AFI

Perotti fue blanco de investigación ilegal durante el gobierno macrista

Lo propio sucedió con la actual secretaria de Derechos Humanos, Lucila Puyol, Barletta y Gerardo Rico, entre otros.

Miércoles 27 de Mayo de 2020

El gobernador Omar Perotti figura en una lista de dirigentes políticos, sociales y periodistas investigados ilegalmente. El titular de la Casa Gris es el nombre más resonante de una nómina que incluye también al referente del Movimiento Evita Gerardo Rico, al diputado nacional Marcos Cleri y a la secretaria de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe, Lucila Puyol.

Lo curioso del caso es que en la nómina también figura el ex embajador de Cambiemos en Uruguay, el santafesino Mario Barletta. Otros dirigentes macristas que aparecen son Mario Negri, Laura Alonso, Nicolás Massot y Ernesto Sanz. El tema tomó tal dimensión que la titular de la Agencia Federal de Inteligencia realizó una denuncia ante la Justicia Federal por "producción de inteligencia ilegal, en los términos de los artículos 4 inciso 2, 5 y 43 de la Ley de Inteligencia Nacional, contra personas vinculadas a la actividad política, periodistas, dirigentes y fuerzas policiales entre otros".

El espionaje consistía en la pinchadura de correos electrónicos privados, al menos desde el 2 de junio de 2016, cuando gobernaba Cambiemos el país. La información fue recuperada de un disco rígido, y el archivo había sido borrado previamente.

La denuncia contra la gestión de la AFI en tiempos en que era conducida por Gustavo Arribas tiene entre las espiadas a la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, quien en 2016 se dedicaba a la defensa de Milagro Sala.

La vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, también fue objeto de espionaje, mientras era intendenta de La Matanza. Otros nombres que figuran en la nómina son los de Rodolfo Tailhade, Martín Sabbatella, Carlos Castagneto, Gabriela Cerruti, Martín Doñate, Silvia Horne, Cristina Brítez, Adrián Grana, Carlos Tomada, Ricardo Forster, Héctor Daer y el periodista Luis Majul.

Según pudo saber LaCapital, en la denuncia que hizo Cristina Caamaño, titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) se expresa que "las tareas de inteligencia no se encuentran ordenadas ni autorizadas por ningún magistrado; sólo fueron dispuestas por las autoridades del organismo que hoy se encuentra intervenido. Es así que debemos hablar lisa y llanamente de producción de inteligencia ilegal".

Durante los últimos días, Caamaño, titular del organismo tomó una serie de decisiones que apuntan contra la gestión anterior. Particularmente contra Arribas. En el marco de la intervención decretada por el Poder Ejecutivo se estudiaron distintos soportes tecnológicos utilizados por la AFI.

"Se procedió a analizar el contenido de un disco rígido marca Western Digital. Se encontraron rastros digitales.

La AFI dejó en claro que del análisis surge que se procedió al borrado de la información que el mismo contenía, y se restableció "a fin de acreditar los extremos esbozados en la presente denuncia".

Por medio de la recuperación de datos, se pudo detectar el registro de conexión de pendrives "en los cuales se había realizado un proceso sistémico de colección de información correspondiente a correos electrónicos privados", completaron desde la AFI.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS