Política

"Perotti va a insistir porque la emergencia es muy importante"

Silvina Frana tiene experiencia de gestión, es una militante respetada dentro del PJ y traduce su acción en políticas consensuales.

Domingo 12 de Enero de 2020

Silvina Frana | Bio | Nació el 15 de septiembre de 1962. Contadora, ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Vivienda. Ex concejal, diputada provincial y nacional. Subsecretaria en el gobierno de Obeid

Silvina Frana es un engranaje clave en el gabinete de Omar Perotti. Tiene experiencia de gestión, es una militante peronista respetada por todos adentro del PJ y traduce su acción en políticas consensuales. "Debemos apuntar a las obras prioritarias, pero hay que cumplir con los compromisos", dice, desde el vamos, la ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat.

En una entrevista con La Capital, Frana se permite pedirle a la oposición una actitud abierta al diálogo y al consenso, reconoce que Miguel Lifschitz fue el gobernador socialista que más obras hizo, aunque deja como al pasar una creencia: Jorge Obeid hizo más.

"Mire, la emergencia era y sigue siendo muy importante. Entiendo que Perotti va a insistir", revela la ex diputada con desarrollo político en la ciudad de Santa Fe. Para ella, es importante porque la emergencia ofrece herramientas también para la obra pública. Sugiere al respecto que, "con el alto nivel de endeudamiento que hay, la emergencia ofrece espalda legal suficiente para renegociar contratos y hacer nuevos acuerdos entre las empresas y el Estado".

—¿Lo que encontró en su ministerio es lo que esperaba?

—Eran cuatro ministerios en uno. Estamos transitando una etapa de organización. Mi primer agradecimiento es a los trabajadores y trabajadoras, que nos permitieron tener información, números exactos. Tener claro el panorama económico y financiero, además de las obras en marcha es imprescindible para arrancar. Hay que honrar las obligaciones y, por eso, rindo cuentas ante la sociedad santafesina. Lo otro ya está, ya lo expresamos, fuimos a Caba a confirmar lo que Alberto Fernández prometió en campaña: el espíritu federal en obra pública. Si la situación provincial nos complica para cumplir en tiempo y forma con los compromisos, eso no significa que no vamos a cumplir.

—La obra pública constituyó buena parte del relato del gobierno de Lifschitz. ¿Es acorde ese relato con lo que encontró?

—En términos generales, tenemos la deuda que tenemos porque hubo un nivel de obra importante. Pueden gustarnos más algunas obras que otras o parecernos más prioritarias unas que otras, pero hubo obra pública. En campaña mostré que, en términos reales, en la época de Obeid hubo mayor nivel de obra. Pero, de las gestiones socialistas, el de Lifschitz fue el que más obras decidió. También tuvo que ver con la recuperación del 15 por ciento que nos descontaba Nación y que, a partir de un fallo de la Corte, el gobierno de Lifschitz contó con recursos adicionales. En ese sentido, debemos apuntar a las obras prioritarias, pero hay que cumplir con los compromisos.

—La Corte está a punto de pronunciar una resolución para que la Nación le pague a Santa Fe la deuda que mantiene. Eso sería clave para el gobierno.

—Claro. Lo que ocurre es que no estamos de acuerdo en proyectar por medio de un fallo que no sabemos cuándo va a salir. Estaríamos autorizando obras sin tener los recursos en mano. Esperemos que la oposición nos acompañe.

—¿Para esto era importante la ley de emergencias?

—La emergencia era y sigue siendo muy importante. Entiendo que Perotti va a insistir. Es importante, porque la emergencia ofrece herramientas también para la obra pública. Y con el alto nivel de endeudamiento que hay ofrece espalda legal suficiente para renegociar contratos y hacer nuevos acuerdos entre las empresas y el Estado. Le pido a la oposición que revise su actitud, que son necesarias estas herramientas. La Legislatura puede controlar por medio del Tribunal de Cuentas o de sus propios controles. Cualquier herramienta que se le brinde al gobernador puede ser controlada. Sostengamos la institucionalidad y la madurez política que destacó a la provincia y demos el debate por la emergencia.

—¿Es un beneficio para Santa Fe que María Eugenia Bielsa sea ministra de Infraestructura y usted ocupe esa cartera a nivel provincial?

—Sí, porque si bien ella hoy está obligada a tener una mirada nacional, el hecho de conocer la problemática provincial acorta algunos plazos. Es una persona responsable, estudiosa y conocedora. Tiene un compromiso con la provincia desde el mismo momento en que fue candidata a gobernadora.

—¿Cómo está la EPE?

—Nuestra gran preocupación es el esquema financiero de a EPE. Esa deuda que se acumula y que genera intereses con lo principal que tiene que hacer la EPE: comprar la energía y distribuirla. La decisión del gobernador de intervenirla quiere demostrar dónde estamos parados. No tiene que ver con alguna idea de salir del Estado, al contrario. Hay que hacer eficientes algunos gastos, ajustar algún lápiz para no caer en la solución facilista de aumentar las tarifas.

—Pablo Javkin dijo respecto de Rosario que nadie debe esperar grandes obras en lo inmediato. ¿Lo mismo con la provincia?

—En el corto plazo no habrá gran inversión, pero vamos a analizar propuestas técnicas. Hoy todos coincidimos en la necesidad de hacer pequeñas obras de infraestructura que generen captación de mano de obra. La obra pública genera trabajo.

—¿Cómo está el peronismo santafesino?

—Es un peronismo que tiene que entender que somos oficialismo y que debemos encontrar grandes acuerdos para que Perotti sea el representante del PJ y haga una gran gestión.

—La sensación es que todo el peronismo santafesino está encolumnado con Perotti.

—Sí, después de algunos pequeños desencuentros estamos todos encaminados.

—¿Cómo observa a Fernández y su gestión?

—Fernández es el hombre que la Argentina necesita. Es un hombre de diálogo, de consenso. Es capaz de convocar a los sectores más disímiles para proponer soluciones. Es inteligente y conoce el Estado. Ojalá mi esperanza sea cierta.

—¿Cómo se lleva con el cargo?

—Me gusta la gestión, la vivo con responsabilidad y compromiso. Es un momento histórico para dar lo mejor de nosotros. El tiempo dirá si fuimos buenos o no. Tengo experiencia de gestión, conozco el Estado, soy fiscal del Tribunal de Cuentas. Estoy poniendo lo mejor de mí, se lo aseguro.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario