Política

Sanz cruzó a Bonfatti por la crítica “a la derecha”

"El problema de la Argentina es preideológico, no es de izquierdas o derechas, sino que la dicotomía es populismo o república democrática”, afirmó ayer en Santa Fe

Domingo 17 de Mayo de 2015

“El gobernador (Antonio) Bonfatti está conceptualmente equivocado porque el problema de la Argentina es preideológico, no es de izquierdas o derechas, sino que la dicotomía es populismo o república democrática”, afirmó ayer en Santa Fe el presidente de la UCR y precandidato presidencial Ernesto Sanz.

   Aunque discrepó con las recientes definiciones del mandatario santafesino, Sanz, quien bajó a la provincia invitado a participar del congreso de Confederaciones Rurales Argentinas, dejó un mensaje tranquilizador para la Casa Gris. “En Santa Fe el radicalismo está dentro del Frente Progresista, y yo apoyo y adhiero a esa decisión de los radicales santafesinos”, dijo el socio de Mauricio Macri y el PRO, uno de los rivales a vencer en la bota por el partido de las boinas blancas en tándem con el socialismo.

En todo lugar. No obstante, Sanz admitió que el votante radical enfrentará una “paradoja”. “Miguel Del Sel y Miguel Lifschitz están en una disputa provincial, y la verdad es que tienen razón (al pensar en un apoyo radical): a Del Sel lo acompaña un radical como vice y lo van a acompañar radicales en el voto, y a Lifschitz también lo acompaña un radical y lo van a acompañar radicales en el voto”, comentó, y agregó: “Ustedes dirán «qué paradoja la del radicalismo»; bueno, el radicalismo está en todas partes”.

   Ante este panorama, la visita de Sanz tuvo sus particularidades. Mientras el senador Hugo Marcucci la circunscribió a su participación en el congreso ruralista, el jefe de la UCR local, Mario Barletta, se mostró con su colega nacional y juntos ofrecieron una conferencia de prensa en un bar de la peatonal, en la que el mendocino llevó el mensaje apaciguador a las huestes del oficialismo vernáculo.

   Sanz dialogó con la prensa acompañado, además de Barletta, por la presidenta de la convención nacional del radicalismo Lilia Puig de Stubrin, pero no se advirtió la presencia de otros dirigentes de primera línea como el intendente José Corral, quien tras las Paso quedó posicionado en forma inmejorable para buscar su reelección.

   “El radicalismo, en Santa Fe, está dentro del Frente Progresista. Yo apoyo y adhiero a esta decisión de los radicales santafesinos. Vengo a apoyar la candidatura de José Corral, para continuar en la Intendencia de Santa Fe. Para nosotros es un orgullo la gestión que hizo Barletta y (ahora) Corral en Santa Fe”, arrojó flores a sus correligionarios santafesinos el titular de la mesa nacional del radicalismo.

Modelo. El senador nacional afirmó además que “aquí hay un modelo de gestión con un profundo contenido social y modernidad urbana. Aquí hay una integración cultural de la ciudad”. Y respecto de la estrategia nacional del radicalismo, en alianza con el PRO, Sanz sostuvo que “estamos construyendo una alternativa porque no queremos que nos pase lo mismo que en la última elección, donde la oposición estuvo diluida en seis candidatos a presidente, el segundo se ubicó a cuarenta puntos del oficialismo, y por eso fue posible el modelo de continuidad de la presidenta, con sus consecuencias nefastas”.

   Además, afirmó que “nuestra alternativa nacional se identifica con el cambio, con una idea republicana y decente de gobernar. Queremos combatir la desigualdad, la pobreza, la inseguridad, el narcotráfico que nos trajo el «vamos por todo»”.

   Al justificar las disímiles coaliciones tejidas por el radicalismo a nivel nacional y provincial, Sanz opinó que “el electorado puede distinguir esto porque son situaciones distintas, son elecciones desdobladas. Para dar un ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires, nosotros apoyamos a Lousteau. Son elecciones diferentes que no deben generar confusiones”, juzgó.

   Consultado sobre las manifestaciones de Bonfatti, quien se expidió días pasados en contra de votar por la derecha en una eventual segunda vuelta y en elíptica alusión a Macri, el dirigente oriundo de San Rafael discrepó abiertamente: “En el país no hay que hablar hoy de izquierdas o derechas, Bonfatti está equivocado en su concepto. Aquí hay una cuestión preideológica, tenemos que hablar de modelos populistas o republicanos, y, como alguien dice dentro de nuestro espacio, «de mafia o democracia». Lo que sucedió el jueves en la Bombonera fue una clara imagen del populismo, de la Argentina violenta y dividida, con la policía mirando para otro lado. Y no debe haber nada más de derecha en la Argentina que dejar el gobierno con más pobres que los que recibió en 2007, cuando la presidenta asumió el gobierno. Dejarán el gobierno con más inflación, con más pobres y con mayor pérdida de empleo. Entonces, cuando uno ve estas cosas se pregunta dónde está la derecha y dónde la izquierda, o dónde está el progresismo”, disparó Sanz.

M.C.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS