Política

"Santa Fe no se puede quedar en el reclamo por la empresa LAN"

Alejandro Ramos dijo que la provincia debe formular su propio proyecto de transporte. El flamante secretario del área aseguró que Rosario saldrá favorecida en política de subsidios.

Domingo 11 de Marzo de 2012

"Mucho trabajo, mucha transparencia en la gestión, y que actúe con las manos completamente libres", fueron las indicaciones de la presidenta para Alejandro Ramos, flamante Secretario de Transporte de la Nación, ahora ex intendente de Granadero Baigorria. La reunión entre Cristina y Ramos se produjo el viernes a última hora y fue la primera de trabajo que tuvo el joven peronista con la jefa política del Frente para la Victoria.

De manera sorpresiva, Ramos llegó a ese puesto clave tras la renuncia de Juan Pablo Schiavi, y luego de la grave crisis en el sistema de transporte que estalló con la tragedia de la estación Once. Ramos, abogado, de 36 años, fue convocado por el Ministro de Planificación Julio De Vido el martes pasado, y sin mediar aviso previo, le fue ofertado por indicación de la presidenta el cargo vacante. "Alejandro «no es» de nadie, tiene méritos en la gestión, sacó el 71 por ciento de los votos", recordó el ministro al momento de la ungirlo como nuevo secretario.

En exclusiva con LaCapital, ayer el nuevo secretario hizo una evaluación de sus primeras horas en el nuevo puesto. En ese contexto, dijo que se pone a disposición del gobernador Antonio Bonfatti, pero instó a la provincia a formular su propio proyecto de transporte. "No se puede quedar en el reclamo a favor de la empresa LAN y su vuelo al exterior", enfatizó el funcionario.

En lo que respecta a Rosario, Ramos anticipó que la ciudad se verá favorecida por el rediseño del esquema de subsidios al transporte. "Tenemos que equilibrar el sistema que hoy está muy volcado a la Capital Federal y es insostenible que continúe así", sentenció.

-¿Qué le indicó la presidenta?

-Que la clave es trabajar fuerte, con mucha transparencia, y con total libertad. Esta semana que viene estaremos yendo al Congreso de la Nación para explicar el proyecto de ley -que envió el Poder Ejecutivo- que transfiere subtes y colectivos a la Ciudad de Buenos Aires. El rechazo que a esa transferencia está insinuando Mauricio Macri es realmente insostenible. Yo se lo puedo decir como abogado, porque tengo el contrato de transferencia, pero también lo podría entender cualquier ciudadano, sin ser abogado. Las primeras líneas de contrato celebrado el 3 de enero entre La Nación y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires son absolutamente contundentes y no dejan margen de otra interpretación.

-Si el Gobierno finalmente desplaza a TBA del manejo de los trenes, ¿qué alternativas maneja para el día después?, ¿pone a otro concesionario?, ¿lo estatiza?

- Antes de hablar de la caída de una concesión vamos a esperar las investigaciones sobre responsabilidades que está llevando la Justicia. Luego, la indicación que tengo es trabajar con total creatividad, sin ninguna limitación en el sentido de adoptar tal o cual esquema. Y así lo haré. El concepto es garantizar y mejorar el servicio, y por su puesto, no afectar los puestos de los trabajadores involucrados.

-Entre las lecturas que se hacen sobre su nombramiento, está la que dice que usted llega solo a Planificación, que no pudo poner gente suya, y que va a terminar trabajando con la lógica preexistente, ¿cómo lo ve?

-Que es una mirada teórica que no se corresponde con lo que realmente sucede en los puestos de gestión. Siempre que uno llega a un lugar hay trabajadores, colaboradores, que ya están de antes. No existe llegar a un lugar y poner toda gente nueva. En mi caso, cuando asumí en Baigorria, no eché a la gente que estaba, fui construyendo un modelo de trabajo, un modo de gestión, y con el tiempo incorporando otros colaboradores. Acá en la Secretaria de Transporte tengo las manos completamente libres para trabajar a mi modo.

-El gobierno va al Congreso para que Macri se haga cargo de los subtes, ¿se presume que esos subsidios, a mediano plazo, se dejarían de colocar en Capital Federal e irían al interior?

-Esa es la idea, federalizar. Pero las provincias deben tener sus propios proyectos de desarrollo. Por ejemplo, Santa Fe debería estar pensando cómo mejora la comunicación fluvial, cómo tiene vuelos a Bariloche, Cataratas o Mendoza. Yo me puse a disposición del gobernador (Antonio) Bonfatti, la idea es lograr cosas novedosas para la provincia. A nosotros nos gustaría trabajar en esos ejes con Bonfatti, y no quedarnos en el reclamo a favor de la empresa (aérea) LAN, y su vuelo al exterior.

-¿Qué impacto puede tener en la ciudad de Rosario una redefinición en el esquema de subsidios al transporte?

-Importante, tenemos que equilibrar el sistema que hoy está muy volcado a la Capital Federal y es insostenible que continúe así. Por eso el proyecto de ley que esta semana se empieza a discutir en el Congreso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS