "publicidad".

Según el texto enviado al Parlamento provincial, el aumento de la presión tributaria recaerá sobre apenas 2 por ciento del total de los contribuyentes del sector fabril.

El proyecto contempla "medidas para reordenar las alícuotas del impuesto sobre los ingresos brutos".

Binner

El gobierno de Hermes Binner abrirá el diálogo en los próximos días con los sectores productivos para explicar los alcances de su reforma impositiva. "No vamos a mandar la reforma cruda a la Legislatura, no es nuestro estilo", señaló un funcionario de máxima confianza del gobernador Hermes Binner al diario "El Litoral".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario