Política

Schoklender: "La Fundación de las Madres es una gran caja del gobierno"

En una reunión que, aunque a puertas cerradas, fue seguida de cerca, Sergio Schoklender dio su versión sobre el manejo de fondos públicos en la Fundación Madres de Plaza de Mayo ante diputados de la oposición...

Viernes 16 de Septiembre de 2011

En una reunión que, aunque a puertas cerradas, fue seguida de cerca, Sergio Schoklender dio su versión sobre el manejo de fondos públicos en la Fundación Madres de Plaza de Mayo ante diputados de la oposición integrantes de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Vivienda. Además, respondió preguntas y entregó documentación.

Schoklender hizo una exposición de una hora y media y luego fue interpelado por diputados de la UCR, la Coalición Cívica, el PRO y el FAP.

Entre otras cosas, aseguró que la fundación que presidía se convirtió en una "gran caja" del Estado; señaló a Hebe de Bonafini como quien decidía el destino de los fondos de la entidad y quien transformó el proyecto Sueños Compartidos en un plan del Ministerio de Planificación. Además, afirmó que un hombre de la Side lo habría amenazado con que Aníbal Fernández "va a pinchar la causa" si continúa con sus revelaciones.

Información calificada. El abogado entregó a los legisladores documentación y dos CD con información. Los diputados decidieron enviar la versión taquigráfica de la reunión a la Justicia, pero señalaron al terminar la reunión (que duró más de cinco horas) que "respetarán el secreto de sumario".

El diputado Ricardo Gil Lavedra (UCR) dio detalles de la exposición del ex apoderado de Madres. "En un primer momento no dio más información de la que ya había expuesto ante los medios, pero cuando empezó el interrogatorio habló más", dijo el legislador. Luego, en conferencia de prensa, agregó que las manifestaciones del ex apoderado mostraron "que se manejan con absoluto desparpajo los fondos públicos".

Por su parte, la diputada Patricia Bullrich manifestó preocupación por las declaraciones de Schoklender vinculadas a la Side. "Los intentos de dormir las causas por cuestiones políticas muestran que los servicios de inteligencia están haciendo una tarea ilegal", lanzó.

En una reunión previa, un grupo de legisladores decidió que el encuentro con Schoklender sería a puertas cerradas. El argumento fue el secreto de sumario que mantiene Norberto Oyarbide en la causa.

Como era de esperar, esta decisión no tardó en generar duras quejas entre los propios diputados que participaron del encuentro.

"Me parece el colmo de la impericia política que se arme todo este circo para la prensa y no se deje entrar a los periodistas", lanzó el diputado Eduardo Macaluse (SI).

Varios Schoklenders. Macaluse es uno de los legisladores que, pese a asistir a la reunión, se había opuesto a que el ex apoderado de las Madres sea citado al Congreso. "Venimos porque siempre hemos venido. Acá no se trata de investigar a una fundación. Hay que investigar si hay un Sergio Schoklender o si hay 300 Sergio Schoklenders, y para eso necesitamos información precisa de la Secretaría de la Vivienda", añadió.

Schoklender llegó al Palacio Legislativo poco después de las 9.30 a bordo de un Audi negro para exponer ante las comisiones de Asuntos Constitucionales y Vivienda, que presiden Graciela Camaño (bloque Peronista) e Hipólito Faustinelli (UCR), respectivamente. Pasados algunos minutos, las puertas se entreabrieron a la prensa: sólo algunas fotos e imágenes para televisión, pero en completo silencio. Allí pudieron comprobarse ausencias y presencias. De la UCR, estuvieron Silvana Giudici y Ricardo Gil Lavedra, quien llevó la voz cantante. Lejos, como no queriendo involucrarse del todo en la tertulia, se sentaron Margarita Stolbizer y Horacio Alcuaz, del Frente Amplio Progresista, que tras idas y vueltas decidieron hacer presencia "en disidencia".

Los representantes del kirchnerismo no fueron de la partida. Insistieron en que Schoklender es un estafador .

El asco de Amadeo. El candidato a gobernador bonaerense por el duhaldismo, el diputado Eduardo Amadeo, afirmó que terminó "asqueado de escuchar" la exposición del ex apoderado de Madres de Plaza de Mayo y respondió a las declaraciones que hizo Hebe de Bonafini contra la oposición en el Congreso nacional (ver aparte). "Terminé asqueado por las cosas que contó Schoklender. Le dije en la cara que él no es una víctima sino que es un cómplice de una banda de delincuentes; pero haber escuchado lo que se hizo con el dinero público bajo la excusa de los derechos humanos da asco".

El legislador y candidato de Unión Popular resaltó que el ex apoderado de Hebe de Bonafini "demostró que con el argumento de los desaparecidos se escondía el uso de los recursos del Estado para hacer política partidaria kirchnerista y campaña electoral para el Frente para la Victoria. Schoklender contó que cada vez que se tenía que definir una obra se juntaban Cristina y Néstor Kirchner, Bonafini y él para dirimir si se hacía o no por motivos políticos. Eran actos de discriminación espantosos y demuestran que para el kirchnerismo hay pobres que valen más y otros pobres que valen menos", consignó.

Bonafini: “Se juntaron las ratas y las víboras”

En el día en que Sergio Schoklender declaró ante diputados de la oposición, Hebe de Bonafini consideró, durante su tradicional discurso de los jueves en Plaza de Mayo, que “el Congreso es un nido de ratas”.
  “Hoy se volvieron a juntar las ratas con las víboras en el Parlamento. Mucho tiempo se dijo que el Congreso de la Nación era un nido de ratas. Hoy en todos lados se volvió a hablar del nido de ratas, y ahí están las ratas con las víboras”, declaró.
  “Me parece importante que se divida el arco político: por un lado, los fascistas, que están de acuerdo con las torturas y están todos juntos... y nosotros acá, libres, con la cabeza en alto, reivindicando a nuestros hijos”, agregó.
  La titular del organismo de derechos humanos aseguró que cada vez están más convencidas de haber elegido “el mejor camino” y hace 35 años vienen dando examen de ello. “Hasta ahora nos hemos sacado siempre muy bien 10”.
  Bonafini dirigió parte de su discurso a Sergio Schoklender, investigado por el manejo de los fondos de la fundación, que esta semana responsabilizó a las Madres por las irregularidades financieras. “Las casas están en manos de los trabajadores y de quienes las iban a ocupar. A la gente no le hemos robado como robó Schoklender. Tal vez no podamos hacer tantas casas, tal vez será más lento y seguro”, continuó.
  De ese modo se refirió a los planes de viviendas que están en cabeza de Sueños Compartidos, los cuales habían quedado en duda tras desatarse el escándalo con Schoklender. Antes de saludar a los militantes que la acompañaban, Bonafini resaltó que “hay pruebas a montones” para “dilucidar el caso”. “Esto va a tomar el camino que tiene que tomar. Las Madres vamos a estar siempre en el mismo lugar. Nos quieren destruir y no pueden”, cerró.
  Mientras, el diputado nacional del bloque del Peronismo Federal Gustavo Ferrari advirtió que el oficialismo “debería participar” para “que se esclarezcan los hechos” que se investigan en la causa por las presuntas irregularidades.

Sobresueldos

Sergio Schoklender habló de sobresueldos pagados a funcionarios con fondos de las Madres y denunció que un espía de la Side, a quien identificó, le pidió que no hable más, por instancia de Aníbal Fernández. A cambio de su silencio, según dijo, el juez Oyarbide iba a “planchar” la causa hasta después de las elecciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario