Política

Santa Fe se quedó sin la mitad de la dotación de Gendarmería

La decisión de poner en práctica el Programa Federal de Colaboración y Asistencia para la Seguridad, trasladando casi 5 mil gendarmes al conurbano bonaerense...

Jueves 05 de Septiembre de 2013

La decisión del gobierno nacional de poner en práctica el Programa Federal de Colaboración y Asistencia para la Seguridad, trasladando casi 5 mil gendarmes al conurbano bonaerense, impacta de lleno en Santa Fe. De acuerdo a la información a la que accedió LaCapital, sobre 1.500 efectivos desplegados en la provincia, sólo quedó la mitad cumpliendo funciones.

"Con los 295 efectivos que se movilizaron el viernes (hubo traslados previos), la dotación quedó reducida al 47 por ciento en la provincia de Santa Fe", reveló anoche una fuente de la fuerza de seguridad.

La referencia más paradigmática del déficit estará vinculada al control en las rutas nacionales, a veces convertidas en coladores por donde penetra el narcotráfico.

En Santa Fe, las rutas nacionales que controla Gendarmería son la 33, 34, 19, 9 y 11. Con el retiro de los agentes, se ve disminuida la capacidad operativa, y como inmediata consecuencia el Estado santafesino tendrá que optimizar sus recursos disponibles, sobre todo de la Policía de Seguridad Vial.

En Rosario, el destacamento Móvil 2 tiene aproximadamente 700 efectivos permanentes. Desde allí se destinan efectivos hacia todos los puestos existentes en la región. Con la decisión que tomó el gobierno nacional, la marca se reducirá al 50 por ciento. También se reduce la presencia en el escuadrón que controla el puente Rosario-Victoria, y en los apoyos de custodia y seguridad en juzgados federales.

En lo que refiere a la ciudad, los efectivos de Gendarmería realizan tareas en el Monumento Nacional a la Bandera, en avenida Circunvalación y en el Bosque de los Constituyentes, entre otras referencias.

En situaciones de emergencia, personal de Gendarmería también es enviado a cumplir tareas. El ejemplo más reciente se dio tras la trágica explosión de calle Salta, cuando hubo mas de 300 efectivos de la fuerza nacional actuando en la emergencia.

"Otro gran problema se dará con las pesquisas que tiene en marcha Gendarmería por orden de la Justicia Federal. Lo mas lógico sería que esas tareas se distribuyan entre el resto de las fuerzas nacionales que operan en el territorio (Prefectura y PSA) y la policial provincial. Esto implica naturalmente una saturación en el trabajo y una lentitud en las causas", dijo una fuente del Ministerio de Seguridad de Santa Fe.

De acuerdo al relevamiento que realizó este diario, fueron trasladados del Escuadrón móvil 2 (Rosario) casi 280 gendarmes y, a su vez, del Escuadrón Rosario-Victoria se retiraron 160. De Rafaela serán enviados 60 gendarmes al conurbano, en tanto que partieron desde Venado Tuerto 33 agentes.

El intendente de Venado Tuerto y presidente del PJ santafesino, José Luis Freyre, expresó su malestar por la situación e, incluso, le dirigió una carta directamente a secretario de Seguridad, Sergio Berni. En la misiva, Freyre le manifestó que "la reducción perjudicaría operativamente las funciones específicas de Gendarmería en Venado Tuerto". Al mismo tiempo, le pidió al funcionario nacional que revea la decisión".

"Desde Buenos Aires están pidiendo el traslado de 150 gendarmes más que actualmente están de vacaciones", consignaron fuentes consultadas que, a modo de corrillo, relataron la existencia de "malestar interno dentro de la fuerza porque los lugares donde están siendo alojados en provincia de Buenos Aires (uno de ellos es Ciudad Evita, en La Matanza) no tienen condiciones mínimas de habitabilidad".

En Santa Fe, Gendarmería cuenta con tres destacamentos: Escuadrón Rosario-Victoria, Escuadrón San Justo y Escuadrón de Seguridad Vial Rafaela. La región noroeste es una de las principales rutas de ingreso de estupefacientes, que podría dejar desprotegidas las rutas 33, 34 y 11.

En el decreto de Casa Rosada se indica que aproximadamente cinco mil gendarmes serán trasladados a cumplir funciones de custodia en el conurbano bonaerense. Un comunicado posterior de Gendarmería ratificó que es desplazamiento operará durante 45 días, es decir hasta finalizado el proceso electoral.

La decisión fue criticada por el gobierno santafesino y por casi todo el arco político. Incluso, hoy se presentará un proyecto en la Legislatura —de autoría del diputado radical Maximiliano Pullaro— solicitando al gobierno nacional que los reincorpore a sus funciones en Santa Fe en el menor tiempo posible.

Ayer, el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, recordó que la misma situación ocurrió "cuando tuvo lugar un conflicto de la Uocra en una provincia patagónica y, lamentablemente, al regreso hubo un accidente y varios muertos. Cada vez que tenemos dificultades vinculadas a la seguridad en Santa Fe cuesta mucho que haya desplazamientos hacia aquí, como sí sucede hacia provincia de Buenos Aires".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario