Política

Reproches mutuos entre Binner y el gobierno por el acto en Venado Tuerto

El gobernador insistió en que no pudo hablar cuando Cristina presentó el Plan Industrial. Ceremonial de la Presidencia aclaró que fue el propio mandatario el que no quiso hacerlo.

Jueves 06 de Octubre de 2011

El candidato a presidente por el Frente Amplio Progresista (FAP), Hermes Binner, y el gobierno nacional volvieron ayer a cruzar reproches tras el acto en la ciudad santafesina de Venado Tuerto. "Se hace un acto en Santa Fe y no habla el gobernador", se quejó el mandatario provincial. Esa acusación fue retrucada por Ceremonial de la Presidencia de la Nación al asegurar que el propio Binner desistió de dar su discurso

Binner compartió escenario con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante el acto donde se presentó el Plan Industrial 2020, en la fábrica Corven de Venado Tuerto, pero por problemas protocolares no pronunció un discurso como gobernador de Santa Fe.

"Se realiza un acto en Santa Fe y no habla el gobernador" de la provincia, se quejó Binner, al tiempo que le pidió a la presidenta "respeto" a la "institucionalidad" del país, en medio de una nueva polémica entre el oficialismo y el mandatario santafesino.

"No es problema mío sino de la provincia", aseguró ayer Binner, y añadió que "el protocolo dice que la autoridad máxima es el presidente, ahora si usted está en La Rioja, la segunda autoridad es el gobernador".

Para aclarar la situación, el gobierno replicó que Binner figuraba como orador en el acto de Venado Tuerto, pero fue el gobernador quien desistió de hacerlo.

Programa oficial. En un comunicado firmado por el director de Ceremonial de la Presidencia, Rubén Zacarías, se expresó que "las palabras del gobernador de Santa Fe siempre estuvieron previstas para que lo hiciera en dicho acto. Figuraba así en el programa oficial".

Ceremonial de la Casa de Gobierno aclaró que el gobernador "comunicó oficialmente" a esa dependencia el martes por la mañana que había "desistido" de hablar en el acto.

Allegados a Binner explicaron que el santafesino había decidido no hablar porque la Casa Rosada había programado su discurso antes de que hablara el titular de la UIA, José Ignacio De Mendiguren, un lugar que no correspondía porque el mensaje del gobernador debe preceder al de la jefa del Estado.

La polémica surgió a raíz del acto que anteayer encabezó la presidenta en Venado Tuerto para presentar el Plan Industrial 2020 y luego de que Binner asegurara por Twitter que había ido a ese encuentro "sabiendo que no podríamos hablar".

Ayer, el gobernador insistió con esa queja: "No nos quieren escuchar, sólo se escuchan ellos. No tenemos la posibilidad de poder hablar. Vienen a la provincia de Santa Fe a montar un acto con gobernadores de otras provincias, y el gobernador dueño de casa no es el que habla; no es lo correcto".

"Tenemos una posición distinta de la presidenta, no significa que estamos en contra de Argentina, estamos a favor de un diálogo y queremos salir lo antes posible de esta crisis", dijo Binner, y recordó la solicitada que anteayer publicó en los principales diarios para alertar sobre los posibles impactos de la crisis global en el país.

"La crisis está; el precio de la soja no es el mismo que teníamos antes, Brasil devaluó el real, no son cuestiones que haya que colocar debajo de la alfombra; tratarlas y valorarlas en su dimensión", dijo.

Rubeo y el lugar vacante de Lilita Carrió

El presidente del bloque de diputados provinciales del Frente para la Victoria, Luis Daniel Rubeo, respondió a la solicitada que publicó el gobernador de Santa Fe y candidato a presidente, Hermes Binner, y le dijo que “antes de augurar catástrofes para la Argentina debería hacer una revisión histórica personal”.
  “Sería bueno que Binner antes de hablar de crisis recuerde cuando participó del gobierno de La Alianza, siendo uno de los cinco fundadores, que nos llevó a la peor debacle de la historia Argentina; que terminó con un presidente escapándose en helicóptero de la Casa Rosada”, señaló Rubeo. Luego analizó: “Al parecer Binner está queriéndose ubicar en el lugar que dejó vacante Lilita Carrió y por eso sostiene esa actitud de denuncia permanente y augurio de desastres para la Argentina”.
  El legislador provincial también se refirió a los indicadores a los que hizo referencia el gobernador y señaló que “lo que intenta, en plena campaña electoral, es construir una sensación de crisis que en este momento es inexistente”.
  “Es evidente —continuó Rubeo—que el grueso de los argentinos no lo ve así, ni tampoco los 500 empresarios que recibieron contentos la visita de Cristina Fernández por el momento productivo que atraviesa el país”.
  El legislador dijo que “el gobierno tiene una clara previsión de lo que está pasando internacionalmente”, y le aconsejó a Binner que “se quede muy tranquilo” ya que “si la crisis que afecta al mundo estos días no ha afectado fuertemente a la Argentina es justamente por la capacidad de previsión y la decisión política necesaria para actuar a tiempo”.
  “Binner debería hacer una revisión histórica personal antes de hablar de crisis”, recomendó Rubeo al gobernador.

“Vienen a la provincia a repartir lavarropas”

Hermes Binner aseguró ayer que el gobierno nacional propone un “peronismo trucho” y reiteró sus denuncias de clientelismo durante un acto en el partido bonaerense de Morón.
  Ante más un millar de dirigentes y militantes del Frente Amplio Progresista (FAP) que se acercaron al Club 77 de esa localidad, Binner expresó su respaldo a la candidata a gobernadora bonaerense Margarita Stolbizer en vista de las próximas elecciones generales al afirmar que “el camino de la honestidad nos va a llevar al gobierno”.
  “Ahora se puso de moda Santa Fe y no menos de tres ministros del gobierno nacional recorren la provincia repartiendo heladeras y lavarropas”, advirtió el gobernador, y aseveró que “ese es el dinero de la Ansés que lo reparten en forma indiscriminada”.
  En ese contexto, Binner añadió que su objetivo es “construir un país con más derecho, dejando atrás las dádivas o regalitos que confunden a la gente con necesidades”.
  “Lo que necesitan es dignidad, trabajo y educación”, dijo el candidato presidencial y aseguró que el kirchnerismo plantea un “peronismo trucho” porque “no habla de los niños, de los jóvenes y de los derechos sociales”.
  En otro orden, el candidato del FAP cuestionó también que “nadie le dice a la gente que la inflación es del 24 por ciento anual y que castiga a los pobres, a las personas de ingresos fijos, y nos asusta el número porque tenemos dificultades para comprar alimentos”.
  Por ese motivo instó a “trabajar dialogando con la gente” y finalizó su discurso convocando a la militancia “golpear puerta por puerta en Morón” para incrementar el porcentaje que obtuvo el FAP en las últimas primarias y así plantarse como la principal fuerza de la oposición.
  Antes de Binner habló Stolbizer, quien resaltó la figura del gobernador santafesino y ubicó al FAP como la real oposición al kirchnerismo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario