Política

Queja de los panaderos por el alza de hasta 140 por ciento en la harina

El precio de la harina aumentó en los últimos 45 a 60 días entre un 100 y un 140 por ciento, dependiendo de lo que fijan los distintos molinos, y "nunca se logró recuperar la caída de hasta un 40 por ciento del consumo que arrancó el año pasado, y quedó estancado en esa meseta", detalló el titular de la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco, quien señaló que "este es uno de los peores momentos en la historia de la panadería".

Miércoles 23 de Mayo de 2018

El precio de la harina aumentó en los últimos 45 a 60 días entre un 100 y un 140 por ciento, dependiendo de lo que fijan los distintos molinos, y "nunca se logró recuperar la caída de hasta un 40 por ciento del consumo que arrancó el año pasado, y quedó estancado en esa meseta", detalló el titular de la Asociación de Industriales Panaderos de Rosario, Gerardo Di Cosco, quien señaló que "este es uno de los peores momentos en la historia de la panadería".

El kilo de pan en los mostradores hoy cuesta unos 55 pesos y las especialidades, que son las menos vendidas, también reciben el impacto del aumento de los insumos de entre un 15 por ciento y un 20 por ciento, principalmente huevo, levadura, dulce de leche, azúcar, margarinas y grasas. "La gente ahora selecciona los días en que compra las facturas y los bizcochos, que antes eran algo común de llevar todos los días. Hoy se venden principalmente los sábados y domingos y en la diaria solamente pan", dijo el dirigente.

"Según un estudio de costos que hicimos, deberíamos cobrar 73 pesos el kilo de pan, pero ¿quién nos va a comprar a ese precio?", indagó el dirigente. La bolsa de harina de 50 kilogramos "en los últimos 60 días pasó de costar 280 pesos a 650. Hace un mes dijeron que el techo sería de 500 pesos y ahora dicen que será de 700, dependiendo del molino", agregó.

Di Cosco recordó que "este año hubo una cosecha récord de trigo de 17 millones de toneladas. Para el consumo interno se necesitan poco más de 5 millones de toneladas. Según la Federación Argentina de la Industria Molinera, sector que compra el cereal, la mayoría ya había sido adquirida por los grandes exportadores para exportar. Lo poco que quedó en el país lo tienen unos pocos productores, que a raíz de la devaluación lo quieren hacer valer y especulan reteniéndolo", argumentó.

"Por el tarifazo que sufrimos los industriales y la gente común, que no tiene dinero para comprar, es imposible trasladar esta suba a los precios de la panificación. Los panaderos hacemos planes de pago para pagar la luz, se le paga a un proveedor y se le debe a otro, nos vamos financiando así, pero cada vez trabajamos menos", renegó.

Por eso, Di Cosco aseguró que desde el sector esperan "que no sigan los aumentos porque con estas condiciones hoy estamos en la cuenta de empezar a despedir personal porque no tenemos otra forma de ser sustentables en nuestros negocios".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario