Política

Rossi: "Scioli ya es visto como un estadista y en eso le sacó distancia al resto"

Ingeniero, nació en Vera (Santa Fe) hace 55 años. Es ministro de Defensa desde junio de 2013. Entre 2005 y 2013 fue presidente del bloque de diputados nacionales kirchneristas.

Miércoles 05 de Agosto de 2015

"Creo que Daniel Scioli ya es mirado con los cánones que uno ve a un estadista, y en ese sentido tomó una distancia importante con lo que transmiten los otros candidatos presidenciales como (Mauricio) Macri o (Sergio) Massa, o el resto", elogió Agustín Rossi. También dijo que "no" cree "genuino" el cambio de Mauricio Macri en algunos temas, y lo vinculó con que "la sociedad argentina ha saldado ya algunos debates en el sentido propuesto por el Frente para la Victoria". El ministro de Defensa, que ocupa el tercer lugar en la lista de representantes, por distrito único, al Parlamento del Mercosur (Parlasur) destacó el rol creciente que tendrá el cuerpo en afianzar la integración regional.
 
—¿La fórmula Scioli-Zannini logró galvanizar finalmente al Frente para la Victoria?
 
—Creo que el Frente para la Victoria tiene un nivel de fortaleza muy alta. Tenemos una excelente fórmula, que contempla los distintos matices que conviven dentro del espacio. Daniel Scioli ha mostrado un crecimiento importante durante toda la campaña. Creo que ya es mirado con los cánones que uno mira a un estadista, y en ese sentido tomó una distancia importante con lo que transmiten los otros candidatos presidenciales como Macri o Massa, o el resto. La sociedad argentina visualiza que hay un Scioli con ganas de ser presidente y preparado para serlo, y que eso no lo transmiten los otros. Pero además, somos una fuerza extendida a lo largo y ancho de todo el país, con 12 años de gestión que tras muchísimo tiempo viene a recoger reconocimiento de los dirigentes políticos opositores, con un liderazgo como el de Cristina que permanentemente aumenta en los niveles de consideración pública
 
—¿Al respecto, cómo ve el giro de Macri en algunos temas relacionados con el rol del Estado?
 
—Esos reconocimientos no es que sean genuinos o que los hagan por convencimiento sino que la propia realidad los fue poniendo en ese lugar. Yo no creo que Macri genuinamente crea en las cosas que está diciendo ahora, sino que lo hace por un intento de especulación electoral porque ve que la sociedad argentina ha saldado algunos debates, en el sentido de la propuesta que tenía el Frente para la Victoria. La sociedad argentina quiere que el Estado participe en la explotación de recursos estratégicos como el petróleo a través de YPF, no quiere tener en manos privadas su sistema de jubilación, la sociedad ha percibido que la Asignación Universal por Hijo es un derecho que vino para quedarse y no es plan social más. Y eso también le da a nuestro candidato un sentido de coherencia y previsibilidad que el resto no lo tiene. Nosotros hace años que estamos en el mismo lugar y Scioli transmite claramente eso. Obviamente que va a gobernar con su estilo, su impronta y su sello personal, pero sin duda que las políticas públicas que se han implementado durante todos estos años van a estar vigentes y van a ser el piso para los programas de gobierno de los próximos cuatro años.
 
—¿Qué opina de la denuncia que vincula a Aníbal Fernández con crímenes y narcotráfico?
 
—A mí me sorprende que un hecho que sucedió hace siete años aparezca una denuncia del principal imputado, que está condenado a cadena perpetua, que su condena está firme y no tiene posibilidad de revisión, y a siete días antes de una elección primaria en la provincia de Buenos Aires donde compite el jefe de Gabinete, salga a imputarlo sin ninguna otra cosa más que su testimonio. La realidad es que ese informe (de TV) no mostró ninguna prueba que no sea lo que dice el Lanatta preso (Martín), que es su relato que seguramente será absolutamente inventado. Yo trato de englobar y tener una mirada más amplia: esto no es contra Aníbal Fernández sino contra todo el proyecto político que llevamos adelante en la Argentina y que hay algunos sectores, y en el caso específico del grupo Clarín y su principal periodista que es (Jorge) Lanata, que están dispuestos a todo y que van a hacer de todo con tal de desprestigiar a los dirigentes políticos de nuestro espacio.
 
—Yendo a su candidatura al Parlasur, hay aún bastante desconocimiento de ese cuerpo y qué puede aportar a la integración regional y la vida cotidiana de las personas.
 
—Lo primero que hay que decir es que el Parlasur existe. Fue creado en 2005 y empezó a funcionar en 2006. En una primera instancia funcionó con 18 representantes por país, en el caso de la Argentina 9 diputados y 9 senadores que eran elegidos por las dos Cámaras. Esta va a ser la primera vez que los argentinos elegimos los representantes, que ya no serán 18 sino 43, por el voto directo de la ciudadanía. Y además, se impuso que los representantes al Parlasur sean de dedicación exclusiva, es decir que no pueden ser ni concejales, ni legisladores, ni ministros ni funcionarios.
 
—La elección del Parlasur saltó a la vidriera cuando se especulaba con una candidatura de Cristina, pero luego quedó un poco opacada.
 
—Creo que nosotros tenemos la obligación de transmitirle a los argentinos lo que el Parlasur significa. Todo proceso de integración en el mundo ha tenido su pata parlamentaria y fíjense que uno de los motivos básicos por el cual los presidentes decidieron construir un Parlamento fue generar espacios para que las oposiciones de cada uno de los países participen de las instancias de integración. Creo que también al ser un mecanismo que no participaba del proceso electoral no era muy visible. Ahora con esta decisión de que se tiene dedicación exclusiva, eso también le dará mayor volumen y legitimidad.
 
—Otro mal entendido es que empezarían a trabajar recién en 2019.
 
—Nosotros asumiremos el 10 de diciembre de 2015. La fecha del 2019 que a veces se menciona tiene que ver con que el 31 de diciembre del 2019 todos los países del Mercosur tienen que tener adecuado su método de elección de representantes a una forma directa. Con Argentina ahora, junto a Bolivia y Paraguay, vamos a ser tres los países que elegirán sus representantes por el método directo. Brasil, Uruguay y Venezuela, tendrán que elegirlos entre este año y el 2019. Pero el Parlasur funciona igual, como lo viene haciendo hasta ahora.
 
—¿Cuál es la cantidad de parlamentarios por cada país?
 
—Eso ya está fijado y es una proporcionalidad con la cantidad de habitantes de cada uno de los países, pero atenuada porque si fuera una proporcionalidad directa, la representación de Brasil sería enorme. Ahora tenemos Brasil, con 75 representantes; Argentina, 43, Venezuela, 33; Paraguay, 18, y Uruguay,18.
 
—¿Cuál será la agenda para el bloque regional?
 
—Será amplia. Hay temas que están pendientes de tratamiento, como la libre circulación de personas, la posibilidad de que los aportes previsionales de un trabajador que trabaje una cantidad de tiempo en otro país integrante del Mercosur también le pueda servir para su propia jubilación. El tema de lograr legislaciones uniformes sobre la conservación y la correcta afectación de los recursos naturales, avanzar en una norma genérica sobre la validación de los títulos universitarios, leyes sobre trata de personas, o mecanismos de seguridad.
 
—¿Hay una agenda santafesina para el Parlasur?
 
—Tenemos que construir una fuerte agenda con la sociedad, en la provincia de Santa Fe fundamentalmente con los sectores productivos. Hay muchas empresas que comercializan con países del Mercosur, hay otras que quieren hacerlo.
 
—¿Las decisiones del Parlasur son vinculantes?
 
—Al contrario de la Unión Europea, cuyo mecanismo de integración prevé organismos supranacionales, como el Banco Central Europeo, Mercosur es más horizontal, intergubernamental y todas las decisiones que se toman necesitan ser convertidas en ley en cada uno de los países. Por ejemplo, la semana pasada vimos que el Senado aprobó por ley la modificación de la chapa patente de los autos, que fue un acuerdo que se logró en una de las comisiones técnicas del Mercosur.
 
—¿Cuál será la conformación ideológica del Parlasur?
 
—Conformamos un bloque progresista del FpV, el PT brasileño, el Frente Amplio uruguayo, los oficialismos de Venezuela y Bolivia y la minoría de Paraguay. Del otro bloque participan Blancos y Colorados de Uruguay, la mayoría de los paraguayos y el PMDB brasileño que, si bien integra el gobierno de Dilma Rousseff, no siempre acompaña al PT en política internacional.
 
Por la sensibilidad del tema, los comentarios a esta nota fueron bloqueados. 
 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario