Política

Rubeo: "Bonfatti es un amigo y queremos que le vaya bien"

El presidente de la Cámara de Diputados apuesta al consenso y refuta críticas de Bielsa.

Domingo 04 de Diciembre de 2011

"Quiero que a Antonio Bonfatti le vaya bien en el gobierno porque somos amigos pero fundamentalmente porque si a su administración le va bien le irá bien al conjunto de los santafesinos y yo quiero demasiado a esta provincia". La definición no pertenece a ningún oficialista sino al flamante presidente de la nueva Cámara de Diputados, Luis Daniel Rubeo.

Este rosarino de 54 años casado desde hace 34 años con dos hijos de 30 y 27, se convirtió el viernes en el kirchnerista mejor encumbrado tras la elección que lo ubicó como el cuarto en la sucesión gubernamental santafesina. Pero sobre todo en el depositario de la garantía de coexistencia pacífica entre oficialismo y oposición. "Yo se lo que es el compromiso militante de cambiar la realidad", asevera y recuerda que por ello se frustró su carrera de abogado cuando debió irse a Italia en octubre de 1976 tras la irrupción de la última dictadura militar.

-¿Cómo fue que desembocaron en la sonora interna con María Eugenia Bielsa por la presidencia de la Cámara?

-Cuando nosotros decimos que antes de definir la persona teníamos que elegir un perfil determinado que diera confianza, marco de consenso y compromiso con el gobierno nacional muchos legisladores que, incluso habían estado participando en la lista de ella empezaron a sostener que la diputada no reunía su perfil.

-Eso quiere decir que para entonces ya se hablaba de ella como presidente.

-¿Quién hablaba? Comenzamos a hablar en ese momento de perfil, no de nombres.

-Se decía que por haber sido la más votada sería naturalmente quien ocuparía el cargo.

-A la arquitecta Bielsa la votaron los ciudadanos para que fuera diputada. La elección de las autoridades de la Cámara no es una responsabilidad de la ciudadanía sino de los diputados electos. De los 50, sin excepción. La tradición marca que quien obtiene la mayoría constitucional nombre al presidente. Es decir, el presidente surge entre los 28 de esa mayoría y puede ser cualquiera de esos 28 porque todos tienen la misma legitimidad de diputados.

-Bielsa situó el quiebre en la reunión del 20 de noviembre en Granadero Baigorria.

-Yo no sé por qué. Ella lo dijo, sí. Pero ahí se trató de una convocatoria hecha por un grupo de intendentes para conversar la inclusión en la agenda legislativa 2012 de cuestiones que les afectan en sus municipios y comunas. Nosotros fuimos invitados no fuimos los organizadores que la excluyeron. En todo caso su reclamo debió canalizarse hacia esos intendentes. Es cierto, que entonces los diputados electos que estuvimos decidimos que nos reuniríamos al lunes siguiente para conversar sí de la presidencia.

-Entonces, ¿Bielsa no tiene razón?

-No porque su enojo es previo a que nos reuniéramos. Ni nosotros sabíamos que de allí luego acordaríamos seguir reuniéndonos. Para entonces ella no había llamado a nadie tampoco. Decidimos reunirnos en el camping de UPCN.

-Pero para esa reunión ya la opción Bielsa se había debilitado

-Si pero en parte por esa reacción de la que hablo. Y aún así, nosotros no definimos nombres ahí y propusimos seguir conversando con todos legisladores. Hubo propuestas de algunos para generar un marco de los 28 o de una comisión de enlace como para surgiera un candidato en común.

-¿Que diferencia hay entre Rubeo y Bielsa?

-Yo reo en un estilo de construcción en el que reivindico la militancia, la inclusión y que la política se hace en forma colectiva y no individual. Que los liderazgos se construyen y no se imponen. Uno debe ir generando los consensos y en base a ello construyendo. Tengo compromiso militante y partidario y una férrea posición dentro del PJ que ella no tiene. Ella no participa en la vida del partido.

-Bielsa dijo que triunfó un modo de ver la administración de la cosa pública diferente al de ella.

-No se cuál es el modo de ella. El nuestro es el que vamos hacer con absoluta honestidad y transparencia como se ha venido haciendo hasta ahora. Las decisiones administrativas las toman en su mayoría los empleados, esta todo informatizado y bancarizado, y bajo constante control del Tribunal de Cuentas. No se cuál es la otra forma.

-¿Estaba previsto que el Frente Progresista tuviera candidato a presidente?

-Me causó profunda sorpresa esa candidatura porque nos habían dicho a través de sus distintas vertientes que iban a respetar la tradición de acompañar a quien obtuviera la primera minoría. En el 2007 si no era por nosotros el socialismo no hubiera obtenido el presupuesto. Vamos a privilegiar todo lo que tenga que ver con el interés común. Queremos que al doctor Bonfatti, que un amigo además, le vaya bien porque eso querrá decir que nos irá bien a todos los santafesinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario