Política

Piden que la "administración fraudulenta" de la deuda externa sea "imprescriptible"

Zaffaroni propuso "explorar la posibilidad de demandar a los fondos buitre". El juez de la Corte dijo que Griesa "parece omnipotente pero es un juez casi municipal, de trocha muy angosta".

Domingo 03 de Agosto de 2014

El juez de la Corte Suprema de Justicia Raúl Zaffaroni aseguró hoy que ve la disputa con los fondos buitre “con mucho miedo”, al tiempo que consideró “urgente” realizar una reforma a la ley “y declarar imprescriptible la administración fraudulenta en perjuicio de los intereses nacionales en toda negociación internacional”.

“Nuestros propios gobiernos cedieron la soberanía nacional, sujetándonos a un tribunal provincial extranjero y a una Suprema Corte que declara no interesarle nada, en favor de unos especuladores con capacidad para pagar abogados y hacer lobbies”, justificó el magistrado.

El primer integrante del máximo tribunal en opinar sobre la batalla de la Argentina con los fondos especulativos explicó que “el camino a seguir será análogo al que siguieron los delitos contra la humanidad cometidos por los políticos abusando del poder de los Estados”.

“Se trata de hechos políticos abusando del poder económico y también pueden causar muchos millones de muertos”, añadió Zaffaroni en una entrevista con un matutino porteño. Según su “intuición jurídica”, Zaffaroni señaló que “habría que explorar la posibilidad de demandar a los fondos buitre. En principio, parece claro y hay pruebas de que no son adquirentes originarios de bonos, sino que los compraron para interferir o desbaratar negociaciones como medio extorsivo”.

“Esto no será delito, pero en sede civil es una conducta dolosa. No hay buena fe en la compra, es una compra con propósito avieso, doloso, malintencionado, en síntesis, inmoral. Cualquier estudiante sabe que la buena fe es el presupuesto jurídico de toda transacción”, añadió.

Y concluyó: “El daño de esta conducta inmoral se produce en el país. No sé si se podría demandar aquí, en Estados Unidos o en algún otro lado”. Por otra parte, Zaffaroni criticó al juez Thomas Griesa, a quien definió como “un juez casi municipal, de trocha muy angosta”.

“Griesa parece ser un personaje omnipotente, cuando en realidad es un juez casi municipal, de trocha muy angosta. No es un juez federal siquiera, sino algo así como un juez de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y salta a la fama mundial como el único ogro de la historia”, señaló. En ese sentido, el magistrado planteó que “el actor principal de todo esto no es Griesa, sino el Poder Judicial norteamericano, en última instancia, su Suprema Corte”.

Acerca del máximo tribunal estadounidense, Zaffaroni tildó como “escándalo jurídico” la decisión de no tomar el caso argentino en la disputa con los holdouts.    “Fue la famosa y muchas veces citada Suprema Corte de Estados Unidos la que hizo el despropósito jurídico de patear una cuestión que pone en jaque a un país entero. Ni siquiera tuvo el coraje de darle la razón a Griesa, sino que simplemente, en el equivalente a lo que nosotros en la jerga llamamos  un 280 , dijo  esto no me interesa tratarlo ”, finalizó el juez de la Corte.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS