Política

Ricardo Jaime irá a juicio oral por enriquecimiento ilícito

Patrimonio injustificado. El ex funcionario kirchnerista Ricardo Jaime ya acumula tres condenas de cárcel y más de una decena de imputaciones en otras causas penales.

Viernes 04 de Marzo de 2016

El fiscal federal Carlos Rívolo pidió ayer el juicio oral por supuesto enriquecimiento ilícito para el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime, quien ya acumula tres condenas de cárcel y más de una decena de imputaciones en otras causas penales.
  “En razón del importante cargo que ocupó, Jaime se enriqueció de manera apreciable. Las pruebas recabadas a lo largo de la investigación han demostrado que el gran incremento de su patrimonio fue injustificado en relación a los ingresos legítimos que registró”, sostuvo Rívolo.
  La solicitud del fiscal incluyó a varias personas del entorno del ex funcionario, entre ellas su pareja, Silvia Reyss, las hijas de la mujer, su hermano Eduardo Jaime, su otrora asesor Manuel Vázquez y el hijo de éste.
  Resta definir la situación de una de las hijas de Jaime, Julieta, y la presunta propiedad de un barco que está anclado en Uruguay sin que nadie lo reclame.
  En la causa, que lleva adelante el juez federal Sebastián Casanello, Jaime está procesado por supuesto enriquecimiento y tiene un embargo de 40 millones de pesos.
  Si el juez hiciera lugar al pedido del fiscal (tras consultar al resto de las partes), Jaime tendría que enfrentar otra vez el banquillo de los acusados, ahora junto a familiares, allegados y empresarios ligados a Néstor Otero (concesionaria de la estación de ómnibus de Retiro).
  Jaime es el ex funcionario kirchnerista con más causas sobre sus hombros. En septiembre de 2013, la Justicia de Córdoba le impuso seis meses de prisión por el intento de destrucción de una tarjeta que lo comprometía durante un allanamiento.
  En octubre pasado, fue sentenciado a un año y medio de cárcel en un juicio abreviado en el que reconoció haber recibido dádivas de empresarios a los que debía controlar (también condenados).
  En diciembre recibió cinco años de prisión por administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública por la tragedia de Once, pero el tribunal le impuso una pena única de seis años de por dos condenas anteriores que tenía.
  Además, quedó involucrado en el megaescándalo de las coimas en Brasil, donde están sospechadas las empresas Odebrecht y Petrobras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario