Política

Recordaron el estallido de 2001 en Plaza de Mayo e incendiaron un gran árbol de Navidad

Agrupaciones políticas, sociales y estudiantiles de izquierda se movilizaron hoy a la Plaza de Mayo porteña al cumplirse el décimo aniversario de la caída del gobierno de Fernando de la Rúa, y como cierre del acto quemaron el árbol de Navidad que el gobierno de la ciudad instaló frente al Cabildo.

Martes 20 de Diciembre de 2011

Buenos Aires.- Agrupaciones políticas, sociales y estudiantiles de izquierda se movilizaron hoy a la Plaza de Mayo porteña al cumplirse el décimo aniversario de la caída del gobierno de Fernando de la Rúa, y como cierre del acto quemaron el árbol de Navidad que el gobierno de la ciudad instaló frente al Cabildo.

La manifestación se desarrolló con consignas que recordaron a los fallecidos en la revuelta, reivindicaron sus reclamos históricos, cuestionaron algunas medidas del actual Gobierno nacional, como la quita de los subsidios y el impulso a la ley antiterrorista, y pidieron por el esclarecimiento del crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra.

A media tarde, los distintos sectores llegaron con banderas y pancartas en el Congreso, el Obelisco, el ministerio de Desarrollo Social y la Avenida 9 de Julio para luego confluir en la Plaza de Mayo, donde se realizó un acto en el que hubo lugar para múltiples reclamos.

Los primeros en llegar a la Plaza fueron los militantes de izquierda -algunos de ellos encapuchados y con palos- que integran el Frente de Resistencia Nacional y escribieron el graffiti “Resistir para vencer” en distintos puntos de la Avenida de Mayo y en el Cabildo, mientras aguardaban la llegada del resto de las columnas.

“Se va a acabar, se va a acabar esta costumbre de matar”, era uno de los cánticos que repetían las agrupaciones, que se detuvieron frente a la placa ubicada en la Avenida de Mayo y Chacabuco en homenaje a Gustavo Benedetto, una de las víctimas de la represión de los días 19 y 20 de diciembre.

También en la Avenida se repetían los afiches con la foto de Gastón Riva, otro de los fallecidos hace diez años, en los que se culpa a “la policía y la inoperancia de la Unión Cívica Radical” por el estallido en el microcentro porteño que derivó en la caída del presidente dos años antes de finalizar su mandato.

Desde el Congreso, la movilización estuvo encabezada por dirigentes como Néstor Pitrola, Jorge Altamira, Cristian Castillo (Frente de Izquierda), Humberto Tumini y Victoria Donda (FAP), Fernando Pino Solanas (Proyecto Sur), Vilma Ripoll y Alejandro Bodart (MST), entre otros referentes.

“Estamos recordando un hecho que va a tener gran implicancia en el futuro, el pueblo argentino decidió ejercer su derecho de revocatoria que no está en la Constitución Nacional”, analizó el ex candidato presidencial Jorge Altamira que advirtió al gobierno que “no olviden que es un derecho que ya nos apropiamos”.

Solanas, por su parte, señaló a esta agencia que la convocatoria fue para “homenajear a los caídos y reiterar consignas que ya estaban hace diez años, como el repudio al capitalismo financiero global que se habían robado los depósitos”, recordó el cineasta.

Mientras avanzaban las columnas para confluir en la Plaza, desde el escenario se reiteraban consignas en contra de un “tarifazo” del Gobierno nacional a través del aumento de los servicios, el rechazo a la ley antiterrorista y un respaldo a “la lucha de los indignados del mundo”.

En ese contexto, Ripoll y Bodart afirmaron que “a diez años del 'Argentinazo' y ocho de gobierno kirchnerista, las causas estructurales que originaron la rebelión popular no se han revertido. Con la llegada de la crisis capitalista internacional y las medidas de ajuste anunciadas por Cristina (Fernández), más temprano que tarde se repetirán acontecimientos como los de 2001”.

La marcha, que comenzó con la quema de cubiertas en la esquina de Avenida de Mayo y 9 de Julio, mezcló a militantes sociales con referentes de centros de estudiantes universitarios, gremiales que, en muchos casos, concurrieron con niños y cochecitos con bebés que transitaban su primera experiencia en la protesta social.

Durante la movilización, hubo una escasa presencia policial que se limitó a permanecer en las inmediaciones de la Plaza y los propios manifestantes fueron los encargados de realizar los cortes de tránsito a medida que avanzaban los distintos grupos hacia la Casa de Gobierno.

Sobre el final, los manifestantes prendieron fuego el árbol de Navidad que hace solo unos días ubicó el Gobierno de la Ciudad en el extremo de la Plaza sobre la calle Bolívar, que tuvo que ser sofocado por Bomberos que se acercaron hasta el lugar ante las llamas. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario