Política

Saglione: "Queremos una transición de gobierno seria y sin chicanas"

El ministro de Economía aseguró que la provincia tiene un estado financiero sano y con dinero que dispondrá el gobernador electo Perotti.

Domingo 03 de Noviembre de 2019

“Cualquier gobernador de la Argentina que asuma el 10 de diciembre desearía tomar una administración como la nuestra con servicios de salud y educación de calidad funcionando, obras de infraestructura terminadas y en ejecución, con 3 pesos por cobrar por cada peso adeudado y una excelente calificación ante los organismos internacionales. El gobierno entrante debería empezar a asumir su responsabilidad de gobierno. Nosotros estamos a total disposición para avanzar en una transición sería y responsable, sin chicanas, como se merecen los santafesinos”, declaró ayer el ministro de Economía provincial Gonzalo Saglione, en alusión a la situación económica de Santa Fe.

   Para el funcionario, el actual gobierno de Miguel Lifschitz dejará a su sucesor una provincia ordenada en materia financiera, que incluye montos a cobrar en los próximos meses que dispondrá el gobierno entrante de Omar Perotti, el 10 de diciembre.

Mecanismos

Agregó que en los últimos doce años de gestión del Frente progresista en la provincia de Santa Fe, se pagaron sueldos y jubilaciones dentro de los plazos previstos en las normas vigentes y aplicando mecanismos de actualización que distinguen a esta provincia del resto del país.

   Según Saglione, “el último sueldo a pagar por este gobierno, que es el de noviembre y se cobra los primeros días de diciembre, está garantizado en tiempo y forma. Esto es así porque hemos tomado medidas de planificación y de programación financieras necesarias”.

   Para el titular de la cartera económica santafesina, “la aplicación de la cláusula gatillo a los trabajadores públicos, docentes, policías, enfermeros, empleados de la salud, de la administración central, a los jubilados y pensionados que reciben actualización todos los meses es un elemento que distingue a la provincia de otras y hasta del mismo gobierno nacional”.

   Esta posibilidad, para el ministro, se debe a la adecuada programación de los gastos en consonancia con los recursos disponibles que permite sostener esta política.

   Para el gobierno saliente de Miguel Lifschitz, Perotti contará por un lado con los recursos que puedan disponerse en las cuentas bancarias provinciales a esa fecha como así también, los montos por cobrar que esta gestión le deja al gobierno entrante, fundamentalmente por parte del gobierno nacional.

   “Hasta la fecha, el gobierno nacional no ha realizado el aporte que corresponde de Ansés al gobierno de la provincia por 5.800 millones de pesos. Si ese cobro se realiza antes del 10 de diciembre, los recursos estarán en las cuentas. Si pasa posterior, no estarán en las cuentas al asumir el gobernador Perotti, pero sí en los días que median entre su asunción y el cierre de ejercicio”, aclaró Saglione, además de asegurar que “esto es así porque esta previsto ese aporte en la ley de presupuesto nacional 2019, en su articulo 72, donde se dice claramente que el pago se debería haber realizado en el primer trimestre de 2019, cosa que aun no sucedió”.

Reproches

Según se escucha decir a funcionarios del gobierno de Lifschitz, tanto al gobernador electo como a su equipo se los ve expresar mucha preocupación por el estado de la finanzas provinciales, pero no se los ha escucho al menos públicamente decir nada sobre ese incumplimiento del aporte nacional ni tampoco se los ha visto gestionar en su rol de legisladores nacionales para que se cumpla con lo que establece la ley de presupuesto 2019.

   Por otro lado, desde el actual gobierno indicaron que “hay que tener en cuenta que la provincia de Santa Fe va a perder entre agosto y el 31 de diciembre de este año entre 3 mil y 4 mil millones de pesos de coparticipación nacional, consecuencia de una decisión tomada fuera del marco constitucional por el Ejecutivo nacional a través del decreto del presidente de la Nación”.

   Seguramente, ampliaron, este será un recurso con el también contará el gobierno entrante.

   Esgrimen desde la gestión Lifschitz que durante este año el gobierno provincial se hizo cargo, con recursos propios de la tarifa social eléctrica, siendo que hasta el 2018 era absorbida con recursos nacionales. Lo propio sucede con el subsidio al transporte urbano e interurbano y viene aportando recursos en carácter de adelanto de coparticipación a más de 30 municipios y comunas que atraviesan dificultades financieras.

   “Esto representa un 10% de los municipios que han tenido que recurrir al gobierno provincial para recibir adelantos de carácter ordinario o extraordinarios, aportando recursos provinciales para que municipios puedan hacer frente a pagos. Esta no es una obligación que tiene el gobierno, pero igualmente se han destinado recursos propios para atender situaciones financieras dificultosas”, afirmó Saglione.

Contrastes

En este punto, resaltó el ministro un “claro contraste con el gobierno nacional”.

   “Desde Santa Fe no sólo no recortamos un sólo peso de transferencias a los municipios y comunas cumpliendo con la totalidad de lo que por ley debemos transferir sino que además nos hacemos cargo de adelantarles recursos que debieran recibir en el futuro”, aclaró el ministro.

   “De igual modo, con recursos provinciales, nos hacemos cargo de garantizar el sostenimiento de una parte de los subsidios al transporte urbano que el gobierno nacional ha eliminado”, amplió.

   El programa de Pavimento Urbano es otro ejemplo de adelanto de fondos que el gobierno de Lifschitz aplica a los municipios y comunas. “Este programa alcanza la totalidad de municipios y comunas y al momento se está ejecutando en más de 130 municipios y comunas de la provincia. Es un programa a través del cual la provincia, con recursos propios, le adelanta los fondos que debieran recibir una vez que Nación pague la deuda que tiene con la provincia, derivado de los fallos de justicia de noviembre de 2015”, indicó Saglione.

   “Durante largos años, la provincia ha perdido recursos de coparticipación como consecuencia de incumplimientos de la norma de distribución de recursos del gobierno nacional, que hemos ido a la Corte a reclamar y que en noviembre de 2015, tuvo fallo favorable, y aún no hemos recibido ningún peso. En consecuencia, el gobierno entrante tendrá derecho de cobro de una cifra que supera los 80 mil millones de pesos, monto que significa casi 3 presupuestos anuales de obra pública del gobierno de la provincia”, puntualizó el ministro provincial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario