Política

Postergan la indagatoria de Fariña y Elaskar en la causa que involucra a Lázaro Báez

El juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa, hizo lugar al pedido de Fariña, cuyo letrado pidió más tiempo para estudiar el expediente, y de Elaskar porque cambió de abogado defensor.

Lunes 03 de Junio de 2013

Las indagatorias de Federico Elaskar y Leonardo Fariña previstas para hoy se postergaron para más adelante a raíz de un pedido de sus respectivos abogados, en el marco de la causa por lavado de dinero.

Fuentes judiciales informaron que el juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa, hizo lugar al pedido de Fariña, cuyo letrado pidió más tiempo para estudiar el expediente; y de Elaskar a raíz que cambió de abogado defensor.

"stas son las primeras indagatorias fijadas en la causa que también tiene como imputados al empresario Lázaro Báez; a su contador Daniel Pérez Gadín; y a Fabián Rossi, el marido de la vedette Iliana Calabró.

En tanto, Casanello prosigue con medidas de prueba y en los últimos días libró exhortos a los paraísos fiscales, Belice y Panamá entre otros, solicitando información sobre las empresas que habrían recibido dinero que se giró desde argentina y sería de Lázaro Báez.

Ante la indagatoria a la que fueron citados el "valijero" Fariña y el "financista" Elaskar y la pregunta de por qué no fue citado conjuntamente Báez, la respuesta es que los dos primeros "ostentaron un manejo descomunal de dinero" y "dejaron huellas por todas partes". Así lo explicó una fuente judicial con acceso a la investigación por lavado de dinero que tiene a cargo el juez Sebastián Casanello.

El magistrado, a su vez, quedó en medio de un fuego cruzado, a tal punto que el fiscal Gerardo Di Massi lo imputó de encubrir a Báez, acusación que extendió también a la procuradora Alejandra Gils Carbó.

Hace días, Casanello firmó la citación a indagatoria de Fariña, marido de la modelo Karina Jelinek; y Elaskar, ex dueño de la financiera SGI de Puerto Madero y la cual era la encargada de girar fondos hacia paraísos fiscales en el exterior.

Según explicaron fuentes judiciales a la agencia Noticias Argentinas, Fariña y Elaskar fueron citados a raíz de reportes de operaciones sospechosas que evidenciaron un manejo descomunal de dinero por parte de ambos, y algunos otros que recibió el juez Casanello en los últimos días sumando más irregularidades.

Además, sobre los dos consta un informe desfavorable de la Unidad de Información Financiera respecto a sospechas de conductas asimilables al lavado de dinero por parte de ambos.

Si bien sobre Báez también constan reportes de operaciones sospechosas sobre depósitos de dinero, una fuente explicó que la diferencia entre el empresario y los dos jóvenes es que éstos hicieron una mayor ostentación y fueron "más desprolijos" en cuanto al manejo de dinero.

A ello se suma que tanto Fariña como Elaskar "dejaron huellas por todas partes" algo distinto a la situación de Báez cuya trama aún se investiga y es mucho más compleja.

Antes de indagar a Fariña y Elaskar, el juez escuchó de boca de personal de la financiera SGI que el primero de ellos visitaba la financiera que era propiedad del segundo periódicamente y que entre ambos había una relación directa.

Eso junto con los reportes de operaciones sospechosas fue lo que convenció al juez para citarlos. Mientras tanto, el magistrado aguarda que le respondan los exhortos que envió a Panamá y Belice requiriendo información sobre empresas que habrían servido de receptores del dinero que se giró desde Argentina.

Una citación a Báez podría precipitarse si las declaraciones de Fariña o Elaskar dan alguna evidencia que complique al empresario o sobre las empresas que se le atribuyen y podrían estar implicadas en la trama del lavado de dinero.

Por lo pronto, la defensa de Fariña solicitó la postergación de la declaración indagatoria prevista para hoy.

En esta semana siguió el duro cruce entre el fiscal del caso, Guillermo Marijuan, y el juez: el primero lo acusa de obstruir la investigación y el segundo critica sin disimulo que se filtren a la prensa los avances de la causa en cuanto a los allanamientos.

Casanello está convencido de que se suscitan muchas operaciones políticas y mediáticas, como la imputación que hubo en su contra por parte del fiscal Di Massi como supuesto encubridor de Lázaro Báez.

El juez es criticado por los más duros de ser un "nuevo Oyarbide" y otros le reprochan su tecnicismo, pero Casanello anunció a los más cercanos que él no se apartará del Código, lo que implica que no tomará medidas sin pruebas suficientes y como se dice "para satisfacer a la tribuna".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario