Política

Por orden de Cristina, el contador de los Kirchner alteró documentos

Lo confesó ante el juez Ercolini. Usó liquid paper para enmendar un libro societario de la firma. Se despegó de los negocios del matrimonio

Sábado 23 de Diciembre de 2017

Víctor Manzanares, el contador de la familia Kirchner detenido en el penal de Marcos Paz, declaró ayer ante la Justicia que enmendó libros societarios de la firma Hotesur por pedido de la ex presidenta, pero se despegó de los negocios del matrimonio y dijo que era un mero "contador externo" encargado de las cuestiones impositivas.

"Las enmiendas con Liquid Paper fueron realizadas por mi, pero que ello no obedeció a ningún error malicioso", dijo en su declaración, y aclaró: "Luego del fallecimiento de Kirchner coloqué en las actas que concurrían Cristina Fernández, Florencia Kirchner y Máximo Kirchner".

En ese sentido, señaló que Cristina Kirchner le dijo "que debía consignarse que concurría a esos actos Máximo Kirchner por sí y en representación de la sucesión de su padre" y que fue así que "modificó" con Liquid Paper los libros societarios.

Conocimiento público

"Todas esas circunstancias eran de público conocimiento, principalmente por los medios comunicación masiva. Que la labor siempre se restringió a la de un contador externo", agregó.

Manzanares declaró como imputado en el caso Hotesur ante el juez Julián Ercolini, en tanto sigue detenido por orden de Claudio Bonadio en el caso Los Sauces, donde se investiga a la ex presidenta por ser "jefa de una asociación ilícita" en negocios donde se sospecha de lavado de dinero.

Manzanares fue indagado porque como contador de Hotesur SA, entre febrero de 2008 y marzo de 2015, puso "en circulación en el mercado de las ganancias ilícitas obtenidas como consecuencia de la asignación irregular de la mayor porción de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz a las empresas de Lázaro Antonio Báez", indica la acusación.

El contador señaló que su estudio radicado en Río Gallegos tuvo una cartera de unos mil clientes durante aproximadamente 50 años y que la familia Kirchner ingresó allí en el año 1976 o 1977.

Manzanares dijo que Valle Mitre fue "locataria" de la familia Kirchner, a pregunta del Juzgado sobre los negocios entre la familia Báez y la ex presidenta, y explicó que él tenía trato con la ex mandataria tras el fallecimiento del ex presidente.

Por otra parte, explicó que el control y confección de los libros societarios y contables de Hotesur SA estaban a su cargo.

Posteriormente, continuó, la entonces presidenta de Hotesur y sobrina de la ex presidenta Romina Mercado, "le acercó a Fernández los libros y vio esas actas por lo que le indicó que debía consignarse que concurría a esos actos Máximo Kirchner por sí y en representación de la sucesión de su padre".

"Expresa que considera relevante auditar las operaciones bancarias con respecto a Hotesur SA y la familia Kirchner; puntualmente la firma Price —auditora del Banco Santa Cruz SA— y desea ser considerado de la misma forma que los antes citados", concluyó.

Ercolini finalizó la ronda de indagatorias en esta causa que investiga el supuesto pago de sobornos a la familia presidencial a través del pago de falsos alquileres de plazas a los hoteles de Hotesur.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario