Política

Piden indagar a CFK por contratos entre su hotel y Aerolíneas

La citación de los fiscales Pollicita y Mahiques abarca también a Alak y Recalde, ex directores de la compañía, y a los empresarios Báez y Sanfelice

Miércoles 04 de Abril de 2018

Los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques pidieron ayer ante el juez federal Julián Ercolini la citación a indagatoria de la ex presidenta Cristina Kirchner por los contratos entre su hotel Alto Calafate y Aerolíneas Argentinas y los millonarios pagos en hospedaje a personal de esa empresa entre 2009 y 2015.

El requerimiento fue presentado a primera hora y es el negocio en la contratación de 26 mil plazas hoteleras por parte de Aerolíneas Argentinas: en total fueron nueve los contratos por un total de 16 millones de pesos.

Se trata del mismo mecanismo investigado en la causa Hotesur, donde el alquiler era exclusivamente a empresas del grupo Lázaro Báez, o bien en el caso Los Sauces, que también involucra a Cristóbal López (la Afip anunció ayer que lo demandará por "daños y perjuicios" por el dinero que asegura no haber recibido por la falta de pago del impuesto a los combustibles).

La citación requerida por los fiscales también abarca a los ex directores de Aerolíneas Argentinas Julio Alak y Mariano Recalde, así como a los empresarios Lázaro Báez y Osvaldo Sanfelice.

Entre 2008 y 2013 la administración de Alto Calafate y de otros hoteles quedó en poder de la empresa Valle Mitre, del detenido Báez (ayer la Justicia rechazó su planteo para apartar al fiscal del proceso por lavado de dinero) y, desde allí, le sucedió Sanfelice, empresario inmobiliario y socio de Máximo Kirchner.

La acusación es por las sumas que Aerolíneas Argentinas pagó en concepto de alquiler de plazas hoteleras, "interesadamente y con total desapego a las reglas de transparencia con que debe manejarse el patrimonio público", indicaron los fiscales en su requerimiento.

La sospecha está dada porque las autoridades de Aerolíneas Argentinas no evaluaron otras alternativas de hospedaje u otros presupuestos, en función de encontrar una opción más económica.

Incluso se sospecha de una contratación directa ya que omitieron lo previsto en el manual de contrataciones de la empresa, que fija que al superar los 1.000 dólares se debía hacer un concurso cerrado, algo que no ocurrió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario