Política

Paulón testimonió en el juicio por la causa Feced II

El dirigente metalúrgico señaló que “lo de Villa Constitución fue una especie de Conquista del Desierto urbana” y planteó complicidades.

Sábado 14 de Junio de 2014

El dirigente de la UOM de Villa Constitución Victorio Paulón dio su testimonio ayer en una nueva audiencia del juicio oral Feced II, que lleva adelante el Tribunal Oral Federal Nº2 de Rosario, donde relató el secuestro de su hermano Pedro Elio, quien militaba en el ERP, y que habría pasado por el centro clandestino La Calamita. Además, planteó la complicidad de sectores empresarios en el terrorismo de Estado durante la última dictadura.

Paulón señaló que su hermano fue secuestrado el 19 de julio de 76 junto a Ruth González (madre de Josefina González, actual diputada nacional del Frente para la Victoria) en la zona sur de Rosario.

El dirigente metalúrgico y su familia sufrieron persecución política: "Se llevaron a cinco primos y a otro hermano mío. Estuvieron detenidos primero en San Cristóbal, después en Santa Fe y luego en la Jefatura de Rosario; y mi mujer, Mabel Gabarra, se tuvo que exiliar". En cambio, "Pedro Elio no apareció nunca más; supe por relatos que estuvo supuestamente en La Calamita pero nunca pudimos localizar nada de él".

Paulón había sido encarcelado antes del golpe del 1976, el 1º de mayo de 1975 en Villa Constitución, en el marco de la represión del Villazo. Luego fue puesto a disposición del Ejecutivo y estuvo preso hasta agosto de 1981. Con el retorno de la democracia, Paulón y otros dirigentes como Alberto Piccinini recuperaron la UOM de Villa Constitución en 1984 por el 84 por ciento de los votos.

El dirigente señaló a los jueces que "ahí comenzamos a tomar noción del papel que habían tenido las grandes empresas en la represión, que en esta zona estuvo muy orientada a los sindicatos, comisiones internas y cuerpos de delegados".

El actual secretario internacional de la CTA describió que en la región "confluyen dos hechos: el enfrentamiento de las bases obreras de Villa Constitución contra la burocracia sindical" y "la lucha por los derechos de los trabajadores".

Señaló que en 1975, durante el gobierno de Isabel Perón, "la Policía Federal tenía un destacamento en la planta de Acíndar, donde fueron detenidos alrededor de 100 compañeros. En esa época se estaban discutiendo las últimas paritarias", por lo que "para Villa el 24 marzo de 1976 fue una continuación pues la ciudad ya estaba militarmente ocupada". Luego aseveró que "los dueños del golpe fueron esos grupos de empresarios que prepararon el terreno", por eso "quienes estuvieron detrás de esto deben ser juzgados". Añadió que "los represores que van a ser condenados aquí fueron mandados por otros que se llenaron de plata porque hubo un proceso de concentración económica sin precedentes: antes del golpe había 35 empresas siderúrgicas y después quedó una y media: Acíndar". Y se preguntó: "¿Es casualidad que desde el directorio de Acíndar, (José) Martínez de Hoz haya pasado a ser ministro de Economía de la dictadura?".

"El crédito que solicitó desde Acíndar lo otorgó como ministro, después Domingo Cavallo estatizó esa deuda y la terminamos pagando todos. Este es el ciclo", graficó. "Este es el contexto que falta dilucidar, si no parecería que sólo había un grupo de policías y militares que salían a matar gente", agregó, y definió: "Lo de Villa fue una especie de Conquista del Desierto urbana".

Sin apelación

El financista Federico Elaskar, ex titular de la financiera SGI (conocida como La Rosadita") desistió de apelar el procesamiento en su contra por el delito de lavado de dinero, como una estrategia para acelerar los tiempos hacia el juicio oral y público. El otro procesado en la causa, Leonardo Fariña, ya había anunciado que no apelaría.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario