Política

Procesaron con prisión preventiva a Jaime por la compra de trenes

El juez federal Julián Ercolini le trabó además al ex secretario de Transporte un embargo por 100 millones de pesos. Seguirá detenido en la cárcel de Ezeiza.

Viernes 22 de Abril de 2016

El juez federal Julián Ercolini procesó ayer con prisión preventiva al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y a su ex asesor Manuel Vázquez, por la compra irregular de trenes a España y Portugal entre 2004 y 2009.

Jaime fue procesado por los delitos de "peculado de bienes, administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública, cohecho y negociaciones incompatibles, y como partícipe necesario del delito de tráfico de influencias", por lo que —al igual que Vázquez— se le trabó un embargo de 100 millones de pesos.

De esta forma, el ex funcionario kirchnerista y su ex asesor continuarán detenidos en el penal de máxima seguridad de Ezeiza, donde se encuentran desde el 2 de abril pasado, acusados por Ercolini del pago de sobreprecios y coimas en la compra de material ferroviario a España y Portugal a través de una docena de contratos firmados entre 2004 y 2009, por los que se abonaron más de 100 millones de euros.

Según consta en un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) incorporado a la causa, en aquella compra se pagaron sobreprecios de hasta un 171 por ciento, no se controló lo que adquirieron y buena parte del material no pudo ponerse en funcionamiento por ser inutilizable, por lo cual está arrumbado en depósitos ferroviarios.

Junto a Jaime, el juez también dispuso el procesamiento del ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi (sucesor de Jaime en la cartera), de Ignacio Soba Rojo (un jubilado octogenario, considerado un "prestanombre") y Ricardo Testuri, quien como funcionario del área de Transporte controló el estado del material rodante que se compró a Europa.

Schiavi, quien estuvo al frente de la cartera de Transporte desde septiembre de 2009 a marzo de 2012, fue procesado por ser considerado "partícipe necesario del delito de peculado de bienes y administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública".

Según aseguró Ercolini en su fallo, "se encuentra debidamente probada la participación de Jaime, Schiavi, Vázquez, Soba Rojo y Testuri, en forma coordinada y funcional, durante el período comprendido entre el 8 de julio de 2004 y el 6 de marzo de 2012", cuando "realizaron una serie de actos que, dirigidos desde la Secretaría de Transporte, dependiente del Ministerio de Planificación Federal, generaron un perjuicio patrimonial ilegítimo e injusto al erario público".

"Como quedará probado, cada uno de los nombrados fue un engranaje dentro de un mecanismo diseñado para la sustracción de la esfera del Estado nacional sumas de dinero pertenecientes a la administración pública", subrayó el juez.

Ercolini brindó en su resolución un detalle de las distintas compras de material ferroviario que efectuó la Secretaría de Transporte durante la gestión de Jaime e incluye el informe de la AGN.

En tanto, el juez federal pospuso para el 9 de mayo a las 10 la declaración del ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, que había sido fijada inicialmente para el 27 de abril.

Jaime tiene ya tres condenas (dos de ellas firmes) que se unificaron en seis años de prisión, al ser penado por administración fraudulenta de fondos que recibió la concesionaria TBA que estaba a cargo de los trenes Sarmiento, lo cual se develó cuando ocurrió la tragedia ferroviaria de Once.

Bonadio rechazó la recusación de Cristina

El juez federal Claudio Bonadio rechazó ayer el pedido de recusación presentado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el fin de apartarlo de la investigación por la venta de dólar futuro, en la que fue imputada.

Fuentes judiciales informaron que el pronunciamiento de Bonadio será ahora revisado por la Cámara Federal, que decidirá si lo desplaza de la investigación que involucra además al ex ministro de Economía Axel Kicillof y el ex director del Banco Central Alejandro Vanoli.

La ex presidente recusó a Bonadio mientras éste la indagaba la semana pasada: lo acusó por pérdida de imparcialidad a la par que pidió su destitución ante el Consejo de la Magistratura por mal desempeño en sus funciones.

"Que el interesado sienta enemistad respecto del juez no justifica la separación de éste, en tanto ese estado de ánimo no provoque o concluya en reciprocidad, al no afectar su imparcialidad", replicó Bonadio.

Bonadio ejemplificó que cuando la ex presidenta lo llamó "juez pistolero y extorsionador", ello no ha llevado a "ningún otro tipo de aversión" por parte del magistrado.

"Nos encontramos entonces, frente a un argumento débil o carente de la solidez y seriedad que requiere todo acto por el cual se pretende el apartamiento del juez natural", dijo Bonadio, quien lleva adelante varias causas contra funcionarios del gobierno kirchnerista.

El juez también hizo referencia a la denuncia que legisladores kirchneristas presentaron en su contra por presunto prevaricato, esto es haber actuado contrario a derecho, pero les recordó que ellos no son parte de la causa que él investiga.

"Sólo resta concluir que las razones expuestas por el letrado no presentan el mínimo sostén jurídico requerido para el apartamiento del juez natural de la causa y por ello habrán de ser rechazadas por el suscripto, en tanto que la recusación es el remedio legal de los litigantes para excluir al juez del conocimiento de la causa, en el supuesto de que las relaciones o actitudes de aquel con alguna de las partes o con la materia del proceso sean susceptibles de poner en duda la imparcialidad de sus decisiones", concluyó el juez.

Las sospechas sobre el enriquecimiento ilícito

El juez Julián Ercolini sospecha que gran parte del dinero que se destinó a la compra de material ferroviario, que luego resultó inservible, fueron a parar a los bolsillos del ex secretario de Transporte kirchnerista Ricardo Jaime, ya procesado por enriquecimiento ilícito.
  En la resolución en la que lo procesó y embargó por 100 millones de pesos, Ercolini sostuvo que el Estado destinó “grandes sumas de dinero” a la modernización del sistema ferroviario, pero “en vista de la pésima calidad del material adquirido” no existe coincidencia “en modo alguno con los valores que se facturaron y pagaron”.
  A criterio del juez, eso permite “sostener que parte de esos valores monetarios fueron sustraídos en provecho propio y de terceros y así pasaron a engrosar cuentas bancarias, así como también se tradujo en la adquisición de propiedades muebles e inmuebles de Ricardo Jaime, registradas a su nombre en algunos casos, y en otros se sirvió de personas interpuestas, toda vez que los ingresos que percibía como secretario de la nación, en modo alguno permitían sostener un nivel de vida como al que llegó”.
  Fue así que citó el expediente donde el juez Sebastián Casanello lo procesó por enriquecimiento ilícito y citó la lista de bienes del ex funcionario y su círculo íntimo.
  Según Ercolini, “la época del incremento patrimonial injustificado coincide con aquella en la que realizó las negociaciones que culminaron en la firma de los contratos con España y Portugal por la compra del material ferroviario”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario