Política

Restringen el arresto domiciliario de Suárez

El juez federal Sebastián Ramos ordenó ayer restringir las condiciones de detención domiciliaria del sindicalista Omar Caballo Suárez, quien no podrá abandonar esa vivienda de Olivos (Buenos Aires) sin previa autorización ni ingresar alcohol.

Miércoles 03 de Enero de 2018

El juez federal Sebastián Ramos ordenó ayer restringir las condiciones de detención domiciliaria del sindicalista Omar Caballo Suárez, quien no podrá abandonar esa vivienda de Olivos (Buenos Aires) sin previa autorización ni ingresar alcohol.

El magistrado, que subroga actualmente a su colega Rodolfo Canicoba Corral, también dispuso que personal de Prefectura deberá vigilarlo de manera permanente y controlar el ingreso y egreso de personas y los movimientos en todos los accesos a la vivienda.

Ramos se pronunció de ese modo luego de que el fiscal Gerardo Pollicita apelara ante la Cámara Federal la concesión de la prisión domiciliaria a Suárez, quien está acusado de mal manejo de fondos del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) y se encontraba detenido en Marcos Paz desde septiembre de 2016.

La fiscalía pidió que la Cámara revoque el fallo de primera instancia del juez Luis Rodríguez, quien subrogaba a Canicoba Corral y el viernes pasado le otorgó la prisión domiciliaria al ex secretario general, que ya cumple en la casa de su hija en Olivos.

La apelación ingresó al juzgado de Ramos, quien subroga esta semana a Canicoba Corral, y las nuevas medidas restrictivas estarán vigentes hasta que la Cámara defina sobre el recurso presentado por la fiscalía para que Suárez regrese a Marcos Paz.

Pollicita fundamentó su apelación contra la domiciliaria de Suárez en que el problema de alcoholismo sobre el cual el juez fundó su decisión no está comprobado y que, incluso, estaba previsto que en enero le practicaran estudios médicos complementarios al imputado.

Por su parte, el abogado del sindicalista, Carlos Brotman, advirtió que "el tema del alcoholismo es secundario" ya que su defendido, en realidad, "se estaba muriendo" y "el peligro de su vida era tremendo".

"(A Suárez) Lo querrán muerto", deslizó el letrado acerca de los motivos de Pollicita para tratar de revertir el beneficio de la domiciliaria para su cliente. Y agregó: "El quiere ir a juicio, pero otros pretenden que allí se presente una persona muda y tullida".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario