Política

Sarkozy dijo a Cristina que en 2009 quiere visitar las obras del tren bala

La mandataria argentina desarrolló una intensa actividad en su breve visita a la capital de Francia. La presidenta y su par francés aseguraron que se "relanzaron" las relaciones bilaterales. La negociación de la deuda en default con el Club de París quedó afuera de la agenda.

Martes 08 de Abril de 2008

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer en París que su par francés, Nicolás Sarkozy, visitará la Argentina en los primeros meses del año próximo. Desde la comitiva oficial se aseguró que el mandatario galo pretende recorrer El Calafate y además visitar las futuras obras del tren bala que unirá Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Cristina se reunió ayer en el Palacio del Elíseo con Sarkozy y aseguró que el encuentro fue una excelente oportunidad para "relanzar las excelentes relaciones" entre ambos países.

  Cristina y Sarkozy se reunieron ayer a solas luego de un almuerzo que compartieron en la sede del gobierno francés. En su breve visita a Francia, la presidenta también inauguró un jardín de Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, en el Distrito 15 de París, junto con el alcalde de esa ciudad, y una disertación en la Unesco (ver página 8).

  Al salir del encuentro, la presidenta calificó de "magnífico" el almuerzo e informó que Sarkozy se comprometió a visitar Argentina a principios del año próximo. "Tengo el compromiso de Sarkozy de que visitará la Argentina en los primeros meses de 2009", dijo la presidenta en declaraciones a los periodistas que se encontraban en el lugar.

  Señaló que la reunión fue una oportunidad para "relanzar estas excelentes relaciones actuales e históricas entre Francia y Argentina", y remarcó que encontró en su par francés "un interés manifiesto en profundizar" los vínculos bilaterales.

  Sarkozy y Fernández expresaron su deseo de desarrollar las relaciones bilaterales, en particular las económicas. En ese marco, uno de los temas más importantes fue el contrato para la construcción del tren de alta velocidad que unirá las ciudades de Buenos Aires, Rosario y Córdoba, que fue otorgado a un consorcio encabezado por la compañía francesa Alstom y cuya firma está prevista para dentro de dos semanas (ver aparte). La piedra fundamental sería colocada en ocho o nueve meses, y Sarkozy tiene pensado visitar las primeras obras cuando visite el país en 2009. Taiana añadió que en materia económica se acordó que Francia realizará inversiones sobre todo en "infraestructura de transportes" y en "cooperación en cuestiones de desarrollo pacífico de la energía nuclear".

  El almuerzo, que duró más de una hora, contó con la presencia del canciller, Jorge Taiana; el ministro de Planificación, Julio De Vido; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini; y el embajador en Francia, Luis María Ureta Sáenz Peña. También estuvieron los jefes de bloque del oficialismo en el Senado y en Diputados, Miguel Angel Pichetto y Agustín Rossi, respectivamente.

  Por el lado francés asistieron el canciller Bernard Kouchner; el consejero diplomático Jean-David Levitt; el diplomático Daniel Parfait, cuñado de Ingrid Betancourt; y el embajador francés en Argentina, Frédéric Baleine du Laurens.

 

Por Betancourt. En el encuentro también se analizó la situación de Ingrid Betancourt, la ex candidata presidencial franco-colombiana que está secuestrada hace más de seis años por la organización guerrillera Farc. Al respecto, el canciller Taiana dijo que es un "tema de diálogo permanente" entre Argentina y Francia, y comentó que Cristina y Sarkozy consideraron a su par venezolano, Hugo Chávez, "una pieza clave" en ese camino.

  Taiana relató que "el presidente Sarkozy destacó el apoyo que ha dado Cristina para impulsar este tema, así como el rol que cumple en relación al presidente Hugo Chávez, a quien ambos consideraron una pieza clave para lograr la libertad de Ingrid". l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario