Política

Scioli sale a la búsqueda del voto no kirchnerista para las generales de octubre

Para reforzar su perfil de estadista, el gobernador bonaerense inició una gira que lo llevará a Europa y Asia. Dijo que dialogará con Schiaretti y Rodríguez Saá. También quiere seducir a radicales y socialistas.  

Miércoles 12 de Agosto de 2015

El candidato presidencial por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, adelantó ayer que, de cara a las elecciones de octubre, hablará con dirigentes peronistas no kirchneristas, entre los que mencionó al gobernador electo de Córdoba, Juan Schiaretti y al senador nacional Adolfo Rodríguez Saá, aunque descartó un acercamiento con Sergio Massa.

"Buscaré conversar con todos, en especial con mis compañeros que conozco desde hace muchos años. Con Juan Schiaretti tengo buena relación, con Adolfo Rodríguez Saá también", señaló el gobernador bonaerense.

En distintas entrevistas brindadas a diarios porteños, el candidato más votado en las primarias contó que recibió el llamado de Schiaretti, e insistió en que hablará "en los próximos días con todos con los que tenga que hablar".

De todas maneras, rechazó de plano la posibilidad de tender puentes de negociación con el candidato de UNA. "Me parece bien que (Massa) haya sostenido con esfuerzo su candidatura, pero él tomó un camino con una visión, (Mauricio) Macri otro y yo otro", aseguró.

El gobernador bonaerense, que obtuvo el 38,4 por ciento de los votos en las primarias del domingo y resultó el candidato más votado, explicó que su triunfo se debió "a la voluntad de la gente que respaldó lo confiable". Además, aseguró que los votos logrados responden "también al mensaje de la última semana convocando a los indecisos y a los independientes, y ahora más que nunca lo voy a hacer".

En ese contexto, Scioli anticipó que irá a la búsqueda de quienes no lo eligieron. "Hay radicales que no se sienten identificados con la opción de la alianza conservadora, hay socialistas que ya han dicho públicamente que no acompañarían esa opción. Y también hay peronistas", enfatizó.

Scioli resaltó que más allá de que el Frente para la Victoria superó por poco más de 8 puntos a Cambiemos, él como candidato quedó 15 puntos arriba de Macri y más de 25 arriba de Massa.

"Una diferencia de 3.200.000 votos con Macri y unos cinco millones con Massa, lo que me da un amplio sentido de la responsabilidad y compromiso", aseveró. A tono con su discurso de campaña, Scioli reiteró que sostendrá "lo que haya que sostener", y que van a "cambiar lo que haya que cambiar y corregir lo que haya que corregir".

Gira internacional. El gobernador bonaerense viajó a ayer por la tarde a Italia, dónde tiene previsto entrevistarse con el primer ministro, Matteo Renzi, además de mantener una serie de reuniones con empresarios y eventuales inversionistas. Acompañado por su esposa, Karina Rabolini, el candidato presidencial emprendió así una gira que lo llevará también a España y México, países en los que se reunirá con empresarios y con el presidente azteca, Enrique Peña Nieto.

El calendario de campaña internacional también incluye una visita a la Federación Rusa y a la República Popular China para ratificar los acuerdos estratégicos forjados durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, además de buscar potenciales inversiones.

El postulante del FpV también tiene confirmado un encuentro en Buenos Aires el próximo 10 de septiembre con el ex mandatario brasileño Lula da Silva.

A la vez, sus asesores no descartan que pueda entrar en el itinerario una visita a los Estados Unidos.

Días atrás, Scioli aseguró que "también con Estados Unidos habrá que buscar, cómo se ha hecho en su momento, los puntos de una agenda positiva".

En la previa a las Paso, el candidato kirchnerista había viajado al exterior pero se mantuvo en la región: se reunió con Dilma Rousseff en Brasil; con Michelle Bachelet, en Chile; con Tabaré Vázquez y José Mujica en Uruguay; con Horacio Cartes en Paraguay, y con Raúl Castro en Cuba.

Aníbal busca cerrar heridas

Luego de consagrarse como candidato a gobernador bonaerense del FpV, Aníbal Fernández, ratificó ayer que quedó superado el conflicto que mantuvo con sus rivales internos Julián Domínguez y Fernando Espinoza, a quienes definió como “amigos”. “Con Fernando y con Julián somos amigos desde hace muchos años; el caballo, cuando llega a la meta, se relaja”, fue la metáfora que empleó Fernández para desdramatizar la pelea con sus rivales internos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario