Política

Recalde quita sustento a la detención y D'Elía exige la intervención de Cristina

El titular del bloque del FpV de la Cámara de Diputados nacional, Héctor Recalde, opinó ayer que la detención de Amado Boudou

Sábado 04 de Noviembre de 2017

El titular del bloque del FpV de la Cámara de Diputados nacional, Héctor Recalde, opinó ayer que la detención de Amado Boudou muestra una "animosidad y persecución contra ex funcionarios" y aseguró que el ex presidente "siempre estuvo a derecho".

"El principio general en el derecho penal es la libertad, la excepción es la prisión. Y solo se puede dictar prisión sin sentencia firme cuando hay peligro de fuga o de destrucción de pruebas. Boudou siempre estuvo a derecho, cada vez que lo citaron fue, es decir, no hay peligro de fuga. Y no tiene ninguna capacidad de destruir u obstaculizar pruebas", explicó.

Por su parte, Martín Sabbatella, dirigente de Unidad Ciudadana, dijo ayer que "la detención de Boudou es otro capítulo más de la cacería judicial a opositores promovida por el gobierno de Macri", y consideró que los detenidos "son presos políticos, perseguidos por el oficialismo con la complicidad de algunos jueces, que denigran la Justicia; en un Estado de Derecho, sin una condena firme o una taxativa necesidad de prisión preventiva, la detención de opositores es claramente persecución política", sostuvo.

"En la Argentina se vive un Estado de excepción, que desparrama persecución hacia los opositores e impunidad hacia los oficialistas. El mismo juez que encarcela a Boudou, también investiga y tiene imputados a miembros del clan Macri, como al propio presidente, su hermano o el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas. Sin embargo, a ellos no los detiene", apuntó el también titular del espacio bonaerense Nuevo Encuentro.

En ese marco, la titular de la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional, María Laura Garrigós de Rébori, líder de Justicia Legítima, afirmó que "el uso de la prisión preventiva como adelanto de condena es perverso" y argumentó que la cárcel sólo se justifica "si el proceso no puede seguir adelante, cuando (el acusado) se profuga" o cuando "entorpece las investigaciones".

El ex miembro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni consideró que la detención del ex vicepresidente "no está dentro de las normas procesales" y "no tiene sentido". Y agregó: "La prueba es documental, se secuestra la prueba documental y listo. ¿Quién va a interferir?".

En tono más alto, el dirigente Luis D'Elía llamó a "empezar a organizar la resistencia", dijo que "Cristina no puede hacerse la pelotuda", le reclamó a la ex presidenta que "se ponga al frente" para rechazar las detenciones de ex funcionarios kirchneristas, y le exigió a "la conducción del kirchnerismo que no mire para otro lado".

La legisladora porteña kirchnerista Gabriela Cerruti publicó en la red social Twitter que "el hermano del presidente y el jefe de los espías están acusados de lo mismo que Boudou" y se preguntó: "¿Ellos no tienen contactos para entorpecer?".

Defensa. Recalde (al centro), dijo que Boudou "siempre estuvo a derecho".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario