Política

Ramos Padilla mostró pruebas clave de una red de espías

El magistrado expuso en una comisión del Congreso y sorprendió con las ramificaciones hacia políticos y periodistas.

Jueves 14 de Marzo de 2019

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, presentó ayer en el Congreso de la Nación gran cantidad de pruebas, de diferentes procedencias, contundentes, en muchos casos libre de toda posible contaminación, que revela la existencia de una red ilegal de inteligencia vinculada al Poder Judicial, ministerios del Poder Ejecutivo, fuerzas de seguridad, medios de comunicación y sectores de partidos políticos de la Argentina. También las embajadas de los Estados Unidos e Israel se encuentran mencionadas e investigadas en la megacausa que se tramita desde enero pasado en Dolores.

Ramos Padilla desnudó la actividad del agente de inteligencia y falso abogado Marcelo D'Alessio —se encuentra detenido— que actuaba en connivencia (y en otros casos extorsionaba) a empresarios, jueces, políticos y periodistas, entre otros, con el fin orientar procesos judiciales para encarcelar opositores a la vez que obtener bienes y dinero de las víctimas.

Con la presentación de ayer de Ramos Padilla ante la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados quedó muy comprometido el fiscal Carlos Stornelli, que se proveyó sistemáticamente de las presuntas "pruebas" y declaraciones de arrepentidos que derivaron en decenas de detenciones en la llamada causa de las fotocopias de los cuadernos.

También con lo expuesto ayer en Diputados, se supo que D'Alessio comprometió gravemente a la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, al grupo mediático Clarín, a través de su periodista Daniel Santoro, y las diputadas nacionales Elisa Carrió y Paula Olivetto, todos ellos y ellas partícipes —junto al procesado y detenido D'Alessio— de audios, conversaciones, chats telefónicos, fotos y otra documentación aportada.

Embed

En sus casi dos horas y media de alocución, que incluyó la revelación de nuevos audios telefónicos, fotos y otras pruebas desconocidas hasta ayer, Ramos Padilla aclaró que su tarea es plenamente legal porque no interfiere sobre ningún agente reconocido de servicios de inteligencia de la Argentina. D'Alessio, según convalidó la AFI (Agencia Federal de Informaciones), no es parte de esa agencia ni de otra del país. Las pruebas que lo incriminan, surgidas especialmente de un allanamiento realizado en sus oficinas, demuestran, por el contrario, que el falso abogado reportaba al gobierno de los Estados Unidos.

Entre las gravísimas revelaciones de Ramos Padilla, todas ellas acreditadas con pruebas, refiere a periodistas que habrían sido involucrados en la trama de espías, tal vez algunos de ellos desconociendo el mecanismo ilegal del que participaban, engañados de buena fe. Como ejemplo de este último caso, mencionó al conductor Alejandro Fantino y a la periodista Romina Manguel del programa televisivo "Animales sueltos".

El juez aseguró que seguirá con la causa a pesar de las presiones que recibe; denunció, por caso, algo insólito: el detenido D'Alessio no concurrió a declarar, en los últimos días, porque el Servicio Penitenciario Federal adujo que "los móviles no tenían combustible para viajar hasta Dolores". Cabe recordar, que el fiscal Carlos Stornelli tampoco se presentó a declarar a una indagatoria, así como no presentó su teléfono celular que podría terminar de corroborar su vínculo estrecho con D'Alessio.

Repercusiones

Sobre el final de sesión de ayer en el anexo de Diputados (duró cinco horas y ningún legislador del oficialismo concurrió) el jefe del bloque del FpV, Agustín Rossi, pidió que "Stornelli se aparte de su actividad como fiscal hasta tanto se aclare la situación", así como "las diputadas Carrió y Olivetto deberían pedir una licencia hasta tanto se establezca que tipo de vínculo tienen con D'Alessio".

"Esto es terrorismo de Estado", opinó, por su parte, el presidente de la comisión de Libertad de Expresión, Leopoldo Moreau, tras las intervención del juez. Y amplió: "Es terrorismo judicial, manejado por la embajada de Estados Unidos".

"Después de lo de hoy —agregó— se establece una línea divisoria. Quienes no brinden apoyo y seguridad al juez y los testigos serán cómplices de esta mafia que no sólo espiaba sino que plantaba causas judiciales".

"Exijo a la Corte Suprema de Justicia que le provea al juez todos los elementos necesarios para continuar con la investigación", dijo y señaló las diferencias que hace el ministro de Justicia, Germán Garavano, respecto a causas, jueces y testigos que investigan a kirchneristas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario