Política

Provincias, otro frente de tensión en materia de deuda pública

Buenos Aires busca un canje con acreedores. Chubut anunció un reperfilamiento. Una bola que se agigantó en los últimos cuatro años.

Lunes 20 de Enero de 2020

Las provincias argentinas deben hacer frente a vencimientos de deuda por más u$s 3 mil millones en 2020. Los distritos más comprometidos, como Buenos Aires y Chubut, ya entraron en la fase de renegociación con sus acreedores, con amenazas de default y anuncios de reperfilamiento incluidos. La crisis en este frente se tensiona en paralelo con las tratativas que lleva adelante el gobierno nacional con bonistas y el Fondo Monetario Internacional para levantar la situación de virtual default que recibió como herencia de la administración anterior.

Con un stock de deuda estimado en más de u$s 25 mil millones, las provincias enfrentan compromisos en 2020 por cifras que van desde u$s 3 mil millones a u$s 4 mil millones, de acuerdo a las distintas estimaciones de economistas y consultoras privadas. Buenos Aires y Chubut aparecen en todos los ranking como las más apremiadas. En un segundo lote aparecen Jujuy, Mendoza, Córdoba y ciudad de Buenos Aires. Santa Fe está en el grupo de las menos afectadas, ya que tanto el stock como los vencimientos son bajos.

La provincia de Buenos Aires activó la alarma cuando el gobernador Axel Kicillof anunció que no estaba en condiciones de pagar un vencimiento de u$s 250 millones en las próximas semanas y abrió la negociación por un canje con los tenedores del bono BP21. En rigor, esas conversaciones empezaron en diciembre pasado y se realizan en coordinación con el gobierno nacional.

La semana pasada, cuando el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, anunció que no habría ayuda para que la primera provincia del país pagara su deuda, el mercado de bonos sufrió una caída. Luego se consolidó la idea de que los movimientos nacionales y provinciales fueron coordinados en el marco de una estrategia global de negociación de pasivos y sobre el terreno ya abonado de la negociación con los inversores.

Si bien se despejó el nerviosismo de la plaza financiera, el problema de las deudas persiste. Buenos Aires es el distrito más endeudado del país, con un stock que llega a los u$s 12 mil millones y vencimientos superiores a los u$s 2 mil millones en 2020. El gobierno de María Eugenia Vidal aumentó la deuda en u$s 3 mil millones en cuatro años pero además aumentó los compromisos en dólares. De acuerdo a la consultora Elypsis, en relación a sus ingresos, la deuda provincial bonaerense pasó del 57 por ciento al 84 por ciento, pero además el 77 por ciento del pasivo está en dólares.

El gobierno de Chubut anunció que enviará a la Legislatura provincial un proyecto de reforma del Estado, que contempla un ajuste de personal, una suspensión de los incrementos salariales y un reperfilamiento de los plazos de vencimiento de deuda. El ministro de Economía de ese distrito, Oscar Antonena, confirmó que busca diferir todas las obligaciones por pago de servicio de deuda (Bonos, Letras y anticipos del Banco del Chubut. Explicó que la deuda pública total alcanza unos u$s 855 millones de dólares, en su gran mayoría garantizada por regalías petroleras (85 por ciento) y denominada en dólares (85 por ciento). Enfrenta vencimientos por u$s 158 millones en 2020.

El endeudamiento en las provincias creció a la par del nacional durante el gobierno de Mauricio Macri. Según el Centro de Economía Política Argentina (Cepa), la deuda de las provincias ascendía en 2015 a $ 269.384 millones, mientras que el estimado de pasivos para 2019 es de $ 1,7 billón. En ese lapso, el endeudamiento pasó de representar de 0,37 a 0,69 veces la recaudación anual.

De acuerdo a datos del Ministerio de Hacienda, la deuda de todas las provincias había alcanzado en 2018 el 7,6 por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) del país, el porcentaje más alto desde 2010. En promedio, el 70 por ciento corresponde a deuda en títulos públicos, el 13 por ciento a deuda con Nación y el 10 por ciento con organismos internacionales.

El principal canal de financiación fue la emisión de bonos tanto en pesos como en dólares. El ránking de endeudamiento a través de esta vía lo lideró Buenos Aires.

Según Elypsis, para algunas provincias el endeudamiento es un jaque a sus finanzas. Buenos Aires es la provincia más urgida.

Desde 2016, el gobierno nacional promovió el endeudamiento provincial, y particularmente, en dólares. Según el Observatorio de Deuda del ITE Germán Abdala, la suma de las deudas emitidas por las provincias en moneda extranjera a julio de 2019 alcanzó los u$s 12.299,50 millones.

La mayor intensidad de endeudamiento provincial se experimentó en los años 2016 y 2017, ya que en 2018 el corte del crédito internacional afectó a todos los niveles del Estado. Según la consultora Noanomics, el gobierno nacional autorizó 370 operaciones de endeudamiento externo en los últimos cuatro años: 220 correspondieron a provincias y 15 0 municipios. En los dos primeros años, 15 provincias emitieron títulos públicos.

Santa Fe integró esta primera tanda, con dos emisiones por u$s 250 millones cada una que se utilizaron para financiar obra pública. De todos modos, el stock de deuda, que en total llega a u$s 665 millones, de acuerdo a Economía & Regiones, está entre los más bajos a nivel nacional. En relación a los ingresos totales, representa el 12 por ciento y es, de acuerdo a la consultora la Elypsis, la que representa uno de los ratios más bajos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario