Política

Perotti le pidió a Lifschitz que cumpla con lo que se comprometió

Está disconforme ya que, pese a lo hablado cara a cara con el socialista, siguen las designaciones de funcionarios, como también las licitaciones.

Miércoles 16 de Octubre de 2019

El gobernador electo de Santa Fe, Omar Perotti, le pidió al mandatario saliente Miguel Lifschitz que reflexione y que cumpla con lo que se comprometió en el encuentro que mantuvieron casi un mes atrás en Rosario, marco en el cual parecía haber quedado ordenado el proceso de transición provincial.

Sin embargo, Perotti sacó a relucir su descontento y dejó entrever que Lifschitz dice una cosa y hace otra o que no tiene poder de mando y sus funcionarios más cercanos hacen cosas a sus espaldas.

El rafaelino se pronunció de ese modo luego de que el propio gobernador tratara el viernes pasado de poner paños fríos a los cruces registrados un día antes en la Cámara de Diputados provincial, cuando el bloque del PJ se levantó en plena sesión cuestionando al oficialismo de querer debilitar las instituciones de la próxima administración.

Perotti se mostró muy disconforme con Lifschitz porque, según aseguró a UNO Santa Fe, siguen las designaciones de funcionarios (en planta permanente) y continúa el avance de licitaciones y apertura de sobres.

Detonante

Precisamente, esos puntos fueron el eje de la reunión que ambos mantuvieron el 19 de septiembre. Y era un compromiso asumido por Lifschitz, pero —según Perotti— el jefe de la Casa Gris o sus funcionarios no están cumpliendo.

Acerca del diálogo con el socialista, el gobernador electo enfatizó: "Está difícil. Ojalá se comprenda la gravedad de la situación y se predispongan las mejores acciones para beneficio de los santafesinos y no de un grupo de funcionarios que termina una etapa y está pensando en cómo resguardar sus intereses".

Tampoco anduvo con vueltas respecto de si la transición se encuentra en crisis. "Está con esas dificultades que uno describe, no las voy a ocultar nunca. Hay acciones que tienen que acompañar lo que se dice y uno espera que el gobernador reflexione y reconduzca las acciones que, si él no está haciendo, está desconociendo lo que hacen sus ministros y en cada una de sus áreas está ocurriendo con las designaciones, con los avances en licitaciones y en aperturas de sobres".

"Me parece que es allí donde tiene que reencauzar lo dicho, lo establecido y hasta lo comprometido en una transición seria, que es lo deseable y en la que vamos a poner el mayor esfuerzo", resaltó el próximo mandatario provincial.

En esa línea, añadió: "Aquí no se trata de entorpecer las acciones de un nuevo gobierno de Perotti, del justicialismo. No se trata de frenar, de dificultar, porque a los que les dificultan las acciones son los santafesinos. Al que se la hacen más difícil, si esto no es bueno, es al conjunto de los santafesinos. Eso está primero y por sobre cualquier otra acción".

Luego, Perotti aludió a la provincia que recibirá en diciembre. En ese sentido, aseguró que empezará una etapa distinta, aunque con "un escenario muy parecido a lo difícil de la situación que se describía a nivel nacional".

"Una situación que ya vivimos hoy y que es de emergencia, aunque a algunos les cueste reconocer que esa es la realidad. Tener una provincia que supera la media nacional con el índice de pobreza no es un dato menor, es Santa Fe. Y es Santa Fe la que nos da esta cachetada de que estemos por arriba de la media nacional en los indicadores de pobreza", cuestionó.

Además, Perotti advirtió que "hay mucho para trabajar" y pidió reflexión "a toda la dirigencia política y a cada uno de los sectores sociales" para tomar real dimensión de lo que van a enfrentar desde el primer día.

"Cuando se dice que en la Argentina uno de cada dos niños es pobre, esos chicos son nuestros en gran parte también. Cuando hablamos de esos indicadores, hablamos de lo mucho que habrá que trabajar para garantizar la alimentación, la asistencia a clases, la asistencia en la primera infancia. Digo esto porque allí está el capital real del futuro de la provincia y es eso lo que habrá que resguardar desde el primer día", alertó el gobernador electo.

Fue entonces cuando Perotti concluyó: "Ojalá todos entiendan que esa es la dimensión de lo que hay que enfrentar y que pongan lo mejor de sí para el conjunto de los santafesinos y no que estén resguardando, en una retirada, intereses personales".

Lifschitz había negado una ruptura del proceso de transición con su sucesor y, por el contrario, aseguró que mantiene un diálogo permanente con el rafaelino y que todas sus decisiones de gestión están en sintonía con el equipo político que designó Perotti para monitorear el cambio de mando.

De ese modo, Lifschitz procuró bajar la tensión luego de que el bloque del PJ en Diputados se retirara de la sesión cuando el oficialismo aprobó la extensión del Plan Abre, que significan fondos para municipios y comunas por más de 3.500 millones de pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario