Política

Piedecasas: "Se le ganó a toda la estructura del gobierno"

El profesional, oriundo de Junín y afincado en Santa Fe, fue electo consejero en representación de los abogados del interior. "Fue una elección histórica porque impedimos que el gobierno nacional tuviera el control del Consejo de la Magistratura", dijo.

Lunes 06 de Octubre de 2014

Miguel Piedecasas, doctor en derecho nacido en Junín y santafesino por adopción, pone las cosas en blanco sobre negro a la hora de analizar su resonante triunfo en la elección de representantes al Consejo de la Magistratura de la Nación por los abogados del interior. "Fue una elección histórica, con nuestro triunfo se logró impedir que el gobierno nacional tuviera el control del Consejo de la Magistratura", evaluó en un reportaje exclusivo con LaCapital.

Especialista en derecho comercial, graduado en la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) en la alfonsinista década del ochenta, Piedecasas anticipó que bregará desde su escaño por la jerarquización e independencia del órgano encargado de seleccionar y sancionar a los jueces. "Nosotros adoptamos un compromiso de trabajo y lucha por los valores fundamentales de la República, la Constitución y la democracia y por la verdadera independencia de la Justicia", pregona el jurista electo en los comicios realizados el pasado viernes 26 de setiembre.

Durante la campaña electoral que terminó ungiéndolo consejero electo de la magistratura nacional, el destacado jurista había anticipado que se trataba del "más ambicioso escalón" de su prestigiosa carrera. Matriculado en cuatro colegios profesionales (Santa Fe, Junín, Capital Federal y Misiones) y una asociación civil (Buenos Aires), cumplió el objetivo con creces: su lista impulsada por abogados afines al Frente Amplio Unen se impuso por 1.200 votos sobre las restantes nóminas promovidas por el kirchnerismo y el PRO.

—¿Que evaluación hace de la elección que lo ungió como consejero?

—Se trató de una elección histórica, por la enorme participación de los abogados de todas las provincias argentinas. Votaron 22.000 abogados, duplicando la anterior elección.

—¿Y cuáles cree fueron las razones del triunfo de su lista?

—Los ejes de campaña que triunfaron fueron los referidos a tener la templanza de enfrentar al gobierno nacional y sostener con fuerza nuestra tarea de ser el límite a las mayorías absolutas o especiales que el gobierno pretendía a través de esta banca. Contamos con el apoyo de un amplio espectro de abogados del radicalismo, socialismo, GEN, Coalición Cívica, Libres del Sur, o sea todo el espacio Unen y los abogados afines al Frente Renovador. Se obtuvo una cantidad de votos de 8.200, a unos 1.200 votos de diferencia del segundo.

—Así como lo plantea fue, tal como se perfilaba, una definición con claros tintes políticos.

—Se le ganó a toda la estructura del gobierno y también se le ganó por un amplísimo margen a la formula avalada por el PRO. En Santa Fe ganamos en todos los colegios de la provincia y en la ciudad capital, se obtuvo más del 60 por ciento de los votos. Por eso nuestra presencia garantiza los equilibrios en el Consejo de la Magistratura. La definimos como una elección histórica porque se jugaban al límite, los contrapesos y los equilibrios. El eje de este órgano está en la remoción y la elección de los jueces. Y esta es la primera elección que pierde el gobierno, pese a que se puso a todos los abogados del Estado para que voten en contra nuestro.

—¿Y qué sucederá ahora con el resultado puesto?

—La repercusión es nacional y se logró impedir que el gobierno nacional tuviera el control del Consejo de la Magistratura. Nosotros adoptamos un compromiso de trabajo y lucha por los valores fundamentales de la República, la Constitución y la democracia y los derechos fundamentales de la persona humana, la salud, la vida y la dignidad y por la verdadera independencia de la Justicia. Para ello vamos a ir al Consejo de la Magistratura a trabajar y no obstruir el nombramiento de jueces. Es paupérrima la cantidad de ternas que se enviaron en los últimos años. Además un mal juez hace mucho daño porque no sólo acciona a favor del poder sino que también no soluciona los problemas de la sociedad. Esperemos que el gobierno nacional cambie su actitud y decida trabajar por el consenso para nombrar los jueces que necesita el fuero federal.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario