Elecciones 2019

Santa Fe define su mapa político para los próximos cuatro años

El Frente Progresista pone en juego más de una década en la Gobernación, en una puja directa con el PJ unificado. También se votarán senadores y diputados provinciales, intendentes, jefes comunales y ediles.

Domingo 16 de Junio de 2019

El Frente Progresista (FPCyS) pondrá en juego hoy su liderazgo de doce años en la Casa Gris en una puja directa con Juntos, la construcción de unidad del justicialismo que se siente cerca de retomar el poder que ostentó durante casi dos décadas y media. En ese marco de polarización, 2.675.144 santafesinos definirán unas elecciones generales con fuerte impacto nacional y que depararán otra disputa con impronta de paridad: la Municipalidad de Rosario.

Toda la atención política nacional estará en Santa Fe, no solamente por ser el tercer distrito en cantidad de electores: la cita en las urnas, con resultado abierto, tendrá como plato fuerte el duelo entre los aliados a Mauricio Macri (Juntos por el Cambio), Alberto Fernández (Frente de Todos) y Roberto Lavagna (Consenso Federal 2030). Hasta el momento, los oficialismos lograron ganar los comicios provinciales programados para 2019 (San Luis, Tierra del Fuego y Formosa también votan hoy).

También habrá que ser pacientes: pese que las autoridades santafesinas pronosticaron una mayor celeridad en la carga de resultados que durante las primarias del 28 de abril pasado, la eventual paridad entre los principales candidatos dificultaría la definición de las correspondientes tendencias. Y se espera, como suele ocurrir en las elecciones generales, que los votantes lleguen al 80 por ciento del padrón (rondó el 70 por ciento en las Paso).

Como en 2015 (hasta ahora la elección más peleada en la provincia), el Frente Progresista arriesgará el Sillón del Brigadier Estanislao López, esta vez con el peronismo unido como contendiente inmediato. El tamiz de las internas dejó a tres fórmulas en carrera por la Gobernación.

En las primarias, Juntos sumó 704.168 votos (39,90 por ciento del total). Y el binomio integrado por el senador nacional Omar Perotti y la diputada Alejandra Rodenas se impuso a la ex vicegobernadora María Eugenia Bielsa.

Sin embargo, el titular de la Cámara baja santafesina y ex gobernador Antonio Bonfatti (con la diputada provincial Victoria Tejeda, de la UCR, como vice) fue quien obtuvo el mayor respaldo individual. El FPCyS logró el 28,92 por ciento de los votos, quedando casi once puntos debajo de la sumatoria del PJ. Ahora buscará el cuarto mandato del oficialismo.

Cambiemos, en tanto, quedó en tercer lugar: la fórmula integrada por el radical e intendente de Santa Fe, José Corral, y la concejala rosarina Anita Martínez (PRO) cosechó el 18,30 por ciento de los votos. Un escenario distante al de los tres tercios de 2015, cuando el macrismo rozó la victoria con el humorista Miguel Del Sel a la cabeza.

Respecto de los tres candidatos a suceder al socialista Miguel Lifschitz, las últimas proyecciones antes de la entrada en vigencia de la veda proselitista reflejaron una polarización entre el oficialismo y el PJ. Y un leve repunte de Cambiemos. Después de las Paso las dudas se posaron sobre la suerte a correr por los votos de los santafesinos que eludieron los urnas. En especial, y luego de que Bielsa ratificara su apoyo a Perotti, los de la fuerza política que quedó en tercer lugar. Una pecera en la que bucearon los otros dos postulantes.

Además, los tres candidatos a la Casa Gris protagonizaron en el tramo final de la campaña un debate público que no deparó sorpresas por la necesidad de ser políticamente correctos y no cometer errores.

Previamente, el gobernador había suspendido la consulta popular por la reforma constitucional que acompañaría, en modo no vinculante, a la elección general. El socialista justificó su decisión en una "campaña artera" de la oposición para sembrar dudas sobre la transparencia de los comicios.

En paralelo a la compulsa por la Gobernación, se elegirán senadores y diputados provinciales, intendentes, jefes comunales y concejales. Al respecto, otro polo de atracción será Rosario, donde el socialismo viene gestionando la Intendencia desde hace 30 años.

Como en la puja a gobernador, Pablo Javkin (Frente Progresista, aunque no socialista) y Roberto Sukerman (Juntos) polarizaron la previa, seguidos de lejos por Roy López Molina (Cambiemos) y Juan Monteverde (Ciudad Futura). Asimismo, en Rosario se renovarán 15 bancas del Concejo Municipal.

A su vez, de 19 senadores provinciales que terminan el mandato, 16 buscarán renovar sus bancas. Por Rosario, los candidatos son: la intendenta Mónica Fein (FPCyS), Marcelo Lewandowski (Juntos), Martín Rosúa (Cambiemos), Dora Montedoro (Unite), Facundo Peralta (Frente social y popular) y Daniela Vergara (Frente de Izquierda).

También habrá que elegir 50 diputados provinciales. El espacio que gane obtendrá 28 bancas y las otras 22 se distribuirán (sistema D'Hont) entre las restantes fuerzas políticas.

Los candidatos a la Cámara baja que encabezan cada lista son: Lifschitz (Frente Progresista), Amalia Granata (Unite), Carlos del Frade (Frente Social y Popular), Rubén Giustiniani (igualdad y participación), Leandro Busatto (Juntos) y Gabriel Chumpitaz (Cambiemos).

Además, se votará por primera vez las categorías de intendente y concejal en Pueblos Esther y San Jerónimo Norte (Las Colonias), ciudades recientemente constituidas.

Paralelamente, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) activará nuevamente un operativo de observación sobre el desarrollo de los comicios en la ciudad y el sur provincial.

Por tercera vez, los santafesinos tendrán en sus manos una boleta única para definir 2.427 cargos en pugna en toda la provincia, con un total de 11.238 candidatos. Sólo resta que las urnas hablen.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario