Política

Scioli: "En vez de polemizar pongo mi energía en gestionar la provincia"

La puja electoral. El gobernador bonaerense le salió al cruce a las críticas que viene recibiendo por parte de funcionarios de la Casa Rosada.  

Sábado 08 de Junio de 2013

El gobernador bonaerense Daniel Scioli relativizó ayer las críticas que recibió en los últimos días por parte de sectores del oficialismo y sostuvo que a esos cuestionamientos responde "atacando los problemas de la gente". También dijo que evita entrar en polémicas porque tiene su energía puesta en gestionar su provincia.

"A los ataques de estos dirigentes les voy a responder de esta manera: atacando a los problemas reales de la gente", señaló Scioli tras supervisar el resultado de una serie de operativos antidroga realizados por la policía provincial en La Matanza.

Scioli respondió así a una consulta periodística sobre declaraciones realizadas en las últimas horas por dirigentes que cuestionaron la supuesta falta de compromiso del gobernador para con la presidenta Cristina Kirchner.

"Evitando polemizar con un funcionario estoy poniendo toda mi energía en lo que ha sido mi mayor desvelo en la última semana: no enroscarme en este tipo de problemas sino dar una respuesta a los 10 millones de padres que estaban angustiados por las consecuencias sociales que traía el conflicto docente", se plantó Scioli.

"En lugar de concentrarme en polemizar con un funcionario, yo pongo mi energía gestionar", cerró el gobernador.

Antes de las expresiones del gobernador, el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, también había respondido a la críticas K al afirmar "somos calientes y efusivos para defender lo que hay que defender".

"En los temas de fondo lo van a tener al gobernador poniendo la cara como en 2003, cuando acompañó a Néstor Kirchner; como en 2007, cuando no dudamos en ir a la provincia cuando teníamos una cómoda victoria en la ciudad de Buenos Aires, o en el 2009; ahí se ven los pingos", dijo.

La referencia de Pérez estuvo dirigida a las expresiones descalificatorias de hace unos días de, entre otros, de la jefa del bloque del Frente para la Victoria en Diputados, Juliana Di Tullio; del senador Aníbal Fernández, el jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y el presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez.

Días atrás, Domínguez había cuestionado a los dirigentes que son "tibios". "Se es frío o caliente, a los tibios los vomita Dios", había declarado. Por su parte, Abal Medina había dicho que el gobernador bonaerense le genera "dudas" al cristinismo e insistió en que hay dirigentes del oficialismo que deberían tener "más claridad en la defensa" de la presidenta.

Los cruces se iniciaron la semana pasada, cuando la presidenta, en un acto en Lomas de Zamora, dijo genéricamente que había dirigentes que no la defienden de los "ataques", lo que fue leído como un mensaje a Scioli.

Como Domínguez, otro que dejó el perfil bajo ayer fue el ex presidente provisional del Senado José Pampuro, quien cuestionó al kirchnerismo al advertir que si en base a "ataques" tratan de "condicionar" una eventual candidatura presidencial de Scioli en el 2015 "eligieron el peor camino". Luego agregó: "En diez años todavía no entendieron que a Scioli la gente lo vota por cómo es, por su capacidad de trabajo, diálogo y resistencia".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario