Política

Scioli se entrevistó ayer con Tabaré Vázquez y Dilma Rousseff

El candidato presidencial del FpV, en Montevideo y Brasilia, continuó con su agenda internacional. Acercamiento con Uruguay y apoyo a Rousseff.

Miércoles 14 de Octubre de 2015

El gobernador bonaerense y candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, se reunió ayer en sus respectivos países con los presidentes Tabaré Vázquez, (Uruguay) y Dilma Rousseff (Brasil), en el marco de una gira que busca perfilar la futura agenda internacional, afianzando el Mercosur, si accede a la Rosada.

En Montevideo, dio un nuevo paso en su búsqueda por reencauzar la relación con Uruguay, tensa durante el kirchnerismo por el conflicto por las papeleras en el río Uruguay. "Lo que pasó, pasó", ahora hablemos del futuro y lo que se viene", dijo el bonaerense tras entrevistarse con Tabaré.

En Brasilia, Scioli recibió el explícito respaldo de Dilma para las elecciones del 25 de octubre durante un encuentro en el que analizaron la agenda bilateral a futuro con el objetivo de "fortalecer la integración regional".

Scioli se reunió con Vázquez en la residencia oficial del mandatario uruguayo, en el barrio El Prado. Tras el encuentro, sostuvo que la "integración" y "complementación" con el país vecino constituye un lugar "prioritario" en su agenda, por lo que entre sus "desafíos" enumeró la "sustentabilidad social, económica y productiva" y el abordaje del "sector agroalimentario, energía y turismo", además de "facilitar el comercio bilateral".

Aclaró que en la reunión también se abordaron los reclamos de Uruguay ante Argentina respecto de las barreras no arancelarias para el comercio interno del Mercosur, por lo que se resolvió "facilitar y agilizar" el flujo comercial en el bloque regional.

En esa línea, recordó que el ex presidente de Brasil Lula da Silva le contó que mantenía con el ex mandatario argentino Néstor Kirchner "un sistema por el que, ante cualquier problema, se hablaban por teléfono en forma directa".

Por eso, resolvió que el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri (a quien anunció como su ministro de Interior y Transporte —ver aparte—), en caso de llegar a la Casa Rosada, quede en "contacto" con el canciller uruguayo, Nin Novoa, para "destrabar cualquier cosa que surja".

Scioli llegó a la residencia de Vázquez a las 11.30 y, además de Urribarri, estuvo acompañado por sus asesores Rafael Follonier y Rafael Peremilter, en agenda internacional y economía, respectivamente, tras lo cual mantuvo con el jefe de Estado uruguayo un encuentro de cerca de una hora.

Por su parte, Tabaré Vázquez definió el cónclave como "cordial" y "amable" y destacó los "temas comunes" entre dos países que están "hermanados históricamente", dijo, "como ningún otro".

En el Planalto. Por la tarde, Scioli se reunió en el Palacio Planalto con Dilma Rousseff, quien le expresó su respaldo para las elecciones. "Auguramos tu triunfo", le dijo la presidenta, contó a la prensa el gobernador, quien también apoyó a Rousseff en el marco de una jornada en la que la Cámara de Diputados del país vecino define si le da curso a un pedido de juicio político en su contra por presuntas maniobras fiscales irregulares.

"Confío en que los poderes del Estado de Brasil van a actuar con responsabilidad y la presidenta, en la cual confío, va a poder desarrollar su legitimo gobierno en plenitud de sus facultades y espero que juntos podamos poner todo el esfuerzo en la integración regional", subrayó.

El candidato presidencial destacó durante el encuentro que "la próxima etapa de consolidación de la integración bilateral es la clave para lograr mayor prosperidad para ambos pueblos".

Luego del encuentro, Scioli dialogó con los medios y contó que durante la reunión se refirió a la necesidad de que "construyamos juntos un paraíso productivo regional en contraposición a los paraísos fiscales".

"Sepan que voy a tomar todas las medidas necesarias para sostener a las economías regionales de Argentina, dándole confiabilidad y sustentabilidad a nuestra oferta de productos. Nuestras economías y nuestros pueblos son siempre complementarios, cuando Brasil y Argentina trabajan juntos le va a bien a toda Sudamérica, en el camino que comenzaron Néstor y Lula", precisó.

Respecto de las relaciones entre ambos países, sostuvo: "Los desafíos que nos plantea el mundo se arreglan con más integración, con desarrollo y creación de puestos de trabajo. Para esto nos necesitamos en forma mutua".

Los encuentros realizados ayer por Scioli con Tabaré Vázquez y Dilma Rousseff se produjeron luego de las actividades que el postulante oficialista compartió con presidentes de la región como Michele Bachelet (Chile) y Evo Morales (Bolivia), además de los ex mandatarios Lula da Silva y José Pepe Mujica (Uruguay).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS