Política

Reparos de la Justicia santafesina por la metodología usada para los nombramientos

El ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein, habló de una medida "heterodoxa".

Miércoles 16 de Diciembre de 2015

El ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein, consideró ayer que la designación por decreto de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz como miembros de la Corte Suprema nacional es una medida "heterodoxa" y se inclinó por "una solución definitiva, conforme lo establece la Constitución" nacional. Por su parte, Rafael Gutiérrez, actual presidente de la Junta Federal de Cortes y, desde el 1º de enero próximo, titular del máximo tribunal santafesino, advirtió que el modo en que el presidente Mauricio Macri impuso los nombres para los cargos es "totalmente innecesario" y estimó "peligroso que no se respete" al Parlamento ni a la Carta Magna.

Silberstein calificó de "heterodoxa" la designación de Rosatti y Rosenkrantz como integrantes del alto tribunal y prefirió "una solución definitiva, conforme lo establece la Constitución". Es decir: con la aprobación de al menos los dos tercios del Senado.

"Como solución transitoria resulta viable, pero sería deseable una solución definitiva, conforme lo establece la Constitución", señaló el ministro, en declaraciones a La Ocho. Asimismo, el ex decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) destacó a los dos elegidos por Macri como "gente de mucho prestigio y trayectoria".

"Lo que habría que hacer es tratar de trabajar y acelerar el proceso para integrar la Corte como constitucionalmente corresponde", sentenció Silberstein.

A su turno, Gutiérrez resaltó: "Lo que hizo Macri es totalmente innecesario. Todo el arco político, desde el punto de vista jurídico, dice lo mismo. Creo que es muy peligroso, por la cuestión de gobernar así. Hay un Congreso y una Constitución que respetar, más allá de las necesidades de urgencia que pueda tener el gobierno".

"Han obviado todos los trámites legales y constitucionales", prosiguió, tras lo cual, respecto del posible objetivo del Ejecutivo de avanzar sobre el Poder Judicial, Gutiérrez evaluó que "viene siendo la intención del gobierno nacional pero, por su puesto, hay bastantes dudas".

Gutiérrez adelantó que la Junta Federal de Cortes "analizará el tema con tranquilidad". Y argumentó: "Es un problema del gobierno federal y nosotros representamos a la provincia. Pero eso no quiere decir que no sentemos opinión, como lo hicimos con otros gobiernos".

Más reproches. Paralelamente, Daniel Erbetta, ministro de la Corte santafesina, criticó la decisión de Macri. "Para un hombre de Derecho es muy difícil compartir ese mecanismo. La Constitución establece específicamente cómo se deben nombrar los jueces. No conozco a uno de los propuestos, sí a Rossati, con quien tengo una relación de tipo académico y al que reconozco como gran profesional", fundamentó.

En esa línea, afirmó que "es preocupante que se utilice un mecanismo que no tiene antecedentes en la Argentina, no porque no haya sido posible su utilización sino porque no tiene que ver con el modo que la Constitución establece, y que es muy claro".

"En 1994 quedó establecido en la Constitución que en la designación de jueces de la Corte intervenga el Senado y que lo haga con una mayoría calificada, de los dos tercios de los presentes", recordó Erbetta.

Asimismo, rememoró que "durante un año la Corte estuvo funcionando con tres miembros, con Carlos Fayt con algunos inconvenientes para poder asistir diariamente al tribunal".

"Si (el aplicado por Macri) fuese un mecanismo posible, habría que preguntar por qué el gobierno anterior no lo utilizó, cuando trató de integrar la Corte por la metodología que, normalmente, corresponde", concluyó Erbetta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS