Política

Reivindican la boleta única como herramienta de calidad institucional

La Facultad de Ciencia Política de la UNR desligó los problemas registrados en el escrutinio provisorio del sistema electoral vigente, no así el proceso administrativo de los comicios. 

Domingo 24 de Mayo de 2015

Las primarias abiertas santafesinas de abril pasado no sólo estuvieron signadas por la polémica que generó el accidentado escrutinio provisorio. El sistema de boleta única también fue blanco de reproches de la oposición centrados en su efectividad y transparencia. Sin embargo, una observación realizada por la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) determinó que el instrumento de emisión de votos no presentó déficit alguno, no así el proceso administrativo que acompaña a los comicios.

Como en 2011 y 2013, los votantes santafesinos utilizaron en las Paso el sistema de boleta única (propuesto por el diputado nacional Pablo Javkin, CC-ARI), grandes papeletas diferenciadas por colores y que incluyeron foto y sello partidario de cada candidato —una por categoría—. La novedad fue la eliminación del casillero para el sufragio en blanco.

En ese contexto compitieron más de 17 mil candidatos en toda la provincia (383 listas en las cinco categorías). Y el primer reparo a la boleta única apuntó a la gran cantidad de postulantes a concejal, algo que obligó a achicar fotos y logos.

Poco después, y con las dudas sobrevolando el recuento de votos inicial, las voces críticas se multiplicaron. "Hace tiempo que venimos diciendo que la boleta única perjudica los proyectos colectivos y atenta contra los partidos políticos. Los legisladores que la sostenían terminaron siendo víctimas de ella. Vaya paradoja", afirmó por entonces vía Twitter Leandro Busatto, diputado provincial del Frente para la Victoria (FpV).

De inmediato, la intendenta Mónica Fein replicó con que las denuncias de irregularidades en torno al escrutinio provisorio pretendían, en realidad, "terminar con la boleta única para volver a la lista sábana y la ley de lemas".

Pero el diputado provincial del FpV Eduardo Toniolli retrucó: "Quieren dejar todo como está, no hacer un balance serio sobre los problemas de la sacrosanta boleta única".

De hecho, hasta el jefe de Gabinete nacional, Aníbal Fernández, aportó al duelo verbal: "¿Qué ocurrió con la boleta única? ¿Cuáles son las cosas que hicieron para no tener las actas?".

A su vez, el ministro de Defensa nacional, Agustín Rossi, habló de un sistema electoral "confuso" y de futuros "problemas de gobernabilidad". Y ejemplificó: la lista a gobernador del PRO salió primera, mientras que la de diputados del mismo partido quedó tercera.

Defensa. No obstante la andanada de objeciones, Franco Bartolacci, decano de Ciencia Política, explicó a La Capital que "la introducción del sistema de boleta única representó un avance para el fortalecimiento de la calidad institucional en Santa Fe".

En ese sentido, advirtió que los errores registrados el 19 de abril "no están vinculados con el sistema que se utiliza sino con cuestiones operativas relativas a la elección que van más allá de la boleta única".

"La boleta única constituye un instrumento de emisión del voto y es uno de los elementos de aquello que denominamos sistemas electorales", enfatizó Bartolacci.

Los otros tres elementos de los sistemas electorales son la distribución de las circunscripciones (la organización del territorio), la forma de las candidaturas (requisitos y modo de selección de los postulantes) y los criterios de transformación de votos en representantes.

Virtudes. "Con la boleta única se avanzó en el aporte de mayor fidelidad entre la voluntad del votante y aquello que efectivamente elige en cada categoría y con más transparencia, porque es el Estado ahora el que garantiza la presencia de la totalidad de la oferta electoral en el cuarto oscuro", precisó el decano.

Al respecto, agregó: "También coloca en igualdad de condiciones a las distintas fuerzas políticas, más allá de su estructura de fiscalización, evitando, de ese modo, las denuncias sobre robo de boletas que fueron tan comunes en elecciones anteriores".

Bartolacci aseguró que los problemas registrados en las internas "tuvieron que ver con el proceso administrativo que acompaña toda elección, pero no con el sistema que se utiliza".

"Hablamos de la convocatoria y la capacitación de las autoridades de mesa. Los datos de la observación realizada por nuestra facultad nos permiten afirmar que fueron esos los puntos críticos y no la boleta única como instrumento de emisión del voto", argumentó.

Acerca de la resolución de ese déficit para las elecciones generales del 14 de junio próximo, la facultad no sólo puso a disposición de las autoridades provinciales el informe del observatorio, que enumera recomendaciones para optimizar el desarrollo de los comicios, sino que comenzó a colaborar en la capacitación de los encargados de garantizar la transparencia de la inminente cita en las urnas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS