Política

Peralta rechazó la acusación de espionaje a Cristina

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, rechazó ayer las acusaciones del gobierno nacional sobre un presunto espionaje a la presidenta Cristina Kirchner y denunció que existen sectores...

Jueves 06 de Septiembre de 2012

El gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, rechazó ayer las acusaciones del gobierno nacional sobre un presunto espionaje a la presidenta Cristina Kirchner y denunció que existen sectores que "claramente" buscan desestabilizarlo.

En medio de una creciente tensión de la Casa Rosada y envuelto en un abierto enfrentamiento con La Cámpora en la provincia, Peralta afirmó: "Semejante versión sólo cabe en algo con lo cual se pretenda llegar a otra cosa, que veremos en los días en qué se transforma".

"A mí me pusieron los santacruceños para gobernar esta provincia, si ahora no les gusta, bueno, yo haré lo posible para cumplir con lo que la gente me pidió", aseguró Peralta, en medio de la fuerte crisis económica que atraviesa la provincia.

Luego de que el gobierno nacional le reclamara que "no monitoree los movimientos de la presidenta" durante sus viajes a la provincia, el gobernador dijo que "lo que está pasando" le provocó "mucha tristeza" y ratificó su pertenencia al "modelo".

"No tiene sentido ni sé cuál sería el objetivo de espiar a Cristina Kirchner, cuando ella se maneja acá libremente y sin ninguna cuestión", precisó el mandatario provincial, luego de que la Casa Rosada denunciara que hubo "un seguimiento" a los movimientos de la jefa del Estado el fin de semana pasado.

Peralta precisó que las acusaciones "no tienen ni pies ni cabeza" y agregó que el gobierno santacruceño "jamás" planteó hacerle espionaje a la presidenta.

"Tendrán que responder quienes están generando este tipo de cosas. No me van a correr del modelo. Tengo aprecio por Cristina y extraño la figura de Néstor. Me siento parte del modelo nacional", afirmó el mandatario una conferencia de prensa realizada en la Casa de Gobierno provincial.

Luego de que comenzara a circular la versión del supuesto espionaje en distintos medios de comunicación, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, intimó al gobierno de Peralta a abstenerse de "monitorear los movimientos de la presidenta" en su estancia en Santa Cruz, por lo que Peralta decidió salir personalmente a rechazar el supuesto espionaje.

"Desde el 2003, cuando Néstor Kirchner asumió la Presidencia, siempre se hizo tarea de apoyo a la custodia presidencial y nunca nadie nos acusó de espionaje por eso", detalló el gobernador.

"Nuestra presidenta se mueve en el pueblo dónde vivió en la mayor parte de su vida, con absoluta libertad, sin necesidad de intervención alguna salvo que lo requiera la custodia", enfatizó Peralta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS