Política

Rubeo reivindicó su tarea como presidente de la Cámara baja

"Si hubiera actuado como algunos fundamentalistas pedían, los santafesinos la hubieran pasado peor", dijo el diputado peronista. 

Domingo 06 de Diciembre de 2015

“El balance de mi paso por la presidencia de la Cámara es positivo”, dijo Luis Rubeo, quien estuvo al frente de Diputados desde la asunción de Antonio Bonfatti.

   “Los primeros meses que fui presidente, la mayoría de los periodistas pensaban en que íbamos a ser la máquina de impedir, oponiéndonos a todo lo que planteara el Ejecutivo. Sin embargo, ya lo ve. Fueron cuatro años de mucho trabajo, un enorme esfuerzo para generar espacios de diálogo y por supuesto, fue muy importante contar con la buena voluntad de la mayoría de los diputados. Incluso pasamos un año entero que fue electoral y en la Cámara seguimos trabajando en las comisiones y teniendo sesiones de manera normal”, aseguró el legislador rosarino.

   Respecto de las críticas que recibe de otros peronistas respecto de una supuesta funcionalidad con el socialismo, Rubeo sostuvo que los que dicen eso, no han tenido sobre sus espaldas la responsabilidad de conducir una Cámara Legislativa con un signo político opuesto al del Poder Ejecutivo. “A mí me eligió la gente y yo tengo que gestionar para la gente. Si hubiera actuado como algunos fundamentalistas reclamaban, seguramente los santafesinos la hubieran pasado peor de cómo la pasaron. Siempre digo, y seguiré repitiendo, que yo quiero mucho a mi provincia, como para ser hacer algo en contra del interés de los santafesinos”, reforzó Rubeo.

   Según el reelecto diputado, “la gente decidió que el Ejecutivo sea de un color y las Cámaras de otro y nosotros teníamos que aceptar ese desafío y estar a la altura del rol que la sociedad nos encomendó”.

   En ese marco y a la hora del balance, Rubeo reivindicó haber abierto las puertas de la Cámara baja a la sociedad: “Incorporamos al espacio de diputados por un día, a los jubilados, y además pasaron jóvenes, personas con discapacidad, deportistas, etc. De allí salieron muy buenos proyectos, que luego impulsamos en el recinto. Se hicieron cientos de actividades en las que la sociedad se empoderó de ese espacio. Eso y la capacidad de dialogar y construir consensos creo que son las principales cosas por las que puedo estar conforme”.

La gestión y las listas. A la hora de expresar su opinión sobre la derrota del Frente para la Victoria en el ballottage, el dirigente apuntó que el gobierno de Cristina Kirchner hizo cosas muy buenas para la construcción de un modelo de país que sea inclusivo para todos. “Yo adherí y trabajé apoyando la incorporación de nuevos derechos a los ciudadanos. También la recuperación de Aerolíneas Argentinas, Ansés, etc. Pero también debo decir, que lamentablemente al momento de armar las listas en todo el país para los diversos cargos, Cristina funcionó como la jefa de una agrupación interna y no como la líder de un movimiento nacional y popular que debía generosamente permitir que otros también llegaran al poder. Y eso fue lo que nos alejó de la gente y de su preferencia al momento de votar”.

   A la hora de dejar la presidencia de la Cámara, Rubeo se dedidará a seguir recorriendo la provincia, “a generar reuniones con la gente, a visitar aún más a las organizaciones intermedias para constituirme en su vocero. Por supuesto que seguiremos involucrándonos en los temas importantes, estudiándolos y transformándolos en proyectos de ley. Además, seguramente también tendré un rol protagónico en la reconstrucción del peronismo en Santa Fe. Hay mucho trabajo por hacer y ya estamos haciéndolo”.

   En declaraciones a este diario, el diputado peronista recordó que “muchos de mis compañeros justicialistas intentaron decretar mi muerte política. Sin embargo, nosotros hemos demostrado que cuando uno está con la gente, recorre los barrios, da respuestas en la medida que puede, y sobre todo hace todo lo que está al alcance de su mano para solucionar sus problemas, la gente tiene memoria y luego te acompaña con su voto”.

   En ese contexto, el legislador provincial del justicialismo admitió que “esta gestión tiene un sabor especial, porque renové mi mandato pese a la opinión contraria de algunos dirigentes, incluso de amigos. Hay algunas otras cosas que creo que hicimos bien, y que voy a mantener vigentes, por ejemplo el contacto con la gente, la relación personalizada mediante el uso de las redes sociales, la presentación de iniciativas legislativas de manera permanente”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS