Política

Pullaro pidió que investigue quién estuvo detrás de las escuchas ilegales a su teléfono

El ministro de Seguridad provincial reconoció que la investigación de los fiscales que ordenaron intervenir su teléfono "fue armada con fines políticos" y apuntó contra sectores "oscuros" de la policía santafesina.

Viernes 05 de Octubre de 2018

El ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, aseguró que los fiscales María Laura Martí -imputada hoy por los delitos de abuso de autoridad, incumplimiento de lo deberes de funcionario público y falsificación ideológica de documento público-, y Roberto Apullán -no se hizo presente en la audiencia esta tarde- fueron "instrumentos de algún sector" y apuntó a sectores "oscuros de las fuerzas de seguridad".
Esta mañana se llevó a cabo la audiencia imputativa de los fiscales en el marco de una investigación que se inició tras filtrarse una serie de escuchas telefónicas que implicaban a Pullaro en el manejo de las denominadas horas Ospe (orden de servicio de policía extraordinaria) y que llevó a la detención de exjefe de la Unidad Regional V de Policía Adrián Rodríguez.
En declaraciones a la prensa tras finalizar la audiencia, el titular de la cartera de Seguridad destacó que "desde el primer día que fui víctima de este grave delito por parte de estos dos fiscales, que hoy son imputados de diversos delitos. Siempre planteé que quería saber la verdad de lo que había sucedido".
fiscal marti.jpg
La fiscal de Santa Fe, María Laura Martí, fue imputada por las escuchas ilegales al ministro Maximiliano Pullaro.
La fiscal de Santa Fe, María Laura Martí, fue imputada por las escuchas ilegales al ministro Maximiliano Pullaro.

"Pero lo que queremos saber es quiénes están detrás de esto porque claramente Martí y Apullán fueron instrumentos", enfatizó Pullaro, y añadió: "No sabemos si tuvieron motivos económicos o políticos, o tal vez si tuvieron presiones de sectores oscuros de las fuerzas de seguridad, sectores que nosotros apartamos, denunciamos e hicimos encarcelar y en más de una oportunidad destituimos".
Pullaro señaló que en la audiencia se probó que la intervención a su teléfono fue ilegal. "Los fiscales de Rosario entendieron que por lo menos se cometieron por lo menos tres delitos y, por la investigación que se lleva adelante es posible que se les pueda achacar más delitos que conllevarían la privación de la libertad", explicó.
El ministro fue contundente al afirmar que la investigación fue claramente armada con fines políticos, y detalló: "Otros fiscales así lo entendieron y los imputaron por delitos graves. Ahora queremos saber quién ordenó interceptar de manera ilegal todas mis comunicaciones. También vamos a saber quiénes filtraron los audios".
Puso como ejemplo un hábeas corpus presentado por los abogados de la banda de Los Momos el día del inicio del juicio: "Lo pidieron en función de los lugares de detención donde iban a estar alojados sus defendidos. Parecían tener datos precisos que seguramente salieron de las conversaciones que yo fui teniendo mientras tuve intervenido el telefóno", indicó el ministro.
Consultado sobre si en su denuncia apuntaba a la policía santafesina, a la banda de Los Monos o a la política, el funcionario instaló su discurso en una dirección: "Hicimos mucha limpieza de las fuerzas de seguridad -reflexionó-. En el Ministerio llevamos adelante las denuncias por las horas Ospe, por el faltante de combustible en algunas unidades, y en marzo de 2016 hice una denuncia que hizo mucho ruido en la provincia".
2018-10-04 pol 69303895.jpg

"Allí denuncié que personal jerárquico robaba y se enriquecía, que fue la causa del D4. La causa la llevó lentamente el doctor Apullán. Y el abogado del jefe de la banda fue el mismo que tuvo hasta hace unos días el propio Apullán. Pero siempre decidimos ir hasta el hueso y no dejarle pasar una a ningún funcionario policial. Sabíamos que eso nos iba a generar un costo", afirmó.
Cuando le recordaron que un grupo de fiscales se llegó hasta el tribunal para darle apoyo a sus colegas, el ministro disparó: "Los fiscales pudieron haber estado trabajando en lugar de estar aquí. Desde que juré ser ministro y me comprometí con el gobernador Lifschitz ir a fondo con estas cuestiones nada me va a detener. Ni las cosas que me pueden traer costo político o personal".
Finalmente, dijo: "Bajo ningún concepto voy a frenar la lucha contra el delito ni van a a venir quince fiscales a presionarme. No es gratis denunciar a estos dos fiscales, podría haberla dejado pasar. Pero esto tuvo una gravedad muy relevante y nadie tiene coronita".
Y concluyó: "Muchas veces me quisieron tumbar del ministerio, en esta caso fue una maniobra claramente armada. Si quieren venir los fiscales a apoyar, que vengan. Yo voy a seguir buscando la verdad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario